Cali

Primera semana con el Código de Policía deja 218 sancionados en Cali

Riñas y consumo de alcohol entre los más multados. Veedores ciudadanos opinan. Algunos en desacuerdo

Codigo de Policía en Cali

Hay cuatro tipos de multas en el nuevo Código de Policía y Convivencia. Las de tipo 1, por $98.360; tipo 2, $196.720; tipo 3, $393.440 y tipo 4, $786.880.

Foto:

Juan Bautista Díaz / EL TIEMPO

09 de agosto 2017 , 08:02 a.m.

En Cali se han impuesto 218 órdenes de comparendo por comportamientos contrarios a la convivencia desde el pasado 1° de agosto, cuando empezó a regir la parte sancionatoria del Código de Policía.

Según explicó el teniente Alberto Valero, capacitador del Código de Policía y Convivencia de la Policía Metropolitana de Cali, señaló que el comportamiento contrario a la convivencia que más tiene lugar en la ciudad sigue siendo el consumo de bebidas embriagantes y sustancias estupefacientes en el espacio público, con 111 órdenes de comparendo; seguido de las riñas, con 24; en tercer lugar se encuentra la posesión de sustancias estupefacientes, con 20; en cuarto puesto, el irrespeto a las autoridades, y en quinto lugar causar perturbación con ruido, que ha acumulado 17.

Según explicó, en algunos casos los comportamientos se derivan de un mismo procedimiento

“En la ciudad de Santiago de Cali a veces se generan fiestas donde se consumen bebidas embriagantes en espacio público, consecuentemente se incita a la riña o a generar confrontaciones violentas y se irrespeta a la autoridad en consecuencia del apoyo que realiza la Policía con ocasión de su intervención a dar solución a la tranquilidad de las personas”, dijo.

El oficial agregó que en parte de las 218 órdenes de comparendo se dio aplicación a la mediación policial, por lo que no se genera multa pero queda la notificación.


“Allí las partes eligen solucionar sus desacuerdos en el lugar de los hechos, por consecuencia de los mismos queda el registro de notificación de la orden de comparendo, pero no se aplica medida correctiva alguna porque se solucionó el conflicto, las partes quedan satisfechas y se restableció la convivencia. No necesariamente tienen que llevar a una multa”, indicó Valero.

Duván Vélez, edil de la Comuna 15, afirmó que se han presentado cambios notorios en los comportamientos de la comunidad desde la entrada en rigor de la parte sancionatoria del Código.

El líder aseguró que las personas no quieren verse afectadas en su economía por multas y por las consecuencias que trae el no pago de las mismas

La gente le ha mermado al volumen a los equipos y en los establecimientos están cerrando puntual. Se teme que la Policía, en aras de estrenar los talonarios sancionen a la gente por cualquier cosa. Los ciudadanos están tratando de comportarse mejor, pero temen que la Policía se dedique a perseguir a los ciudadanos de bien y deje de perseguir a bandidos”, aseguró.

Para Luz Betty Jiménez y Pablo Borrero, de la Veeduría Ciudadana por la Democracia y la Convivencia Social, la aplicación del Código.

“no ordenará en general el comportamiento ciudadano en el espacio público o que siendo privado trasciende a lo público, no influirá en el cambio de actitud de los individuos ni garantizará su libertad ni convivencia, en tanto sí cumplirá con una función sancionatoria que en muchos casos desborda las posibilidades de los infractores”, explicaron.

A su vez, William Mondragón, de la Asociación de Ediles de Cali, aseguró que en muchas zonas de Cali el Código aún no se toma en serio por parte de los ciudadanos.

Para la profesora Lina Martínez, directora del Observatorio de Políticas Públicas (Polis) de la Universidad Icesi, el nuevo Código de Policía y Convivencia tiene algunos problemas en su parte sancionatoria, al ser más rigurosos con ciertos comportamientos que con otros.

“Me parece valioso en énfasis en cultura ciudadana y convivencia, pero la cultura ciudadana no se construye a través del cobro de multas. Y si el cobro de multas fuera el camino, considero que no se equiparan los hechos que son sancionables y sus multas.

Bajo este nuevo Código es más caro obstaculizar la entrada de un bus que empezar una pelea, esto no se equipara ni con la gravedad del hecho ni con sus posibles consecuencias. No creo que este sea el mensaje de cultura ciudadana que se debería construir”, señaló.

Según explicó Martínez, la ciudad no está preparada para el pago de multas y, difícilmente, el nuevo Código logrará cambiar los comportamientos.

“Ni los ciudadanos tienen una cultura de pago de multas, ni la administración local tiene la capacidad de hacerle control a los innumerables actos que busca controlar”, afirmó.


CALI

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA