Cali

Polémica por plan piloto contra ‘paras’ en Pacífico

Comunidades de El Playón, en Tumaco, denunciaron que ‘paras’ están en zonas rurales y urbanas.

Puente Nayero, Buenaventura

En el sector de Puente Nayero, en Buenaventura, los controles los hace la Policía, con apoyo de Fuerzas Militares y de la Armada.

Foto:

Santiago Saldarriaga / EL TIEMPO

09 de abril 2017 , 11:13 p.m.

En los dos puertos del Pacífico colombiano –Buenaventura, en el Valle del Cauca, y Tumaco, en Nariño– hay incertidumbre por el anuncio que hicieron las Farc sobre un compromiso que aseguran fue pactado con el Gobierno Nacional de impulsar allí lo que denominaron planes piloto contra el paramilitarismo.

La inquietud se debe a que tanto autoridades municipales como departamentales de esas regiones manifestaron que no están al tanto de dicho compromiso, que habría sido de manera verbal, como lo sostuvieron ‘Jesús Santrich’ (Seusis Pausivas Hernández) e ‘Iván Márquez’ (Luciano Marín), miembros del secretariado de las Farc que han hecho parte de los diálogos de paz con esta guerrilla en La Habana, Cuba.

De acuerdo con los voceros del grupo guerrillero, estos dos municipios son claves porque aún son blanco de los grupos paramilitares a los que las Farc se enfrentaron en las últimas décadas, muchos de los cuales se organizaron en bandas como ‘clan Úsuga’ o ‘la Empresa’, que han protagonizado macabros crímenes en cuatro años.

Pese a que la Policía y la Alcaldía de Buenaventura resaltaron que la violencia en el puerto ha mermado y que no se han reportado muertes con desmembramientos en 2016 y este año, la población aún recuerda las llamadas ‘casas de pique’ (construcciones palafíticas de madera sobre el mar para asesinar personas y desaparecerlas), un hecho que motivó al presidente Juan Manuel Santos a ordenar la militarización del puerto en el 2014.

Sobre medidas contra el paramilitarismo, ‘Márquez’ dijo: “Hemos pedido del Gobierno una reacción contundente y hasta ahora, hay que decirlo, las autoridades han permanecido un poco indiferentes”.

Agregó que “es un plan piloto que hemos convenido en la mesa de La Habana, pero no está escrito en el papel”.

‘Márquez’ reiteró que las Farc esperan que este plan pueda ser una realidad “para disipar un factor que puede interferir en el sueño de todos los colombianos de llegar a nuestra reconciliación”.

‘Santrich’ manifestó que “el Gobierno debe comenzar a implementar acciones de orden judicial” contra paramilitares.

No obstante, la secretaria de Gobierno del Valle, Noralba García, dijo que desconoce el plan piloto del que hablan las Farc para Buenaventura, un municipio de 600.000 habitantes que, de acuerdo con la funcionaria, ha venido presentando una disminución de la criminalidad, “se han venido desmantelando bandas con la Policía”. Precisamente, hace tres años, la tasa de asesinatos en Buenaventura era de 41 por cada 100.000 habitantes y en el 2015, según el Instituto Nacional de Medicina Legal, se redujo a 21 por cada 100.000 porteños (la cifra más actualizada).

La Policía del Valle informó que acciones contra las bandas se mantienen y anotó que en dos años se lograron más de 80 capturas relacionadas con estos grupos.

No obstante, García valora la iniciativa de un plan contra el paramilitarismo, aunque reiteró que en este momento a Buenaventura lo está golpeando más el desplazamiento de decenas de familias por la violencia procedente del litoral de San Juan, en Chocó, que limita con el Valle.

Al igual que la secretaria García, el gobernador de Nariño, Camilo Romero, dijo desconocer el plan contra el paramilitarismo. Pero Romero reconoce que es una necesidad, no solo contra estos violentos, sino contra todo grupo armado que pone en riesgo la vida de la ciudadanía.

Mientras las autoridades de Tumaco y Buenaventura indicaron que no han bajado la guardia contra la criminalidad, líderes sociales de ambos municipios del Pacífico denunciaron, de nuevo, amenazas, al parecer de ‘paras’.

En Buenaventura, Luis Yasmani Grueso, quien vive en Puente Nayero, la zona insular declarada desde el 2014 ‘Espacio humanitario’ para expulsar a los violentos, dijo que él y otra docena de líderes del puerto están amenazados.

Así mismo, comunidades de El Playón, en Tumaco, denunciaron que ‘paras’ están en el área, tanto rural como urbana. Dijeron, además, que estos grupos estarían rondando la zona veredal para las Farc que está justamente en El Playón. Vecinos de esta región, que temen dar sus nombres, advirtieron allí presencia del ‘clan Úsuga’ y del grupo criminal llamado ‘los Negritos’. También estarían cerca de la zona veredal La Paloma, en Policarpa, Nariño.

CAROLINA BOHÓRQUEZ
Corresponsal de EL TIEMPO
Cali

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA