Cali

Jacqueline Vidal, 14 años al frente del legado de Enrique Buenaventura

Nacida en Marsella, Francia, conoció al dramaturgo y el amor la trajo a Cali para no irse.

Jacqueline Vidal de Buenaventura

Jacqueline sigue fiel a la frase de su esposo Enrique Buenaventura: “si una obra no le gusta a un niño no sirve”.

Foto:

Juan Bautista Díaz / EL TIEMPO

02 de agosto 2017 , 12:31 p.m.

A Jacqueline Vidal, nacida en Marsella (Francia), el amor le llegó del otro lado del mar, a los 22 años.

Eran los años 60 cuando conoció al dramaturgo caleño Enrique Buenaventura, invitado por el Teatro de las Naciones, de París, a presentar dos de sus obras teatrales.

De eso hace casi 60 años y en ese entonces Buenaventura, poeta, pintor, narrador, escritor y dramaturgo, a sus 35 años, ya era reconocido en Colombia y el exterior por su trabajo en el teatro y como fundador del TEC, que en sus inicios se identificaba como el Teatro Escuela de Cali, sigla que tiempo después se transformó en el Teatro Experimental de Cali.

En ese importante festival, Buenaventura fue acreedor de una beca de un año para vivir la experiencia del teatro en todo Europa. Entre risas, Jacqueline dice que “los europeos se lo querían robar”.

Sin embargo, en medio de su experiencia recibió una carta desde Colombia. Le decían que debía volver a Cali pues en caso de no hacerlo el TEC cerraría sus puertas.

Regresó al país y eso sí, le prometió a Jacqueline que su nueva vida sería en Colombia. “Me acuerdo que él me dijo: me voy y te mando el pasaje. !Todavía me debe el pasaje de regreso”, termina de decir entre risas.

Hoy Jacqueline lleva más de 50 años en ‘La Sucursal’, lugar al que llegó para nunca abandonar

Tras la muerte del maestro, el 31 de diciembre de 2003, Jacqueline asumió el manejo del legado histórico, literario y lleno de arte que dejó Buenaventura.

Su cuerpo menudo esconde una vitalidad que en estos 15 años le ha permitido mantener vivo el TEC, una labor en la que tiene todo el apoyo de un equipo de amantes del teatro y del legado del maestro que le dio reconocimiento internacional a Cali y su teatro.

Todos hacen parte de la familia Buenaventura, la familia TEC.

Como parte de esta labor, el TEC creó el Centro de Investigación Teatral Enrique Buenaventura (Citeb), en el que todos trabajan para conservar su producción artística y literaria.

Reconocen que a veces resulta difícil entender sus manuscritos. Es una colección de más de 3.000 títulos, en la que trabajan a diario como fuente de creación y desarrollo de nuevos productos teatrales para el TEC.

También es la base para la publicación de un libro con la obra que el maestro dejó a Cali y el mundo.

Finalmente, la mujer del teatro ‘buenaventuresco’ sigue viviendo por medio de su pasión, amor que llevará consigo toda su vida.

Asegura que su esposo no la ha abandonado pues aunque no está físicamente, su presencia sigue siendo fuerte para ella y el equipo TEC y seguirá siendo así mientras su legado continúe.


María José Gonzáles Orózco
Para EL TIEMPO 
CALI

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA