Cali

El crimen que tumbó al subcomandante de Policía de Bogotá

El profesor Francisco Ocampo, primo del senador Iván Cepeda, fue reportado como miembro de banda.

Francisco Javier Cepeda

El docente aún es recordado por sus amigos, compañeros y familiares

Foto:

Archivo familiar

10 de agosto 2017 , 08:16 a.m.

Eran cerca de las 3:30 de la madrugada del domingo 4 de agosto de 2013, cuando el profesor Francisco Javier Ocampo Cepeda salió junto a su hijo y un amigo a caminar hasta el sector de Pance, en Cali, como lo hacía habitualmente.

Un paseo que, sin pensarlo, le costó la vida. Cuando iba por el barrio Brisas del Limonar, en la avenida Simón Bolivar, en el sur de Cali, una balacera entre policías y una banda delincuencial los dividió. En la carrera, padre e hijo tomaron caminos distintos. Ocampo Cepeda resultó muerto.

Según las primeras versiones entregadas por la Policía, el docente tenía en su poder una pistola 9 milímetros marca Taurus y un maletín donde encontraron un panfleto extorsivo a nombre de la banda 'los Rastrojos'.

Esta es una versión que de inmediato fue rechazada por la comunidad estudiantil y docentes de los colegios Lacordaire y Antonio José Camacho, instituciones donde el profesor había trabajado.

Ellos defendían al profe Ocampo Cepeda asegurando que era un ‘falso positivo’ de las autoridades caleñas

"Una cosa es lo que piense la familia con suposiciones y otra la que diga la investigación. La investigación dice que él llevaba un arma en su poder”, dijo en su momento el entonces comandante de la Policía Metropolitana de Cali, general Fabio Alejandro Castañeda, quien insistía en la primera versión. 

Francisco Javier Cepeda

Su energía y alegría lo caraterizaban en los pasillos de las instituciones educativas

Foto:

Archivo familiar

Según el profesor James Angulo, del Instituto Técnico Antonio José Camacho, el docente era un amante de los derechos humanos y trabajaba por la convivencia en las aulas de clase.

“Le gustaba la justicia y le gustaba saber que el débil era respetado y la mujer fuera valorada (…); cuando encontraba a dos alumnos peleando los sentaba, les hacía caer en cuenta de su error y buscaba el diálogo”, dice el docente Angulo.

Diferentes protestas se adelantaron esos días en la ciudad acompañando las denuncias que interpuso su familia, hasta que la Fiscalía 124 de la Unidad de Derechos Humanos de Cali cuestionó a la Policía por la muerte del profesor y la supuesta alteración de la escena del crimen.

Francisco Javier Cepeda

Los docentes hicieron varios reclamos y exigieron justicia por la muerte de su docente, a quien manifestaron su cariño

Foto:

Santiago Saldarriaga /Archivo El Tiempo

El Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía (CTI) realizó la reconstrucción del crimen basado en pruebas de balística, reconstrucciones topográficas y análisis al cadáver, en el cual no encontraron rastros de pólvora. A su vez dedujeron que el arma y los panfletos habrían sido puestos en el lugar de los hechos por los mismos uniformados.

'Pacho', como le decían de cariño sus alumnos, era calmado pero a la vez con una gran dosis de alegría, líderaba procesos con los estudiantes y amaba compartir historias

“Sus clases comenzaban muy puntuales. A parte de la exigencia, lo que hacía que le tuviéramos cariño era su interés de que saliéramos adelante, no le gustaban los pleitos, amaba la resolución de conflictos, por eso cuando ocurrió lo de su muerte nos sorprendió mucho”, dice Javier Medina, uno de sus exalumnos.

Padre de dos hijos, que hoy tienen 22 y 17 años, lideraba programas contra el acoso escolar, además dictaba charlas de responsabilidad, convivencia y cultura ciudadana, siendo a su vez mediador entre los estudiantes de los colegios Camacho y Santa Librada para que no se enfrentaran.

Después del asesinato de Javier, estuvimos mucho tiempo tocando puertas y buscando que se esclarecieran los hechos y que se protegiera a su familia 

"Después del asesinato de Javier, estuvimos mucho tiempo tocando puertas y buscando que se esclarecieran los hechos y que se protegiera a su familia y nos alegra saber que hoy avanza ese proceso judicial", dijo Cepeda.

El mismo día del hecho trágico murió el policía Olmer Oliverio Blanco, como también resultó herido el patrullero Julián Andrés Alzate.

Según Janeth Polanco, líder del Sindicato Único de Trabajadores del Valle del Cauca, Sutev y defensora de los derechos humanos, expresó su preocupación, pues este hecho refleja, según ella, la debilidad en las instituciones de seguridad del país.

Francisco Javier Cepeda

La muerte del profesor Ocampo Cepeda unió a la comunidad estudiantil en varios momentos de oración y vigilia

Foto:

Santiago Saldarriaga /Archivo El Tiempo

“Nos alegra que este vil asesinato después de cuatro años se comience a esclarecer, pero también pedimos que se aclaren los otros crímenes contra docentes en todo el país”, dijo Polanco.

A su vez, indicó que en los últimos años, en el Valle del Cauca, van más de 50 profesores muertos de los cuales no se tiene claridad del qué, cómo ni el por qué los asesinaron.

“Actualmente son poco más de 200 docentes amenazados por su cátedra y sus enseñanzas en el valle del Cauca. Esto no puede seguir así”, aseguró.

Por su parte, la familia del profesor Ocampo Cepeda tuvo que salir del país por cuestiones de seguridad y desde el extranjero hacen votos para que el nombre de su familiar sea limpiado.

En total ocho patrulleros, un intendente, un teniente coronel y un mayor los investigados por la Fiscalía deberán responder por los delitos de homicidio agravado y alteración de la escena del crimen.

Actualmente son poco más de 200 docentes amenazados por su cátedra y sus enseñanzas en el valle del Cauca. Esto no puede seguir así

Subcomandante de la Policía, capturado por asesinato de primo de Iván CepedaSubcomandante de la Policía, capturado por asesinato de primo de Iván Cepeda
William Sánchez

Mientras que los detenidos en el comando de la Mecal son los patrulleros Juan Caro Zapata, Héctor Alexander Giraldo Castrillón, Jonathan Areiza Caicedo, Elkín Contreras Rodríguez, Alexander Morales Reina, Jhoan Ortiz Restrepo, Jesús Clemente Muñoz.

Por el mismo caso, también fue capturado el actual comandante de la Policía de Vichada, Carlos Mora.

“La memoria del profe Ocampo vive, seguirá viviendo, porque sus cátedras se extenderán por todas las cabezas pensantes que nos dejamos llenar de su sabiduría”, dijo su exalumno.

CALI 

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA