Cali

El Cauca y Nariño tienen potencial en ‘Cacao para la paz’

Proyecto en el que participa el CIAT, con Estados Unidos y la UNODC para trabajar mapeo de suelos.

El científico Paul Chavarriaga explica los avances de la edición de genomas en el CIAT al ministro consejero de la Embajada de E.E. U.U., Philip Laidlaw, y al delegado de UNODC, Bo Mathiasen.

El científico Paul Chavarriaga explica los avances de la edición de genomas en el CIAT al ministro consejero de la Embajada de E.E. U.U., Philip Laidlaw, y al delegado de UNODC, Bo Mathiasen.

Foto:

Juan B. Díaz. EL TIEMPO

14 de junio 2018 , 07:59 a.m.

El litoral de Cauca y de Nariño es una de las regiones del país donde se cultiva cacao, pero con un potencial de aumentar la producción y de ser uno de los cultivos viables para la sustitución de la coca.

Este es el propósito que atrajo al gobierno de Estados Unidos con su Departamento de Agricultura (USDA) para financiar el grupo de científicos que durante los próximos 18 meses, es decir, en año y medio, construirán el ‘Mapeo de suelos y genético’ dentro de ‘Cacao para la paz’.

Este último es el programa en el que, precisamente, el USDA ha venido interviniendo con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la Universidad de Purdue, también en el país anglosajón, y el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), ubicado en el sur del Valle del Cauca.

El ministro consejero de la Embajada de Estados Unidos en Colombia, Philip Laidlaw.

El ministro consejero de la Embajada de Estados Unidos en Colombia, Philip Laidlaw.

Foto:

Juan B. Díaz. EL TIEMPO


El objetivo de ‘Cacao para la paz’ es mejorar el bienestar de la población rural por medio de procesos de desarrollo agrícola que son inclusivos y sostenibles con impactos positivos en los ingresos para los productores de cacao, oportunidades económicas para economías rurales, estabilidad y paz.


Y este mapeo, como lo afirmó el ministro consejero de la Embajada de Estados Unidos en Colombia, Philip Laidlaw, es fundamental porque permitirá identificar cuáles son los suelos aptos para producir más cacao, un fruto que es viable en el país, debido a que es propio de los climas tropicales. Además, como lo resaltó el alto funcionario, es una de las opciones agrícolas que puede generar más rentabilidad a los productores colombianos, en este caso, por ejemplo, a los campesinos del Cauca y de Nariño, como los del puerto de Tumaco, donde ya se siembra cacao.

Es una de las opciones agrícolas que puede generar más rentabilidad a los productores colombianos

Pero el mapeo que arrancó en este mes implica un piloto con 200 familias, gran parte de ellas, campesinos e indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta, entre arhuacos, kogis y otros de los pueblos étnicos de esta región en el Caribe colombiano.

“El gobierno de Estados Unidos ha venido colaborando con el CIAT en proyectos desde hace más de 50 años y este es uno de esos proyectos para estudiar información de suelos, recursos hídricos y con estudios genéticos para que los cultivadores de cacao puedan identificar dónde sembrar. Aumentan su productividad y hacerlo puede llevar que el país pueda construir la paz”, dijo el Ministro Consejero de la Embajada. En esta gran apuesta también interviene la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), por el interés en la sustitución de cultivos. Es así que su representante en Colombia, Bo Mathiasen, sostuvo que se empieza por la Sierra Nevada porque desde hace un año, el acceso a las comunidades permitió que se propusiera el mapeo.

Este trabajo de identificar las zonas productoras de cacao tiene un costo de unos 500.000 dólares (más de 1.425 millones de pesos), de acuerdo con la científica brasileña Mayesse Da Silva, quien hace cinco años está radicada en el Valle del Cauca, adelantando proyectos con el CIAT. “El mapeo ya está en marcha y en un mes arrancamos el trabajo en campo”, dijo la investigadora que recordó que el año pasado, dentro de ‘Cacao para la paz’, se impulsó un análisis de la cadena productiva del cacao en el país, entre USAID, CIAT, Universidad de Purdue y USDA.

La investigadora del CIAT Mayesse Da Silva con el delegado de la UNODC, Bo Mathiasen.

La investigadora del CIAT Mayesse Da Silva con el delegado de la UNODC, Bo Mathiasen.

Foto:

Juan B. Díaz. EL TIEMPO

El mapeo ya está en marcha y en un mes arrancamos el trabajo en campo

Según el estudio, el cacao tiene presencia en gran parte del territorio colombiano, ha existido por milenios y cuenta con una demanda interna arraigada profundamente en la tradición histórica del consumo de chocolate de mesa. Sin embargo, “los esfuerzos recientes para promover el sector del cacao en Colombia, se han enfocado más en la expansión de la producción del cacao que en alcanzar el manejo poscosecha, el establecimiento de organizaciones productoras y los nichos de mercado. Por eso, a pesar de las intervenciones, el sector sigue desarrollándose por debajo de su potencial".

Laidlaw y Mathaisen esperan que el mapeo permita replicar la producción de cacao en otras zonas del país. La idea es continuar por Córdoba y Antioquia, y animar a los cacaoteros del suroccidente a responder a los mercados con calidad.

CAROLINA BOHÓRQUEZ
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
CALI

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA