Cali

Datos curiosos sobre dos ranas muy venenosas

Uniandes y Celsia unidos en este trabajo; ranas, en amenaza de extinción, están en Cauca y Valle

Ranas

Rana 'Oophaga lehmanni'

Foto:

Cortesía Celsia

19 de febrero 2018 , 06:30 a.m.

Terminó la primera fase de investigación sobre dos especies de ranas venenosas colombianas que están en la categoría de amenaza de extinción, una solo existe en Anchicayá, en el Parque Nacional Natural Farallones, y la otra se encuentra en el Cauca y el sur del Valle.

Este trabajo sobre las ranas 'Oophaga lehmanni' y la venosa dorada, controladoras de insectos y cuyo veneno tiene uso medicinal, fue adelantado por la Universidad de los Andes, con el apoyo de Celsia.

La investigación permitió descubrir que el área donde se encuentra la rana 'Oophaga lehmanni' es mucho más reducido del que se creía y que se han cruzado más de una vez con otra especie de la región, lo que ha dado origen a un nuevo linaje, mientras la rana dorada, por el contrario, se encuentra en una zona más amplia de la que se esperaba y que su alimentación no depende de forma específica de los insectos.

“Los alrededores de las centrales hidroeléctricas se han convertido en una especie de refugio para la rana lehmanni”, señaló el director del Grupo de Investigación en Herpetos de los Andes, Adolfo Amézquita, pero advirtió que el hecho de que estas poblaciones no se puedan cruzar con otras cercanas por la deforestación o el tráfico ilegal de la especie, puede poner en riesgo su variabilidad genética.

La 'lehmanni' no se encuentra en el centro del Chocó, como se creía hasta ahora, lo que reduce de forma dramática su área de distribución a unos pocos kilómetros cuadrados.

Aunque ya se sabía que las poblaciones de esta rana varían de color, de amarillo y naranja hasta rojo, ahora los datos recogidos sugieren que parte de esta diversidad se debe a que se han cruzado más de una vez con otra especie de la región, la rana payasita (Oophaga histriónica), lo que ha dado origen a un linaje único.

En el caso de la venenosa dorada, la vieron hasta en el área urbana de Timbiquí; se corroboró que existen diferencias en su coloración que no está asociadas a la variación de la dieta; al parecer, no dependen de una dieta especializada en insectos como se pensaba hasta ahora, consumen de lo que hay en el bosque y algunas especies digieren hormigas.

"Es gratificante saber que las poblaciones de la 'lehmanni', que están en los alrededores de las hidroeléctricas son las que se encuentran en mejor estado de conservación", dijo la líder socio ambiental de Celsia, Beatriz Orozco.
.

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA