Cali

‘No hemos perdido la confianza en Colombia’

Fernando Poma, vicepresidente de Real Hotels and Resorts, evalúa la inversión en el país.

Fernando Poma

Fernando Poma dijo que quieren seguir haciendo negocios en el país, pero tienen que ser rentables.

Foto:

Santiago Saldarriaga / EL TIEMPO

20 de marzo 2017 , 02:38 a.m.

En junio, el centro comercial multiplaza La Felicidad abrirá sus puertas en el occidente de Bogotá, donde se invierten cerca de 200 millones de dólares. En octubre se dará al servicio, en Medellín, el hotel Marriott, que demandó 40 millones. Detrás de estas obras están los inversionistas salvadoreños del Grupo Poma.

Fernando Poma, vicepresidente de Real Hotels and Resorts, división hotelera del Grupo habló de la variable carga impositiva en Colombia y de cómo les ha afectado la devaluación del peso.

El Grupo entró al país en el 2007, ¿cuál es el balance?

Nos ha ido bien. En el 2005 empezamos a analizar a Colombia, vimos una oportunidad, un país muy diferente al de diez años atrás y nos recibieron con los brazos abiertos. Vimos que no había oferta hotelera de la que debería tener una ciudad como Bogotá, había mucho hotelito pequeño, pero ninguno grande con marca internacional reconocida, como Marriott.

¿Cuáles han sido los mayores retos?

El cambio en las políticas fiscales.

¿Esperaban que no cambiaran tanto las reglas?

Sí. Además, que hubiera predictibilidad, que las premisas con las que se analizó la inversión se mantuvieran a largo plazo, y que existiera una carga impositiva razonable con el tipo de inversión.

¿Estos factores les han frenado proyectos?

El inversionista, en general, busca dos cosas: rentabilidad y predictibilidad, es decir, poder predecir lo que va a pasar en 10 o 20 años. La incertidumbre ahuyenta la inversión.

¿El proceso de paz aleja esa incertidumbre?

Puede traer una nueva era para Colombia, pero es importante que la carga impositiva sea razonable, porque si no será más rentable hacer proyectos en otros países.

¿La nueva reforma tributaria los asustó?

Nos tiene un poco en pausa.

Con el proceso de paz se puede llegar a más rincones en el país. ¿Hay algún sitio para un nuevo hotel?

Lo que nos interesa para el tema hotelero son las ciudades más importantes, y creo que con el proyecto de Medellín ya las vamos a cubrir.

¿Qué pasó con Bucaramanga?

No logramos conseguir un terreno a precio razonable en una ubicación que nos gustara, hay escasez de terreno y, a veces, financieramente si le sumamos todos los factores, el costo de la tierra, los impuestos, el costo de la deuda, la devaluación, si sumamos todas esas cosas hay proyectos que, financieramente, ya no salen.

¿Nada hacia el futuro entonces en Colombia?

Depende un poco de la situación del país. Nosotros lo que no queremos es equivocarnos. Queremos crecer sintiéndonos seguros de lo que estamos haciendo.

¿Cómo les ha ido con el Marriott de Cali?

Bien; excepto con el tema de la devaluación, nosotros, siendo una empresa extranjera, invertimos en dólares y tratamos de sacar nuestra utilidad en dólares; cuando invertimos en este hotel estaba a 1.800, ahora está a 3.000 por dólar, la tarifa promedio de este hotel, vista en dólares, ha caído 60, 70 por ciento de lo que era cuando el peso estaba a 1.800.

¿Pero no han perdido la confianza en el país?

No hemos perdido la confianza en Colombia, nos encanta y queremos seguir haciendo cosas, pero tienen que ser rentables; tenemos que tener cuidado de que se mantengan realmente las reglas del juego.

¿Cuál es la fórmula del Grupo Poma?

Tenemos una disciplina estratégica, no nos metemos en 20 negocios diferentes; estamos en automóviles, hotelería y bienes raíces. Hacemos una expansión geográfica en esos rubros. Tratamos de conocer bien nuestros negocios y de hacer las cosas cuando todas las estrellas están alineadas; nosotros no estamos tomando riesgos innecesarios. Preferimos frenar y no hacer nada, que hacerlo y fracasar. Tenemos un colador muy fino.

En A. Latina y el Caribe

“Estamos analizando algunos otros países, nos gusta Perú; estamos viendo algunas oportunidades en Argentina, que ha pasado por momentos difíciles, pero en los momentos difíciles es donde uno encuentra las gangas. Acabamos de terminar el hotel fabuloso de República Dominicana, un país que nos encanta, tiene una continuidad política, crecimiento económico de los más altos de Latinoamérica, impuestos bajísimos, una moneda bastante estable y tasas de interés en dólares muy bajas”.

GLORIA INÉS ARIAS
Corresponsal EL TIEMPO
Cali

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA