Cali

A la cárcel, líder indígena de Cauca por falsa denuncia de atentado

La Fiscalía indicó que presuntamente habría fingido un ataque en su contra, en 2017, en Caloto.

En la denuncia se había informado que el presunto atentado habría ocurrido en el norte del Cauca.

En la denuncia se había informado que el presunto atentado habría ocurrido en el norte del Cauca.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

14 de febrero 2018 , 07:30 a.m.

La Fiscalía General de la Nación informó que la líder indígena y defensora de los derechos humanos Nilza Ul Zape fue enviada a la cárcel junto con su escolta, Nelson Ramírez Paz, por presuntamente fingir un atentado el año pasado, en Caloto, en el norte del Cauca.

Los hechos por los que se les acusa a la comunera del resguardo de Huellas Caloto y su escolta sucedieron el pasado 14 de julio del 2017, en el sector El Crucero, en la vía que conduce a la vereda Morales en Caloto.

De acuerdo con la Ficalía, la supuesta falsa denuncia habría tenido relación con un  ataque por parte de dos hombres que vestían de negro y que portaban armas de largo alcance, en el que resultó herido el funcionario en su brazo izquierdo y la camioneta de la Unidad Nacional de Protección (UNP) fue impactada  con 15 disparos por arma de fuego.

Después de investigar el caso, la Fiscalía logró establecer que las declaraciones de los dos testigos no eran consistentes con las evidencias que especialistas en balística forense encontraron en la camioneta.

“Tras encontrar algunas inconsistencias en las declaraciones de los testigos, la Fiscalía con el apoyo de peritos en balística forense verificó que al parecer el vehículo, al momento de recibir los impactos, se encontraba estacionado y desocupado; que una de sus puertas impactada estaba abierta y que la herida del escolta fue producida a menos de 40 cm”, afirmó Leonardo Vergara, director seccional de Fiscalías en Cauca.

El experto agregó que si la líder indígena hubiera estado en la camioneta habría resultado gravemente herida o muerta, pues al automotor le dispararon en repetidas ocasiones con fusil.

Tanto a Zape como a Ramírez Paz, les fue imputado los delitos de falsa denuncia, fraude procesal, fraude a subvención y fabricación, tráfico o porte de armas de fuego de uso privativo y de defensa personal agravados.

Por determinación del juez, los hoy procesados deben cumplir la medida de aseguramiento en establecimiento carcelario, los cuales podrían afrontar penas mínimas de 22 años de cárcel, que deberán cumplir en los centros penitenciarios San Isidro y La Magdalena en Popayán.

POPAYÁN

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA