Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 07:43 a.m. - jueves 24 de abril de 2014

Colombia 01:26 a.m.

Historiadores hablan de relación de Boyacá y EL TIEMPO

Historiadores hablan de relación de Boyacá y EL TIEMPO

Como sucedió en el resto del país, la edición de los cien años de EL TIEMPO se agotó en Boyacá.

Foto: Rodolfo González Prieto / Boyacá 7 días

Jaime Vargas Izquierdo, Javier Ocampo López y Carlos Ballesteros evocan historia de EL TIEMPO.

"Desde cuando yo era un adolescente ya oía gritar EL TIEMPO por las calles de Sogamoso. En los años 30 el periódico valía tres centavos y luego subió a cinco", recuerda el historiador sogamoseño y ex rector del Colegio de Sugamuxi Jaime Vargas Izquierdo.

Dice que entonces, y por muchos años, el agente de EL TIEMPO en la ciudad era Alcibíades Bernal. "En esos años EL TIEMPO era voceado. En Sogamoso eran muy devotos y leales hasta cuando se incendió y se clausuró para dar paso al Intermedio, que tuvo la misma acogida", señala.

Agrega que EL TIEMPO llegaba a Sogamoso en el Ferrocarril del Nordeste, que arribaba a las 2:00 de la tarde, pero que aún así era esperado y leído con gran expectativa.

Comenta que por esas circunstancias el periódico para los sogamoseños no era un diario matutino, sino casi que un vespertino.

"En Sogamoso siempre ha habido corresponsales de EL TIEMPO, como Humberto Plazas Olarte, Rafael Parrado y Noel Antonio Pongutá. Luego vino Henry Sánchez Olarte, quien organizó una verdadera agencia del periódico y hacía las veces de corresponsal", dice el Historiador.

Afirma que Sogamoso ha sido muy fiel a EL TIEMPO.
"Era el pan de cada día de los sogamoseños: no había desayuno sino llegaba EL TIEMPO", manifiesta Vargas Izquierdo.

El profesor Jaime es de los suscriptores más antiguos de EL TIEMPO en Sogamoso: lleva más de 30 años.

El presidente de la Academia Boyacense de Historia, Javier Ocampo López, también manifiesta la importancia que ha tenido EL TIEMPO para Boyacá y el departamento de Boyacá para EL TIEMPO.

"Boyacá es muy importante para EL TIEMPO porque acá fue prácticamente donde se originó este periódico a través de La Linterna y lo inició el tío abuelo del hoy presidente Juan Manuel Santos Calderón", explicó Ocampo López.

El hijo de EL TIEMPO

A pesar que desde el domingo en la noche los alcaldes, diputados, gobernador, representantes y senadores saben que fueron electos, ellos no lo creen hasta que no lo ven publicado en Boyacá 7 días.

La anécdota electoral que ya se ha convertido en una constante en este departamento para cualquier tipo de información resume la importancia que ha adquirido este tabloide perteneciente a Casa Editorial EL TIEMPO.

Y es que durante 18 años Boyacá 7 días se ha consolidado como el medio periodístico más importante de Boyacá hasta el punto que no hay hijo de estas tierras que desde el exterior no se entere de la actualidad del departamento en la sección de Boyacá en el portal de eltiempo.com.

Boyacá 7 días nació como semanario en 1993 y fue tal su éxito que en 1997 tuvo que lanzarse una segunda edición para convertirlo en el bisemanario de los boyacenses.

En la actualidad el hijo de EL TIEMPO se alista para presentar a los boyacenses un nuevo rediseño.

EL TIEMPO, un gran aliado de Sogamoso

Tras haber laborado en Medellín y Pereira, llegué a la Casa Editorial EL TIEMPO en 1974 para ser su corresponsal en Sogamoso, gracias a la generosa "intermediación" del entonces corresponsal en esta ciudad, Henry Sánchez Olarte, quien para la época asumía la representación del periódico en Boyacá.

Desde entonces empecé una tarea profesional de 17 años al servicio de esa centenaria empresa bajo la tutela de Don Enrique Santos Castillo -editor general del diario. Curiosamente -por un sentimiento eminentemente político, de sangre liberal-, Sogamoso y La Dorada (Caldas) eran las únicas ciudades no capitales de departamento donde el periódico tenía corresponsales.

Don Enrique, de manera particular, siempre estuvo interesado en saber qué pasaba por estos lados, por lo que frecuentemente, vía telefónica, preguntaba: "Ballesteros, ¿qué hay de nuevo por allá?". "¿Cómo va Acerías?", y una pregunta que no faltaba era esta: "¿cuántos periódicos estamos vendiendo en esa ciudad?".

En las reuniones de corresponsales realizadas en Bogotá, la principal recomendación no era otra que sus representantes en las regiones nos preocupáramos por impulsar todo cuanto significara progreso y bienestar para las comunidades.

Durante estos 17 años de servicios a EL TIEMPO nos tocó "padecer" el protagonismo que don Enrique Santos propició a favor de María Izquierdo, atraído por la tenacidad de esta mujer.
El director emérito de EL TIEMPO, don Roberto García Peña, solía ejercer su jerarquía para averiguar por la suerte del municipio de Santa Rosa de Viterbo.

Estas líneas son una breve muestra de lo importante que nuestra región ha sido para la Casa Editorial EL TIEMPO, tanto que llegó a hacer realidad el periódico Boyacá 7 días, para constituirlo como el vocero más eficaz para los anhelos de progreso de las gentes de esta parte del país.

*Ex periodista de EL TIEMPO.

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper
Paginar