Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 08:45 p.m. - jueves 24 de abril de 2014

Colombia 10:56 p.m.

Agencia Nacional de Infraestructura defiende vía perimetral de oriente

Agencia Nacional de Infraestructura defiende vía perimetral de oriente

Expertos, veedores y ambientalistas han criticado la construcción de una vía al oriente de Bogotá. El presidente de la ANI asegura que mejorará la movilidad dentro de Bogotá.

Foto: Diego Santacruz / EL TIEMPO

"Cundinamarca la desea (vía Cáqueza-La Calera)", dice presidente de la entidad, Lus F. Andrade.

El proyecto de la Nación para construir una vía al oriente de Bogotá que conectará a La Calera con Cáqueza, ha generado rechazo entre algunos veedores, expertos y ambientalistas.

Luis Fernando Andrade, presidente de la Agencia (ANI), despeja dudas sobre la obra y les pide a esos sectores que "no se frene el progreso".

¿Por qué la Nación priorizó esa vía?

Hay dos propósitos: conectar a los Llanos Orientales con el norte del país y fortalecerá la productividad en poblaciones de Cundinamarca. Por ejemplo, Fómeque, el mayor productor avícola del departamento, no puede sacar o traer productos por el mal estado de las carreteras.

¿Qué mejorará?

Construiremos ocho viaductos para mejorar algunas curvas que ayudarán a aumentar los promedios de velocidad. Hoy, del norte de Bogotá a Cáqueza hay dos horas de recorrido por la avenida Caracas, pero con este proyecto será de menos de una hora. Mejorará el turismo en esa zona y bajarán los costos de transporte de productos agrícolas.

¿La vía atraviesa zonas de reserva o de páramos?


No. En realidad sigue casi el mismo trazado de la vía que hoy ya existe. Hicimos el trámite con el Ministerio de Medio Ambiente, éste aprobó el trazado y, después de un análisis, determinó no se necesitaban estudios ambientales.

Solo en Choachí nos pidieron estudio de alternativas porque el trazado pasaba por la mitad del municipio, así que haremos una variante.

¿Por qué se añaden dos nuevos tramos al proyecto original?


Aprobamos rehabilitar tramos adicionales: uno entre el el santuario
de Guadalupe (Bogotá) hacia Choachí y otro entre Sesquilé y el valle de Sopó. Fue una petición del gobernador Álvaro Cruz.

No cambiaremos trazados ni ampliaremos calzadas y por eso aceptamos intervenirlos. Cada tramo costará 45.000 millones de pesos y tendrá un peaje apenas para hacerle mantenimiento a la vía.

¿Ya saben qué predios afectará la construcción?

Estamos en una etapa de factibilidad y el concesionario, que será internacional, se encargará de los estudios de detalle. Solo entonces sabremos qué predios se afectarán.

La vía atrae viviendas nuevas, ¿qué pasará con el agro?

Las decisiones del uso del suelo son de los municipios y sus Planes de Ordenamiento Territorial (POT). De todas formas, no le veo el problema a que haya más turismo, más industria, más vivienda. El país está muy rezagado en carreteras, ¿cuál es el problema con el progreso?

¿Es cierto que se caotizará la movilidad en Bogotá?


Con la vía perimetral, los camiones de carga que vayan al norte del país dejarán de pasar por toda la avenida Caracas o por la Boyacá.

¿Aumentará la urbanización en Sopó y La Calera sin control?


El proyecto no afecta a esos municipios. En Sopó, además de la rehabilitación, haremos carriles para bicicletas, y el acceso a La Calera seguirá siendo por la calle 85. El cambio de la Calera es hacia Cáqueza, en el sur. La preocupación de los expertos es que se urbanice el valle del Sopó, pero eso no tiene nada que ver con la carretera. Que no se frene el proyecto, Cundinamarca desea la vía.

NATALIA GÓMEZ CARVAJAL
REDACTORA DE EL TIEMPO

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper
Paginar