Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 08:45 p.m. - jueves 24 de abril de 2014

Colombia 10:02 p.m.

Secretarios de Planeación y Hábitat estudian edificar en extremo norte

Secretarios de Planeación y Hábitat estudian edificar en extremo norte

María Mercedes Maldonado, secretaria de Hábitat, y Gerardo Ardila.

Foto: Archivo Particular

Mantienen la meta de construir 70 mil viviendas sociales en un periodo de cuatro años.

Los responsables de generar suelo y vivienda social en Bogotá, los secretarios de Hábitat, María Mercedes Maldonado, y de Planeación Distrital, Gerardo Ardila, admiten que hay dificultades para encontrar nuevos terrenos para edificar en la ciudad, pero aseguran que ya empezaron a estudiar posibilidades como la de
dar esa viabilidad a un sector en el norte de Bogotá.

En diálogo con EL TIEMPO, afirmaron que mantienen la meta de la Administración de construir 70.000 viviendas sociales en 4 años.

¿Cuál es el panorama de la vivienda en Bogotá?

María Mercedes Maldonado: Bogotá tiene un déficit de 254.000 viviendas. Cada año hay un crecimiento de 45.000 hogares, en todos los estratos. El 30 por ciento es el que necesita el concurso estatal para acceder a la vivienda. Y es en el que estamos trabajando.

Gerardo Ardila: Hay un problema básico en la ciudad y es que está llegando a su tope de crecimiento. Nos toca replantear ese crecimiento del modelo de expansión y construir sobre la ciudad construida.

¿Tenemos suelo disponible?

MMM: Suelo público en Bogotá no hay. Hay que hacer gestión y toca donde el suelo es privado.

GA: Eso implica cambiar usos del suelo. Por ejemplo, áreas dedicadas para la industria se convertirán para el uso de vivienda. Eso lleva a procesos de negociación con los propietarios. En unas áreas será más fácil; en otras, no. Lo que hemos encontrado ahora es una gran colaboración de los propietarios de suelo y de esas bodegas.

¿Cuáles son esos terrenos de los que se está hablando?

MMM: Están en la zona industrial, en el sector de las bodegas y en otras áreas de la ciudad. En este momento tenemos identificados proyectos para unas 48.000 viviendas. No incluyen Usme ni Campo Verde. Están en las zonas de San Bernardo, en torno de
Ciudad Salud; Los Mártires, avenida Comuneros...

GA: Una de las tareas del Distrito en todo este tiempo ha sido la de identificar exactamente cuáles lotes disponibles hay y con qué características. Pero gran parte de la tierra disponible que tenemos, en este momento, es privada. Por eso estamos buscando otras posibilidades de tierra.

¿Están pensando en el borde norte?

MMM. El gobierno anterior aprobó el Plan Zonal del Norte sin concertar con la autoridad ambiental. Estamos en este momento en esa concertación.

GA: En el tema del norte hay varias opciones, que no se contradicen con lo que hemos planteado.

¿Permitirán construir ahí?

MMM: Todo el Plan Zonal del Norte son 2.000 hectáreas. Quedarían unas 500 para construir. Estamos estudiando la posibilidad de que se pueda hacer el primer anillo.

GA: Se está mirando que el primer anillo pueda incluirse en la opción, unas cuadras al norte de la 170 . Ya se trazaron las vías (calle 200, ampliación de las avenidas 9a. y Boyacá, con sus siete intersecciones ).

¿Cuáles son los tiempos que están manejando?

MMM: Este año se iniciarán unas 3.500 viviendas de interés prioritario (VIP), más las 2.000 ofrecidas al Gobierno Nacional para el programa de las VIP gratis, sin contar con Campo Verde.

GA: Nosotros no vamos a dejar construida la nueva ciudad. La aspiración es dejar el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) listo. Esperamos presentarlo al Concejo de Bogotá en noviembre.

Pero volviendo al tema de suelo, ¿cómo lo van a generar?

MMM: Tenemos varios instrumentos. Uno de ellos fue la declaratoria de interés prioritario para los lotes de engorde, que tienen un año de plazo para construirlos.

GA: Para avanzar, se tomaron determinaciones que quedaron en el Plan de Desarrollo, y la primera fue la obligatoriedad de que todas las construcciones nuevas deben destinar un 20 por ciento para vivienda VIP en el primer año y 30 por ciento para el segundo.
Esto lo pueden hacer como parte del proyecto, con el porcentaje construido en otra parte o en dinero. Preferimos lo primero. Lo que sí queremos es evitar la expropiación.

Ese 20 por ciento generó incertidumbre, parálisis en la construcción...

MMM: Eso dicen unos, mientras los paisas sí están aquí buscando proyectos. Ante una ciudad que crece en 45.000 hogares al año, con una buena dinámica económica, un constructor no puede decir que se va para otra parte.

GA: Por eso fue por lo que sacamos el otro decreto, para acabar con la incertidumbre y con los lotes de engorde.

Pese a todo, ¿mantendrán la meta de construir 70.000 viviendas VIP en cuatro años?

MMM: ¡Claro! Hay dificultades, pero seguimos firmes con la meta de las 70.000.

GA: Reconocemos que hay problemas, pero la meta se mantiene. Es nuestro reto.

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper