Barranquilla

Con disparos, hombre reclamó devolución de un pájaro y mató a un menor

El caso ocurrió el pasado domingo, en el barrio 7 de abril, de Barranquilla. 

Pájaro

Sergio Manuel Ramírez Gutiérrez, de 42 años, no aceptó los cargos.

Foto:

Cortesía Policía

28 de febrero 2018 , 01:08 p.m.

Sergio Manuel Ramírez Gutiérrez, de 42 años, es el sujeto señalado como responsable de la muerte a bala de un niño, de tres años, y de las lesiones sufridas por el tío y la madre del menor, en hechos que son materia de investigación por parte de las autoridades, tras una riña entre vecinos presentada el pasado domingo en el barrio 7 de abril, de Barranquilla.

Fue presentado ante un juez de control de garantías en diligencia en la que el fiscal del caso le imputó los delitos de homicidio agravado y lesiones personales, los cuales no aceptó.

Y es que Sergio Manuel habría llegado a la casa de un vecino por la pérdida de un pájaro, pero de repente empezó a disparar sin contar con que una de las balas ingresó al primer cuarto e impactó al menor en la cabeza.

“Un amigo, que creció conmigo en el barrio, me prestó el chirrío (pájaro) para que se lo amansara. Me dijo que él no tenía tiempo para hacerlo porque el trabajo no lo dejaba, y total, me quedé con él como siete días”, relató Silfredo Castro, tío del menor fallecido.

Castro agregó que en el momento no notó que su sobrino habría resultado lesionado. 

"Me hubiese vuelto loco, por eso me enfrasqué en mi abuela, a quien cargué y me la llevé. Tampoco me di cuenta de que me había dado a mí en la pierna, hasta cuando estaba en el Santa María, que sentí la sangre. Perdí el conocimiento y cuando desperté ya estaba en el Hospital Barranquilla", anotó. 

Perdí el conocimiento y cuando desperté ya estaba en el Hospital Barranquilla

El menor fue llevado al Camino Santa María y de allí remitido al Camino Adelita de Char, donde en la mañana de este martes se produjo su deceso.

El juez decidió cobijar al hombre con medida de aseguramiento en centro carcelario. Sin embargo, fue llevado a la URI para definir a qué sitio de reclusión irá.

Al parecer, el victimario se llenó de rabia al notar que el ave no estaba en su casa, pero también influyó que se encontrara en estado de embriaguez. 

El señor vino borracho tocando la puerta duro, empujando y preguntando por el pájaro

“El domingo, el señor vino borracho tocando la puerta duro, empujando y preguntando por el pájaro. Apenas abrí me dio una cachetada durísimo. Yo reaccioné, pero no le hice nada. Hasta el mismo hijo le decía: 'Papi, yo se lo presté”, reiteró Silfredo Castro, carromulero de profesión, quien agregó que tenía pensado devolver el pájaro en la noche del pasado domingo, pero el sueño lo venció al postrarse a hacer una siesta. 

Lo más patético del caso es que fue el pájaro, por el que se registró la situación, salió volando en medio de los hechos. 

BARRANQUILLA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA