Barranquilla

Zoológico de Barranquilla rechazó orden de trasladar al oso 'Chucho'

No está de acuerdo con fallo de Corte que exige que el animal sea trasladado a reserva natural.

Chucho

'Chucho' llegó al Zoológico de Barranquilla el pasado mes de junio.

Foto:

Archivo/EL TIEMPO

28 de julio 2017 , 11:56 a.m.

En vista de la determinación de la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia de conceder un recurso de 'habeas corpus' que ordena darle la libertad a 'Chucho', un oso de anteojos que desde el 16 de junio está en el zoológico de Barranquilla, tras ser trasladado de la reserva Río Blanco, de Manizales, la entidad sin ánimo de lucro de la capital del Atlántico manifestó su total rechazo.

Respecto al fallo, Farah Ajami Peralta, directora ejecutiva de la Fundación Zoológico de Barranquilla, manifestó, en primer lugar, que la protección animal no implica que los animales sean sujetos de derechos, sino que más bien les impone a los humanos obligaciones para garantizar esos derechos.

Con respecto al 'habeas corpus', aclara que es un mecanismo de protección de la libertad de las personas, exclusivamente, y que se utiliza de manera equivocada el concepto de cautiverio como sanción, "cuando este es un mecanismo de protección".

Oso de anteojos Chucho

El nuevo hogar de 'Chucho' es el Zoológico de Barranquilla, al lado de una hembra de su misma especie.

Foto:

Jonh Jairo Bonilla

El Zoológico de Barranquilla recibió a 'Chucho' proveniente  del departamento de Caldas, lugar donde vivía en cautiverio desde hace más de 19 años.

"Cumpliendo con el protocolo establecido por la Resolución 2064 de 2010, la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas) autorizó el traslado del oso desde abril de este año, con el objetivo de mejorar sus condiciones de bienestar, después de una evaluación de más de cuatro meses sobre sus opciones de reubicación", dijo el Zoológico de Barranquilla a través de un comunicado.

"El oso no puede ser liberado bajo ninguna circunstancia, teniendo en cuenta que se encuentra habituado al contacto humano", indicó.

El oso no puede ser liberado  teniendo en cuenta que está habituado al contacto humano desde su nacimiento

En la comunicación entregada a los medios de comunicación, el Zoológico de Barranquilla aclaró que los animales criados en contacto cercano con personas no son aptos para ser devueltos al medio silvestre, pues perciben a los humanos como proveedores de alimento y no como una amenaza.
La Fundación se mostró respetuosa de la decisión judicial, pero evalúa la posibilidad de utilizar mecanismos legales para garantizar el bienestar del oso.

BARRANQUILLA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA