Barranquilla

Ataúd de niña paró en la cárcel para que su padre preso se despidiera

Eric Padilla no obtuvo permiso del Inpec para estar en funeral de la menor, fallecida por leucemia.

Sepelio

Momentos de tensión y tristeza se vieron en el cortejo fúnebre que llegó a la cárcel.

Foto:

Cortesía Zonacero.com

03 de mayo 2017 , 12:03 p.m.

El cortejo fúnebre que llevaba el féretro color blanco en el que yacían los restos de una niña, de 10 años, fallecida por leucemia, recorrió gran parte de El Bosque, en el suroccidente De Barranquilla, pero antes de acercarse al cementerio Calancala, hizo una escala en la Penitenciaría que lleva el mismo nombre del barrio.

Eran las 9:30 de la mañana del pasado martes, cuando la comitiva, compuesta por familiares de la menor, así como amigos y vecinos, arribó al centro carcelario con el fin de que su padre, Eric Miguel Padilla Osorio, quien se encuentra recluido por los delitos de hurto calificado agravado así como fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, pudiera darle el último adiós a su hija.

La fila de personas caminó bajo un sol que despuntaba y que ameritó el uso de sombrillas. Globos blancos y una cartelera en la que le expresaban a la fallecida cuánto la querían, sirvieron de decorado para el no tan agradable momento.

Hasta que al fin se abrió el portón de la Penitenciaría, de la cual Eric Padilla no pudo salir a las honras fúnebres de su hija por falta de un permiso que no pudo gestionarse con el Inpec, pero por fortuna para él, el féretro ingresó y la despedida pudo darse.

Sepelio

El ataúd fue llevado en hombros bajo un sol canicular, en un extenso recorrido por el barrio El Bosque, que tuvo una escala en el centro penitenciario del mismo nombre.

Foto:

Cortesía Zonacero.com

Wendy Durán  y Juan Padilla, madre y abuelo de la menor, respectivamente, decidieron que  llevarían el ataúd hasta la cárcel, donde demoraron cerca de media hora, mientras Padilla Osorio la veía por última vez. 

Durán y Padilla  habían hecho todas las gestiones posibles para conseguir que le permitieran al hombre abandonar la cárcel por unas pocas horas y poder estar en el funeral, pero no se pudo.

No se trataba de la gravedad del delito de Eric Padilla,  sino que logísticamente era imposible trasladarlo de un lado a otro y garantizarle su seguridad, dijeron en el Inpec. 

Sepelio

El encuentro entre el padre, recluido en la penitenciaría El Bosque, y el féretro de su hija, duró una media hora.

Foto:

Cortesía Zonacero.com

Luego de la media hora concedida, el portón azul se abrió de nuevo, el ataúd apareció en hombros de quienes lo habían ingresado y el cortejo fúnebre retomó su marcha: el camino era largo hacia el Calancala.

La niña, que padecía de leucemia, falleció el pasado fin de semana en la Clínica Bonnadona, de la capital del Atlántico.

BARRANQUILLA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA