Barranquilla

Peligroso juego de niños con mercurio deja más de 60 intoxicados

Gobernación del Atlántico atiende la situación causada por 5 alumnos de colegio en Puerto Colombia. 

Mercurio

En el colegio nadie e refieren al tema, pero la población estudiantil es analizada para conocer número de afectados.

Foto:

Carlos Capella/EL TIEMPO

05 de noviembre 2017 , 12:22 p.m.

Justin*, estudiante de décimo grado, ya fue informado que este martes hará parte del grupo de alumnos del Colegio María Mancilla Sánchez de Puerto Colombia (Atlántico) que será sometido a pruebas de laboratorio similares a las que, desde el pasado 1° de noviembre, viene realizando la Secretaría de Educación del Atlántico en la institución educativa para determinar el número exacto de la población estudiantil que podría estar intoxicada con mercurio.

El joven, de 15 años, admitió que ha sentido temor de que los análisis den positivo, pues ha sentido dolencias en su cuerpo parecidas a las que han manifestado varios de sus compañeros a los que les apareció algún porcentaje elevado de esa sustancia en el cuerpo, incluidos los 5 que el 17 de agosto fueron sorprendidos manipulando una botella que contenía el elemento químico.

Esa vez, tanto los 5 menores como la profesora del aula de aceleración de 4° y 5° de la jornada de la tarde, tuvieron que recibir atención médica urgente en el hospital del municipio, pues presentaron síntomas como cefalea, mareos, vértigo y fiebre, todos causados por la manipulación de mercurio.

Los afectados de aquella ocasión fueron dados de alta el mismo día y parecía que se trataba de una situación controlada tras conocerse que un niño habría llevado la sustancia, que encontró en una bodega de la casa que acababan de arrendar, al colegio.

“Estábamos limpiando el patio, encontramos unas tejas y mi hermana le dijo que las guardara. Él las llevó a la bodega y cuando salió venía con el líquido haciendo bolitas. Nosotros no sabíamos qué era”, aseguró en su momento la madre.

Sin embargo, a los pocos días de lo ocurrido, otros menores de 9° grado, de los casi 40 que reciben clases en esa misma aula, presentaron sintomatología de intoxicación por mercurio por lo que cuatro de ellos fueron sometidos a pruebas que dieron positivo.

Uno de los estudiantes analizados fue Pilar*, de 14 años, habitante del barrio El Carmen, quien presentó 36,5 microgramos por litro de orina (los niveles normales son de 5 microgramos por litro), y todavía no se reincorpora a las clases.

Mercurio

Esta madre relató preocupada que su hija tuvo contacto con la sustancia inocente de que durante varios días los 5 niños de la tarde estuvieron esparciéndola por el aula y otros rincones del colegio.

Foto:

Carlos Capella/EL TIEMPO

Luz Mery, su madre, relató preocupada que su hija tuvo contacto con la sustancia inocente de que durante varios días los 5 niños de la tarde estuvieron esparciéndola por el aula y otros rincones del colegio. “Estos niños contaron que esparcieron el mercurio por todo el colegio, incluso se lo metían en la boca y lo escupían a las paredes, dizque porque era chévere ver cómo explotaban las bolitas”, dijo la menor a EL TIEMPO.

Tras haber resultado intoxicada, la familia de la menor afirma que dio una batalla de casi una semana contra la EPS Cajacopi para que le suministraran el tratamiento a base de 14 pastillas de ácido dimercaptosuccínico. El pasado martes la menor fue sometida a otra prueba en el colegio que fue enviada a Bogotá, con el fin de determinar si sigue contaminada.

“Mi hija presentó dolencia en el cuerpo, irritación en los ojos, dolor de cabeza, cansancio, entre otros síntomas y ha perdido muchos días de clase. Me preocupan las consecuencias que esto pueda dejar en su organismo”, anotó la mujer con gesto de angustia.

Luego de hacer un recorrido por el municipio, ubicado a 10 minutos de Barranquilla por la Vía al Mar, EL TIEMPO constató que hay más niños afectados, incluso, algunos que no han recibido atención médica pese a que resultaron contaminados.

Alba, del barrio Centro 2, relató que su hijo Fernando*, también de 9° grado, resultó con 30 microgramos de mercurio por litro de sangre y de orina, pero no ha recibido tratamiento.

Desde que el menor comenzó a presentar síntomas, ella asegura que ha vivido un viacrucis con su hijo, dado que lo llevó al Hospital Niño Jesús y al Universitario ESE Cari, en Barranquilla, donde pasó varios días internado, pero sin recibir antídoto para contrarrestar la intoxicación. En este caso, la EPS Comparta, que atendió el caso, asegura que el medicamento no ha llegado a la ciudad. “Todos los días averiguamos y nos dicen que no llegan las pastillas”, anotó la mujer.

En un principio, el niño que lo llevó transportó solo un poco de mercurio, pero después lo envasó en un recipiente y junto a sus compañeros lo volcaron sobre sus cabezas y cuerpo

‘Sí ha habido disposición’

Agustín Guerrero, toxicólogo, explicó que por tratarse de una contaminación poco usual el medicamento que deben recibir los menores no se encontraba disponible en altas cantidades, además de que es costoso y hay que importarlo. Lo anterior, sin mencionar que no está incluido en el Plan Obligatorio de Salud (POS).

Sin embargo, el experto asegura que ha visto disposición tanto de la Secretaría de Salud Departamental como la Municipal para que todos los afectados sean tratados.

El especialista explicó que de no tratarse la intoxicación por mercurio puede convertirse en crónica y desatar patologías serias a nivel del estómago y el sistema nervioso central.

“Notamos que todos los casos están siendo manejados y hasta el momento no hay alguno que revista gravedad. En este caso la intoxicación se dio, en la mayoría de los casos, a través de las vías respiratorias y no orales”, dijo Guerrero.

En el colegio las directivas guardan silencio con el argumento de que no hay un vocero autorizado para hablar de lo ocurrido.

La Secretaría de Salud del Atlántico puso en marcha una jornada de intervención que incluyó la toma de muestras de sangre y orina a la población educativa y estudiantil del colegio así como investigaciones de campo hasta tener identificados a todos los afectados.

“Hemos movilizado un equipo interdisciplinario de médicos, bacteriólogos y trabajadoras sociales para tener un mapa de la situación y poder abarcar la mayor cantidad de personas en el lugar en que se dio la contaminación. Solo el pasado martes alcanzamos a tomar 200 muestras”, dijo el secretario Armando De la Hoz.

El acompañamiento de la Secretaría de Salud del Atlántico también está orientado en monitorear los estados de afiliación de los pacientes a sus EPS y verificar que sean atendidos y les suministren los medicamentos correspondientes.

El secretario Armando De la Hoz Berdugo aseguró que, a la fecha, no existen pacientes que revistan algún tipo de gravedad y son atendidos por profesionales de la salud especialistas en toxicología. Pidió a los padres estar atentos.(*) Nombres cambiados por petición de la fuente

Andrés Artuz Fernández 
Redactor de EL TIEMPO
Puerto Colombia (Atlántico). 

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA