Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 04:39 p.m. - jueves 17 de abril de 2014

Colombia 03:26 a.m.

Colegios cercados por la guerra de pandillas

Profesoras de hogares del ICBF denuncian balaceras y encarnizadas peleas delante de los niños.

Los continuos enfrentamientos que a cuchillo, machete, piedra y bala mantienen las pandillas juveniles 'Los 40 Negritos' y 'Los Grasas' tienen en el medio a profesores y niños de varios hogares de bienestar del Bienestar Familiar, que ya han sido víctima de esta pelea encarnizada por el control de algunos sectores marginales del Área Metropolitana de Barranquilla.

La denuncia la hicieron madres, profesores y habitantes de los barrios El Ferry, en Barranquilla; y Primero de Mayo y La Feria, en Soledad, quienes pidieron reservas de su nombre por temor a represalias de las pandillas.

"Todas las noches hay tiroteos y por la mañana cuando los niños vienen al colegio también se presentan los enfrentamientos", aseguró una vecina del sector.

La situación que se vive en los colegios de estos barrios es tensa ya que en algunos niños son hijos, hermanos o familiares de miembros de alguna de las pandillas, quienes cuando se encuentran en la puerta de las instituciones provocan peleas. Por eso mandan a los niños solos para que los recojan y lleven en bicitaxis.

Las madres comunitarias denunciaron un ataque del que fue objeto en días pasados una menor dentro de un colegio de Soledad, quien recibió un balazo que la mantiene recluida en un centro asistencial.

"Antes peleaban solo a trompadas, y hasta cuchillo, luego sacaban armas hechizas, pero ahora tienen subametralladoras como uzi, la pregunta es quién se las entrega", contó una profesora, que sostiene que son bandas criminales las que ya están metidas en esta pelea.

Aseguran que ya ni la Policía quiere llegar al barrio, pues nunca encuentran nada o muchas veces son recibidos con agresiones. Por eso piden un CAI Móvil y personal especializado para el control de estos grupos violentos.

La situación está en manos de la Gestora Social de Soledad, Nora Gómez de Castellanos que a raíz de los continuos enfrentamientos que sostienen los pandilleros anunció que con el apoyo de la Policía Comunitaria, de la Secretaria de Gestión Social y de su oficina desarrollará un trabajo de resocialización con estas dos pandillas juveniles.

"Queremos sacar a los niños del conflicto y poder brindarles un mejor ambiente", sostuvo.

Lo más triste, cuenta una profesora, es que son muchachos menores de edad, entre las que se encuentran niñas.

"Ya no podemos hablar delante de los niños en el colegio sobre este problema porque van y lo cuentan en las casas y de una se nos forma el lío", agregó angustiada.

LEONARDO HERRERA DELGHAMS
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
BARRANQUILLA

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper
Paginar