Barranquilla

Galapa, el pueblo que sigue tallando su historia en madera

El Colegio María Auxiliadora abrió un taller para  mantener vivo el centenario oficio.

Talladores de Galapa

Los estudiantes del Maria Auxiliadora de Galapa, aprenden a tallar y pintar sus figuras en madera.

Foto:

Carlos Capella / EL TIEMPO

09 de junio 2018 , 11:55 p.m.

A 13 kilómetros de la capital del Atlántico se encuentra Galapa, un municipio centenario cuya historia ha estado ligada a la madera, rezago del legado Mokaná que los fundó.
Gracias a este recurso han emergido de los patios y solares tristes del pueblo, una clase de artesanos dueños de una habilidad única para el manejo del cincel y con una destreza única pueden sacar de un tronco de madera cualquier figura.

El producto de estos talladores es el que, desde hace más de cien años, engalana la celebración del Carnaval de Barranquilla con vistosas y originales máscaras de animales salvajes o domésticos como tigres, toros, burros, micos, perros, guacamayas, cebras o caimanes, y figuras divinas o demoníacas. Esas piezas trascendieron de los desfiles carnavaleros para ser verdaderas obras de exposición.

Hoy esa magia y tradición, que durante años estuvo en las manos de estos artesanos, comenzó a ser transmitida a las nuevas generaciones de niños y jóvenes que ven en la madera no solo una opción laboral como la de sus maestros, sino la forma de mantener viva la tradición de sus ancestros.

Los nuevos artesanos

La historia inició hace 6 años en las aulas de la Institución Educativa María Auxiliadora de Galapa, donde se comenzó a promover la preservación de las tradiciones ancestrales que identifican a esta población, en especial, las artesanías talladas en madera.

La estrategia educativa, consiste en ofrecer a los estudiantes talleres productivos de artesanía en el contexto de la cátedra Educación Artística.

La idea fue de los profesores José Guerrero y Manuel Pertuz, quienes presentaron un proyecto a la Secretaria de Educación de la Gobernación del Atlántico para implementar una asignatura en la que se les enseñara a los estudiantes de décimo y undécimo el arte de tallar en madera, y de hacer otras artesanías en materiales como el papel, e icopor y hasta totumo.

Era mis deseos transmitir mi conocimiento de la talla en madera como una forma de rescatar y mantener viva la tradición

Pertuz, licenciado en educación artística, y considerado como Maestro Artesano por el Ministerio de Cultura, quien tiene 30 años de experiencia y es dueño de los grandes talleres del municipio, recuerda que llevaron la iniciativa con el objetivo de crear unidades productivas en el colegio. Después de un tiempo la Secretaria de Educación les dio el visto bueno.

“Era mis deseos transmitir mi conocimiento de la talla en madera como una forma de rescatar y mantener viva la tradición”, contó Pertuz, que es el encargado de enseñarles a los estudiantes a tallar en madera.

En un salón del colegio se adecuó un aula para montar el Taller Artesanal Unidos por el Arte (Taupa), donde trabajan de manera incansable una veintena de jóvenes dando muestra de imaginación y creatividad, al tomar los cinceles, para darle forma a trozos rústicos de madera y convertirlos en las más hermosas máscaras, similares a las que durante siglos tallaron sus ancestros Mokaná.

Galapa

El maestro Manuel Pertúz es quien enseña a los estudiantes a tallar la madera.

Foto:

Carlos Capella / EL TIEMPO

En el taller los muchachos se les enseña el sistema de talla en madera, sus orígenes y lo que representa las figuras en madera para el municipio, el departamento y el país.
Gracias a esta experiencia son muchos los jóvenes talentosos que en estos seis años han logrado convertirse en profesionales en el tallado de madera y vincularse laboralmente a talleres productivos.

“Esto garantiza que nuestra identidad cultural permanezca y pase de generación a generación”, manifestó Pertuz.

Entre tanto, el profesor Guerrero explicó que en este taller los estudiantes reciben una completa preparación por casi dos años y muchos aprovechan este aprendizaje para conseguir trabajo en cualquiera de los 60 talleres artesanales que hay en Galapa. “Muchos de nuestros estudiantes ya están trabajando en estos talleres o de manera independiente”, sostuvo.

Galapa

El profes Manuel Pertúz y el grupo de estudiantes del colegio María Auxiliadora.

Foto:

Carlos Capella / EL TIEMPO

Por su parte, la rectora de esta institución, Carmen de Manotas, manifestó que, al finalizar sus estudios, los jóvenes reciben el título de bachilleres con énfasis en artesanía, lo que les permite opciones laborales y de productividad. “Es una manera de rescatar nuestras tradiciones y también de impulsar a los estudiantes a desarrollar competencias laborales”, dijo Manotas.

La Gobernación ha entregado apoyo con máquinas, equipos y materiales que les permiten a los alumnos aprender a elaborar artesanías en madera, papel y otros materiales.

“Aquí hay mucho talento, lo llevamos en la sangre, y simplemente les damos a estos muchachos los inicios de lo que es este proceso de nuestras raíces, identidad, cultura, con lo que nos hemos representando en el mundo”, señaló el maestro Pertuz, quien está seguro que con esta camada de talladores Galapa seguirá escribiendo su historia en madera.

Leonardo Herrera Delgans
Redactor de EL TIEMPO
Galapa (Atlántico).

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA