Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 03:34 p.m. - domingo 20 de abril de 2014

01:03 a.m.

Avance en vías e incertidumbre con Metro y TransMilenio muestra un examen a la movilidad de Bogotá

Avance en vías e incertidumbre con Metro y TransMilenio muestra un examen a la movilidad de Bogotá

EL TIEMPO hizo una evaluación a proyectos clave en esta materia del alcalde Samuel Moreno.

Metro

Lo que se prometió

Durante la campaña electoral del 2007, el entonces candidato Samuel Moreno, del Polo Democrático, se comprometió a sacar adelante el proyecto de la primera línea del Metro de Bogotá. Ya en enero del 2008, cuando tomó posesión de su cargo ante centenares de personas en la Plaza de Bolívar, el Alcalde aseguró que iba a dejar contratada la construcción de esa megaobra antes de abandonar su cargo, en diciembre del 2011.

Estado del proyecto

El consorcio español Sener-Transporte Metropolitano de Barcelona se ganó una licitación por 19.600 millones de pesos en el 2008 para realizar el diseño de la primera línea del Metro. En el 2009 los consultores sugirieron que ese trayecto iniciaría en Las Américas y concluiría en la 127 con 11. Hoy, los validadores de las universidades Andes y Nacional revisan los estudios, por solicitud del Gobierno, para saber la viabilidad y el aporte financiero de la Nación.

El futuro

El calendario empieza a correr en contra del proyecto. Aún no se ha expedido el documento Conpes, clave para asegurar los dineros del Gobierno Nacional, que podría financiar el Metro hasta en un 70 por ciento. A un año y nueve meses para el fin de la Alcaldía de Samuel Moreno, todavía faltan procesos clave: licitación de ingeniería básica, de detalle; los estudios ambientales, socioprediales; la licitación de los diseños definitivos y la que adjudica la construcción de la obra. El tiempo pasa.

Sistema Integrado de Transporte Público (SITP)

Lo que se prometió

En su discurso del primero de enero del 2008, el alcalde Samuel Moreno dijo que el secretario de Movilidad tenía la orden de "realizar los trámites necesarios para implementar el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP)". "Para ello estableceremos un plan con los transportadores para reorganizar de una vez por todas el transporte colectivo en Bogotá", prometió Moreno en ese entonces. El SITP busca integrar oferta de buses con TransMilenio.

Estado del proyecto

En marzo del 2009, la unión temporal conformada por GGT, Systra y Escallón Morales y Asociados le entregó al Distrito los resultados de un estudio que costó 2.900 millones de pesos y que estableció las características del SITP. El 23 de julio del 2009, el Alcalde firmó el Decreto 309, que le da vida al proyecto que busca dividir la ciudad en 13 zonas para ser adjudicadas a igual número de empresarios. Y desde enero de este año están abiertos los pliegos de la licitación.

El futuro

Si no hay cambios en el cronograma, el 15 de mayo se cierran las inscripciones para los empresarios interesados en participar en la licitación del SITP. Las 13 zonas se adjudicarían el 2 de julio. El Distrito aún no define cómo se recaudarán los pasajes ($ 2,7 billones al año). Según Moreno, el SITP debe rodar gradualmente en marzo de 2011 y en octubre de ese año la integración sería total. Pero los actuales transportadores siguen siendo el obstáculo por vencer.

TransMilenio

Lo que se prometió

Cuando el alcalde Samuel Moreno llegó al Palacio Liévano recibió los contratos firmados para construir las troncales de TransMilenio en la calle 26 y en la carrera Décima, que dejó su antecesor Luis Eduardo Garzón. Se trata de la llamada Fase III del sistema masivo, que contemplaba también la Séptima. Durante la campaña, el entonces candidato se opuso a la construcción de TransMilenio por la carrera Séptima, argumentando problemas técnicos.

Estado del proyecto

La troncal de la calle 26 apenas se está reactivando, tras los graves problemas que terminaron con la salida del constructor, el Grupo Nule, y que impidieron que estuviera lista para que los articulados operaran en diciembre de 2010. Se dice que estaría lista en julio de 2011. La Décima avanza y operaría en marzo del mismo año. La Séptima no ha corrido con suerte: el Alcalde autorizó una versión ligera de TM y no arranca. Dos años después, la vía sigue igual.

El futuro

En poner a rodar las troncales de TransMilenio por la 26, décima y séptima está parte del oxígeno que el Alcalde necesita para su estrategia de movilidad. Él necesita que esas obras estén listas en el 2011 para que funcione gradualmente el SITP. De lo contrario, no habrá integración de buses con TransMilenio, como lo persigue el proyecto. Aunque el 6 de octubre del 2009 prometió que la obra de la Séptima empezaba en enero de este año, eso no sucedió

Vías

Lo que se prometió

Después del Metro y el SITP, la promesa más grande que hizo Samuel Moreno al posesionarse fue poner a andar "un plan ambicioso de recuperación progresiva de la malla vial". El Alcalde ha dicho que la ciudad presenta un grave atraso en el arreglo de las vías de los barrios y las principales arterias usadas por los carros particulares. De hecho, recuperar todas las vías en pésimo estado le costaría 7,2 billones de pesos a la ciudad, casi dos líneas de Metro.

Estado del proyecto

Según un reporte del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), en dos años se cumplió la meta del Gobierno de tener en buen estado el 50 por ciento de la malla vial arterial e intermedia de la ciudad (usada por los carros). De hecho, la encuesta de percepción ciudadana del proyecto 'Bogotá, cómo vamos' reconoce avances en este frente. El IDU contrató por 649 mil millones de pesos el arreglo de 2.300 kilómetros/carril durante los cuatro años de Alcaldía.

El futuro

Para poner a rodar todo su plan de obras (arreglo de vías, obras por valorización y troncales de TransMilenio), el Alcalde tuvo que recurrir a la ampliación del pico y placa a los carros particulares. Si no lo hubiera hecho, la ciudad habría colapsado. En este frente, de cara al futuro, el otro gran reto para el IDU está en entregar a tiempo todas las obras de valorización que ya pagaron los ciudadanos.

YESID LANCHEROS
REDACTOR DE EL TIEMPO
yeslan@eltiempo.com.co

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper
Paginar