Carrusel

Consejos para saber controlar las finanzas personales

Vicki Robin hace una invitación a cambiar la relación con el dinero e independizarse económicamente.

Finanzas

La autora recomienda saber cuánto de nuestro consumo es simplemente exceso y desorden.

Foto:

123RF

05 de julio 2018 , 10:05 p.m.

Si alguien nos apuntara con un arma y nos preguntara qué escogemos: si nuestro dinero o nuestra vida, naturalmente entregaríamos la billetera.

Para Vicki Robin, autora estadounidense y conferencista, bautizada por The New York Times como la ‘profeta del consumo rebajado’ e invitada frecuente a programas de radio, televisión y prensa en Estados Unidos para hablar de finanzas personales, la respuesta es fácil. “Se entiende que valoremos nuestra vida más que nuestro dinero”, dice.

Pero, si es así, pregunta ella, ¿dónde está toda la ‘vida’ que durante todo el tiempo hemos entregado al trabajo? ¿No nos estamos ‘matando’ (nuestra salud, nuestras relaciones, nuestra sensación de alegría y asombro) por nuestros trabajos? ¿No estamos sacrificando nuestra ‘vida’ por ‘dinero’?

Si vives por tenerlo todo, lo que tienes nunca es suficiente. En un entorno de “más es mejor”, lo suficiente es como ver un horizonte siempre en retroceso

Ese es el punto de partida de su best seller internacional Your Money or Your Life: 9 Steps to Transforming Your Relationship with Money and Achieving Financial Independence (Su dinero o su vida: nueve etapas para transformar tu relación con el dinero y lograr la independencia financiera), escrito inicialmente en 1992 junto con el fallecido Joe Domínguez y que ha sido relanzado, con éxito instantáneo, en 1998, 2008 y, ahora, en 2018.

Leer Su dinero o su vida... es una invitación a detenerse, observar y cuestionar las finanzas personales. Y, por medio de nueve pasos, aprender a administrar el dinero y, con eso, lo que uno quiere en la vida.

Con su libro, Vicki Robin se ha hecho un nombre como conferencista, difundiendo por el mundo sus lecciones para ver la plata desde la óptica del tiempo y de la energía que invertimos día a día para obtenerla. En otras palabras, ella enseña a vivir más simple.

Robin define la ‘inteligencia financiera’ como aquella capacidad de hacer “compras inteligentes”, es decir, “de obtener el mayor valor por su dinero, el uso racional de los recursos”. Para conseguir la inteligencia financiera sugiere pasos prácticos. Por ejemplo, partir sabiendo cuánto dinero ha ganado uno en la vida. Asimismo, descubrir que hay posesiones materiales que no le están dando satisfacción puede a animarlo a convertirlas en efectivo para aumentar sus ahorros o salir de las deudas, sugiere.

Robin también aconseja mantener un registro de cada peso que entra o sale de sus ingresos para saber con exactitud qué es lo que uno está negociando por el dinero en su vida.

Robin también habla de la ‘integridad financiera’, entendida como saber cuánto de nuestro consumo es simplemente exceso y desorden. Mucho de eso, dice la experta, tiene que ver con las tarjetas de crédito, que promueven un gasto descuidado e inconsciente. Hacen que la deuda sea mucho más fácil y el consumo, más excesivo. Tanto para hombres como mujeres, dice, su consejo es el mismo: “Elija una tarjeta que tenga los beneficios que desea, ya sea en efectivo o en millas aéreas. Páguela en su totalidad cada mes, sin fallar. ¿Qué hay de las compras grandes, como un sofá nuevo? Yo diría que ahorre para comprarlo en lugar de usar crédito y si debe usar su tarjeta de crédito para compras grandes, no gaste más de lo que pueda pagar en seis meses”.

Compramos todo, desde la esperanza hasta la felicidad. Ya no vivimos la vida. La consumimos

Vicki Robin confiesa que ella rara vez utiliza una tarjeta de crédito. “En su lugar, uso la tarjeta de débito, que automáticamente saca el monto de la compra de mi cuenta bancaria. Entonces ni siquiera tengo que preocuparme de pagar mi tarjeta cada mes”.
 
“Compramos todo, desde la esperanza hasta la felicidad. Ya no vivimos la vida. La consumimos”, dice Robin en su libro. ¿Qué hacemos cuando estamos deprimidos, cuando estamos solos, cuando no nos sentimos amados? Frecuentemente compramos algo para sentirnos mejor. Un trago o dos. Un auto. Un helado. Un viaje. Una entrada para ir al cine. Una cartera. Cuando queremos celebrar una buena racha también compramos.

Vicki Robin habla de ‘la independencia financiera’, pero la entiende no como un símil de “ser rico” sino como la experiencia de “tener suficiente”. Según ella, la riqueza que disfrutamos hoy es el resultado de siglos de frugalidad de ciudadanos. La frugalidad, dice, significa que debemos disfrutar lo que tenemos. “Si vives por tenerlo todo, lo que tienes nunca es suficiente. En un entorno de “más es mejor”, lo suficiente es como ver un horizonte siempre en retroceso. Es un callejón psicológico sin salida. (...) Ser frugal y estar contento con tener suficiente significa que habrá más cosas disponibles para todos. La frugalidad es a la vez práctica y ética. Compartir recursos significa que la vida se vuelve menos costosa y la gama de cosas y servicios disponibles para cada uno se hace más amplia”.

Muriel Alarcón
Para Revista CARRUSEL 

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA