Carrusel

Un plato: El Caudillo

El Caudillo se ha puesto en la tarea de hacer buena cocina entre dos panes.

Restaurante El Caudillo

Emparedado "El Criollo" del restaurante El Caudillo

Foto:

Juan Manuel Vargas

20 de julio 2017 , 10:00 a.m.

La idea fue de los ingleses. En 1762, en un juego de cartas que se alargó 24 horas, el millonario John Montagu decidió pedir un pedazo de carne entre dos rebanadas de pan con el fin de no interrumpir la partida. A tal novedad gastronómica –que claramente les resultó exquisita y muy práctica a los jugadores de cartas–, decidieron bautizarla con el mismo título nobiliario de Montagu, quien era el IV conde de Sandwich.

Desde entonces, el sándwich –conocido en España como bocadillo, en México como torta y en casi toda Latinoamérica como emparedado–, se convirtió en la comida informal más apetecida de Occidente, hasta que, a mediados del siglo XX, se popularizaron otros platos ligeros que hoy le compiten en fama y prestigio: la hamburguesa, la pizza y el perro caliente, entre otros. Alimentos, todos, que desde sus inicios se han presentado en versiones baratísimas y malogradas, así como en presentaciones caras y sofisticadas.

Todo esto para decir que, por cuenta de la desbordada oferta, no es nada fácil conseguir un sánduche (como bien los llamamos en Colombia) verdaderamente bien logrado, contadas excepciones. Una de ellas –hoy la gran excepción– es El Caudillo, un negocio especializado en sándwiches que, a principios de este año, alcanzó un punto ideal en cuanto a la relación precio-calidad. Primero abrió en Quinta Camacho y acaba de abrir su segunda sede en El Chicó.

En resumen, El Caudillo se ha puesto en la tarea de hacer buena cocina entre dos panes. Tanto su pan como sus rellenos son concienzudamente elaborados, estos últimos basados en cocciones lentas y preparaciones al horno de leña, lo cual marca toda la diferencia.

El Caudillo

El Caudilo sirve muy buenos acompañamientos como papas rústicas o salsas caseras. Está ubicado en la Calle 69A n.° 10-15 y en la Carrera 11 n.° 97A-28 (Bogotá).

Foto:

Juan Manuel Vargas

Tienen ocho tipos de sándwiches, todos muy ricos, pero aquí quiero destacar tres por los que vale la pena volver una y otra vez:

1. El Criollo, emparedado de sobrebarriga hecha al horno de leña (y se nota), con aguacate, champiñones asados y cebolla caramelizada. Un bocado sencillamente soberbio.

2. El Diplomático, de camarones asados, con leche de tigre y trozos de platanito maduro. Entre caribeño y asiático-tropical. ¡Delicioso!

3. Y El Caudillo, de chicharrón de costilla de cerdo braseado a la leña, camote (papa dulce) y mayonesa de pimiento morrón. ¡Un sánduche de campeonato mundial!

El Caudillo, además, sirve muy buenos acompañamientos como sus papas rústicas; sus salsas caseras, muy bien logradas, como una BBQ de tomate de árbol y una mayonesa de rocoto (muy gustosas ambas); y sus curiosos refajos de piña, jengibre, naranja, entre otros.

Pero aquí el tema central son los sánduches (o sándwiches). Y la verdad, no conozco en la ciudad otro lugar especializado en el asunto que alcance este nivel. Y a precio de una buena hamburguesa de cadena. De ahí su éxito.

¡Muy bien El Caudillo!

El Caudillo
Calle 69A n.° 10-15 y Carrera 11 n.° 97A-28 (Bogotá). Tel.: 540 4526

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA