Carrusel

Cinco directoras de cine que rompen esquemas en Hollywood

Greta Gerwig podría ser la segunda mujer en ganar el premio Óscar a mejor dirección.

Lady Bird

Una imagen de ‘Lady Bird’. La cinta se estrena el 15 de febrero en Colombia. También está nominada en la categoría de mejor película.

Foto:

Cortesía Uip

02 de febrero 2018 , 11:53 a.m.

El próximo domingo 4 de marzo será la edición número noventa de los premios Óscar. Y será apenas la quinta vez que una mujer aparezca entre los nominados en la categoría de mejor dirección. Una cuota que, sin embargo, no asombra, dada la marcada tendencia excluyente de Hollywood.

La nominación de Gerwig (Sacramento, EE. UU., 1983) por Lady Bird llega en un momento clave para las mujeres en la industria del cine. Ellas no solo han alzado la voz para denunciar el acoso sexual (a través de la campaña #Me Too) a que muchas se han visto sometidas, sino que también han puesto sobre la mesa el espinoso tema de la equidad laboral, en el cual claramente juegan con desventaja. Que se lo pregunten si no a Reese Whiterspoon, una de las impulsoras de la campaña #Time’s Up, que marcó un antes y un después en la pasada ceremonia de la entrega de los Globos de Oro. La actriz ha contado en varias ocasiones por qué decidió montar una productora para poner en marcha sus propios proyectos. Éxitos como la serie Big Little Lies llevan su impronta.

No lo tendrá fácil Greta Gerwig, pero, en caso de ganar, podría pasar a la historia como la segunda mujer en obtener el premio de la Academia a la mejor dirección.Su nominación es la excusa perfecta para recordar a otras cinco directoras que han logrado hacerse un nombre en un universo, el del cine, a menudo más hostil de la cuenta cuando se trata de mujeres.

Greta Gerwig

La escritora, actriz y directora ha escrito varios guiones y actuado en más de 27 películas, muchas de ellas mumblecore (filmes independientes de bajo presupuesto, que narran historias cotidianas de personajes jóvenes). Fue Frances Ha (2013), del director Noah Baumbach, su pareja actual, la cinta gracias a la cual dio el gran salto como actriz.

Con Lady Bird (2017) ha ganado más reconocimiento que nunca. Buena parte de la historia puede considerarse una autobiografía, como señala el crítico y columnista de cine Juan Carlos González en su blog Tiempo de cine. La película alcanzó, antes de estrenarse, un 100 por ciento de reseñas positivas en la prestigiosa plataforma Rotten Tomatoes (lo que es todo un hito) y ya se le augura un puesto entre los clásicos del cine adolescente indie. Además de recibir múltiples nominaciones en el ciclo de premios de la industria, Lady Bird se llevó el Globo de Oro a mejor película musical o comedia y está nominada a cinco galardones de la Academia.

Kathryn Bigelow

En el 2010, esta directora se convirtió en la primera mujer en recibir un premio Óscar en la categoría de mejor director. Lo logró con The Hurt Locker (En tierra hostil), que narra la historia de un comando estadounidense de antiexplosivos en Irak.

Según el crítico Samuel Castro, Bigelow “se aleja de los estereotipos de lo que podría ser el ‘cine femenino’, pues le gustan las películas de acción, con complicadas secuencias de cámara y muchos retos técnicos”. Ese estilo se hace evidente en Zero Dark Thirty (2012), un filme sobre la captura de Osama bin Laden que recibió cinco nominaciones a los Óscar en el 2013 y se llevó el premio a mejor edición de sonido.

El trabajo más reciente de Bigelow es el drama Detroit (2017), que revive los disturbios raciales que sacudieron Estados Unidos en 1967.

Sofia Coppola

Del deshonroso premio de peor actriz de reparto y peor nueva estrella en 1990 en los Golden Raspberry Awards, a una de las directoras de cine más respetadas del panorama actual. Sofia Coppola (Nueva York, 1971) hace honor al apellido de su padre, Francis Ford Coppola, uno de los más renombrados realizadores del mundo. Las vírgenes suicidas, su debut en 1999, fue toda una sorpresa. Y, aunque con altibajos, no ha parado de consolidar su carrera. Entre sus títulos más sobresalientes están Perdidos en Tokio (2004), que consiguió el Óscar al mejor guión original. El año pasado fue distinguida con el premio a mejor directora en el Festival de Cannes (la segunda en conseguirlo después de Yuliya Solntseva, en 1961) por El seductor (2017). La crítica destaca de ella su mirada atípica, la estética de sus películas y la complejidad que pone en escena.

Isabel Coixet

Es una de las directoras más sobresalientes del cine español. Su película más reconocida es Mi vida sin mí (2003), que ganó el premio Goya al mejor guión adaptado y fue nominada al Oso de Oro del Festival de Cine de Berlín. El crítico Juan Carlos González afirma que los personajes de Coixet “gravitan siempre bajo unos postulados parecidos y muy propios de su autora: los derivados del dolor, la soledad, el amor y la muerte”, y agrega que su mirada “es una de las más diversas e interesantes de Europa”. La Librería (2017), su más reciente filme, está nominado en doce categorías de los premios Goya, que se entregan mañana en España.

Lucrecia Martel

Productora, guionista y directora, nacida en la ciudad de Salta, en el norte de Argentina, en 1966. Tras dirigir varios cortos y una serie de televisión, Martel se lanzó al ruedo de los largometrajes con La ciénaga (2001). La película recibió el premio Alfred Bauer del Festival de Cine de Berlín, el premio NHK en el Festival de Cine Sundance y el premio a mejor película y mejor director en el Festival de Cine de La Habana. Otros títulos suyos son La niña santa (2004) y La mujer rubia (2008), películas nominadas a la Palma de Oro en el Festival de Cannes. El año pasado dirigió Zama, que ganó el premio a mejor película en el Festival de Cine de La Habana 2017 y está nominada en la categoría de mejor película iberoamericana de los premios Goya.

En palabras del crítico de cine y docente universitario Manuel Kalmanovitz: “No hay nadie que potencie como ella el encuentro mágico entre sonido e imagen de una manera tan reconocible”.

Las que han hecho historia

La italiana Lina Wertmüller fue la primera mujer en ser nominada a los premios de la Academia como mejor directora, en 1977. Lo logró gracias a la película Pascualino Siete Bellezas (Pasqualino Settebellezze). Luego de 17 años (1994), Jane Campion, de Nueva Zelanda, fue nominada por la dirección de El piano. Sofia Coppola las siguió en 2004, tras dirigir Lost in Translation, y Kathryn Bigelow se llevó la estatuilla por la mejor dirección en 2010, con el filme The Hurt Locker.

JIMENA PATIÑO BONZA
@jimenapb

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA