Carrusel

40 cosas que deberías saber a los 40

Estos consejos van para todas las mujeres en cualquier 'piso' de la vida. ¡Buenísimo saberlos!

40 cosas que debería saber a los 40

#18. Haber entendido que no hay nadie como tú ni hay nadie que pueda ser tu mejor versión. Sé tú todos los días. Es el mejor regalo que puedes hacerte.

Foto:

Miguel Yein

05 de octubre 2017 , 03:04 p.m.

Probablemente las conoces de memoria, pero no está de más aprovechar esta ocasión para recordarte eso a lo que jamás debes renunciar.

  • Entender que esta oportunidad de vida es única e irrepetible. Sé coherente y ¡vívela a tu manera!
  • Saber que hay negro, blanco, gris y colores brillantes ’in-between‘. Y, sobre todo, que está bien navegar en ese mar.
  • Conocer ya los 4 colores para vestir que te hacen brillar. Y claro: ¡Usarlos con frecuencia!
  • Saber qué vestido se ajusta a la forma de tu cuerpo: es que hay unos que solo Audrey Hepburn podía usar.
  • Y más que eso, tener claro cuál es tu estilo: asúmelo, no todo te queda bien. Recuerda que no somos esclavas de la moda.
  • Ponerte de primera en las relaciones: te habrás prometido, al llegar a los 40, no ser más la víctima de una pareja asfixiante o anuladora.
  • Estar feliz de haber nacido en esta época con tanta ciencia y tecnología al servicio de la belleza. ¡Solo procura no terminar como Meg Ryan!
  • Mirar atrás y reírte de alguna travesura sana que te salió bien: es que no tienes que ser mojigata para ser buena.
  • Saber cuál es tu mejor lado para las fotos y, evidentemente, tomarlas desde ese ángulo.
  •  Tener clara la lista de tus 10 prioridades en una relación de pareja. Y no; los tóxicos no aplican.
  •  Saber que perdonar es por ti y para ti: es tu gran reto y tu gran liberación.
  •  Tener un ‘me time’, ese tiempo religioso y exclusivo para ti cada día, donde haces lo que amas y te consientes.
  •  Haber viajado a ese lugar que siempre has deseado. ¿No lo has hecho aún? ¡Qué esperas!
  •  Haberte sorprendido de hacer alguna cosa que nunca habrías pensado que harías: siempre somos más de lo que creemos.
  •  No pelear con tu pareja y tus hijos (si los tienes) por cada detallito que te molesta. Sé más tolerante.
  •  Contar con una rutina de ‘muévete’: ya sea zumba, rumba, pilates, loquesea.com, pero que te recuerde que estás viva. ¡Tienes que moverte para demostrarlo!
  •  Haber sacado de tu cabeza eso de que si lo estás pasando mal, es porque te lo mereces. No, ‘my friend’, a estas alturas ya debes tener claro que simplemente es porque decidiste mal; basta de películas de terror.
  •  Haber entendido que no hay nadie como tú ni hay nadie que pueda ser tu mejor versión. Sé tú todos los días. Es el mejor regalo que puedes hacerte.
  •  Tener un mejor amigo (o varios): ellos son la familia que escogemos para llenarnos de alegrías y llantos compartidos. ¿Qué tal un grupo de mujeres? También se admiten hombres, por supuesto.
  •  Haber identificado el área más importante para ti en tu vida actual: lo profesional, la maternidad, lo personal, la vida social… y darle el tiempo y el cuidado que quieras y no sentirte culpable por ello. En cada etapa uno es lo que elige ser. Estás en tu derecho.
  •  Saber qué es lo que definitivamente no soportas de la convivencia con una pareja y no tener miedo de decírselo a la cara. No tenemos por qué soportar la mala educación de nadie. ¡De nadie!
  •  Tener claro que no pasa nada por romper la dieta una vez, y más si es por ese postre espectacular, esa hamburguesa deliciosa, esa pizza inolvidable… vale la pena.
  •  Evitar los tonos muy oscuros en la boca… es que endurecen el rostro.
  •  Entender que lo de “la suegra” no es personal: ella sigue viendo a su hijo como el niño perfecto. Pero eso si: no le concedas más espacio del necesario.
  •  Saberte humana y perdonarte por haber herido a alguien alguna vez en tu vida: tranquila, todos nos equivocamos.
  •  Saber que todos los días tenemos la opción y la dicha de aprender de un libro, un niño, una película, una serie, un amigo y de nosotros mismos. Que la curiosidad no te abandone nunca.
  •  Tener como rutina el disfrutar un placer de los sentidos al menos una vez a la semana: te lo mereces.
  •  Haber reivindicado a tu madre: ella es el resultado de una época en que las cosas eran así y las mujeres tenían que ser así.
  •  Asumir que definitivamente no tienes que gustarle a todo el mundo.
  •  Entender que no está mal divertirte. No tiene por qué haber culpa en ello. Y sí, eso incluye el sexo.
  •  Saber que no todo el mundo tiene que ser tu amigo; unos serán buenos conocidos y otros ojalá no los hubieras conocido. A esos, mantenlos a raya.
  •  Olvidarte de esa idea absurda de que si lo estás pasando demasiado bien es porque viene una crisis horrible. Ni que estuviéramos en el siglo XV.
  •  No es lo mismo llegar de la rumba a las 2 a. m. que a las 5 a. m. Asúmelo de una vez por todas. Tu piel, tus uñas, tu cabello y tu cerebro, sobre todo, lo agradecerán.
  •  Reconocer el ciclo básico de las relaciones: da, que tarde o temprano recibirás.
  •  Aprender a mantener la efervescencia del amor de pareja: a veces debes ser la mejor amiga, otras una amante apasionada y siempre, siempre, la mejor familia posible.
  •  Agradecer cada día por todas las bendiciones que hay en tu vida.
  •  El cabello gris está de moda. Si te sientes cómoda y, sobre todo, si no te envejece las facciones, atrévete. ¿Por qué no? Y si lo tuyo es el ‘full color’, ¡adelante!
  •   No pasa nada si lo que habías decidido o dado como cierto hace 10 años hoy cambia. Es válido. Para eso son los años y las experiencias de vida. Fuera dogmas.
  •  Expresarles a los tuyos cuánto los quieres. Hazlo como si no hubiera un mañana.
  •  Haber comprendido que nuestros 40 son los 25 de nuestras abuelitas y los 30 de nuestras mamás: vivimos un momento privilegiado donde las mujeres podemos ser lo que queramos si realmente nos lo creemos.

Jassel Arzuza*
​*Online coach y psicóloga certificada en Inteligencia Emocional, máster en Neurociencias. www.jasselarzuza.com – @jasselarzuza
Para CARRUSEL

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA