Carrusel

El secreto japonés para vivir 100 años

La periodista Junko Takahashi explora las claves de la longevidad de los habitantes de su país.

Longevidad en Japón

Shino Mori (111 años) es reportera de televisión, hace amigos allá donde va y trata igual a todo el mundo. 

Foto:

Junko Takahashi

15 de junio 2017 , 11:18 a.m.

Quién no ha soñado con cumplir más de un siglo. Pero llegar bien: practicando deportes y con la energía a tope. Todo un reto. Parece una idea lejana, pero ya está pasando. Que se lo pregunten a los japoneses. En 2016, el país nipón batió el récord mundial de más habitantes centenarios registrados: son más de 65 mil personas mayores de cien años.

Y aunque la cifra es increíble, es cierto que la esperanza de vida en general en ese país asiático está por los 80 años de edad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Cómo lo hacen? Eso fue lo que se preguntó la periodista Junko Takahashi y a lo que intentó dar respuesta en su libro El método japonés para vivir 100 años (Editorial Planeta), próximamente en las librerías del país. A sus 48 años, Takahashi espera tener una larga vida, igual que la de sus entrevistados. Para ella, la clave está en cocinar los propios alimentos y mantenerse físicamente activo. Hablamos con la japonesa vía telefónica desde Tokio.


¿Qué hacen los habitantes de Japón para ser los más longevos del mundo?

Son personas que se cuidan: comen bien y hacen ejercicio. Algunos trabajan hasta sus 90 años. Los centenarios, en cambio, ya no trabajan. Se mantienen sociables, tienen curiosidad, salen con amigos y se relacionan con otra gente.

Hay que mantenerse activo...

Hay personas que están disfrutando de la vida. Y nunca es tarde. Los ancianos que entrevisté (13 personas de más de cien años de edad y 20 de más de 95) me dijeron que aún encuentran cosas nuevas, distintas para hacer o descubrir. Disfrutan su manera de vivir. Un ejemplo: un señor me dijo que llevaba más de 30 años en una misma actividad. Y uno piensa que es mucho tiempo, ¿no? Pero son centenarios. Cuando ellos dicen 30 años es porque han empezado a los 70 años. Entonces, eso indica que siempre hay tiempo para empezar.

Centenarios japoneses

Si se intenta, se puede hacer. No se puede hacer porque no se intenta. (Mieko Nagaoka, 102 años, nadadora plusmarquista).

Foto:

Junko Takahashi

Centenarios japoneses

Era más joven que yo, pero se murió de vejez. (Tomotaro Aikawa, 102 años, cuando contó que su oftalmólogo de toda la vida había fallecido).

Foto:

Junko Takahashi

Centenarios japoneses

Es muy importante ayudarse mutuamente. Quiero transmitir este mensaje a las generaciones posteriores: amor con amor se paga. (Tei Hidaka, 111 años).

Foto:

Junko Takahashi

Centenarios japoneses

Creo que la edad es solo un número. (Tomotaro Aikawa, 102 años).

Foto:

Junko Takahashi


También son personas optimistas...

Intentan disfrutar todos los días y vivir bien. Cuando les pregunté cuál fue su acontecimiento más feliz al cumplir un siglo, muchos de ellos respondieron que no recuerdan porque viven el momento.

Usted dice en su libro que el consumo de carne ha influido en la longevidad. ¿Por qué?

Fue en los años 70 cuando los japoneses comenzaron a consumir carnes rojas. Se comía muy poco porque había mucha influencia del budismo. Hasta ese entonces, se comía pescado, legumbres y vegetales. Después de los Juegos Olímpicos de Tokio, en 1964, y con la llegada de deportistas de otros países, aumentó el consumo de carne roja. Se puede decir que la ingesta de proteína y grasa animal ha influido en la vida de los japoneses. Ahora, se debe tener en cuenta que tampoco consumen demasiado. Simplemente que, con la inclusión de la carne en la dieta, la alimentación ha sido más sana y completa.

Descubrí que la clave está en no llenar el estómago. Esto quiere decir que está bien comer un 80 por ciento y masticar mínimo 30 veces por cada bocado


¿Y cómo es la alimentación de los centenarios que entrevistó?

Ellos comen diferente. Me di cuenta de que no existe una comida mágica para la longevidad: algunos prefieren comer mucho arroz, otros beben licor y, unos cuantos, optan por el pescado o frutos del mar. ¿Qué tienen en común? Descubrí que la clave está en no llenar el estómago. Esto quiere decir que está bien comer un 80 por ciento y masticar mínimo 30 veces por cada bocado. Aquí lo llamamos hara hachi bun me.


Ellos mismos trabajan en sus labores domésticas. Una vez entrevisté a un señor en su casa y fue curioso que no estuviera quieto para atenderme. Me mostraba fotos, libros, documentales. Y luego me dijo que organizar la casa y mover los objetos es un buen ejercicio. No hace falta hacer deporte hasta sudar, pero estar en constante movimiento es muy importante.

Veinte de cada cien centenarios llevan una vida autónoma


La visita al médico no se puede descuidar...

Los centenarios en Japón han pasado por épocas bastante difíciles: guerras, pérdida de sus seres queridos, desastres naturales. Y después de ello, han superado enfermedades. Cualquier anomalía que encuentren, ellos van al médico. O se hacen un chequeo mensual. Es una forma de estar muy cuidados. No son fuertes físicamente, pero están muy bien cuidados.

¿Cómo les va con el sueño?

Aprendí de ellos que uno duerme lo que necesite. Las horas que el mismo cuerpo requiera. Por ejemplo, hace unos años teníamos a Kamato Hongo, una mujer que murió a los 116 años. ¿Su secreto? Dormir dos días seguidos y mantenerse despierta otros dos. Hay centenarios que pueden dormir entre cinco, siete y ocho horas diarias.

ELIANA RENTERÍA LOZANO
Redactora de CARRUSEL

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA