Carrusel

¿Sabe lo que es una 'comunidad de aprendizaje?

No, no es lo mismo que un colegio. 

Claves para el aprendizaje

Los estudiantes construyen conexiones con la información que reciben.

Foto:

123RF

05 de octubre 2017 , 03:17 p.m.

Enseñarle a cuarenta estudiantes de seis grados diferentes, y al mismo tiempo, es un desafío. Eso lo saben los docentes de las escuelas rurales de Colombia que aplican el modelo “Escuela Nueva”, en el cual niños de diferentes edades y niveles educativos aprenden juntos con el mismo profesor, y en ocasiones, en el mismo salón.

Sin embargo, ese desafío se ha hecho más fácil en muchos colegios del país que han implementado el proyecto Comunidades de Aprendizaje (CDA). Así lo afirma Ana Milena Hernández, docente de la Institución Educativa El Silencio en San Luis (Antioquia), quien se ha capacitado en la metodología de CDA y cuenta con el apoyo de madres voluntarias en sus clases.

La iniciativa busca mejorar la calidad de la educación a nivel mundial, y promueve el voluntariado de padres de familia, el diálogo, la lectura y el aprendizaje colaborativo. Se ha aplicado en países como España, Italia, Chipre, México, Brasil y Argentina, y llegó a Colombia en el año 2014. 44 instituciones lo han acogido, 20 más se preparan para implementarlo y 16.000 estudiantes son beneficiarios.

Base científica

El proyecto CDA se fundamenta en investigaciones como ‘Includ-ed’ (2006 - 2011), la cual fue liderada por el Instituto Crea de la Universidad de Barcelona, y financiada por la Unión Europea. Según Rosa Valls, docente y miembro del equipo investigador, se estudiaron todos los sistemas educativos del viejo continente, y se formularon estrategias para mejorarlos. Pero además, se obtuvo herramientas aplicables en todos los países del mundo.

Las ‘Actuaciones educativas de éxito’ son un concepto clave. “Su base es que los niños ahora no aprenden de memoria sino a partir de las interacciones, el diálogo y los argumentos” indica Valls. Entre estas actuaciones se cuentan las ‘Tertulias Literarias’, en donde los estudiantes leen clásicos de la literatura universal y los discuten conjuntamente.

En la escuela La Tebaida, de la vereda Tabitas de San Luis (Antioquia), estas tertulias se realizan cada semana. Para Rosalía Aguirre, estudiante de cuarto grado en la institución, estos espacios son esenciales: “nos ayuda a tener una imaginación muy grande, para que podamos ser mejores niños y mejores estudiantes, para aprender más cosas de la vida”, comenta.

El poder de soñar

El primer paso para que los colegios se conviertan en Comunidades de Aprendizaje es la capacitación de los profesores y los padres de familia, entonces llega el momento de soñar. En las “Jornadas de Sueños”, niños, padres y docentes comparten cómo quieren transformar sus comunidades desde las escuelas, y luego se conforman comisiones para estudiar si las ideas que allí surgen son viables y cómo pueden cumplirse.

Juan Carlos Mesa, profesor en la escuela La Tebaida, recuerda que era escéptico frente al proyecto: “yo fui muy reacio, ya que por tiempo, por el factor económico y conociendo la comunidad, se me hacía muy difícil”. Sin embargo, confiesa que ver a los padres de familia y a los niños de la escuela soñando juntos le hizo cambiar de opinión.

Actualmente, Mesa participa en el proyecto junto con los papás voluntarios y ha sido testigo de cómo los sueños se han ido cumpliendo. “Logramos volver a levantar y pintar el parque que estaba muy deteriorado, y estamos consiguiendo las escrituras para la escuela” dice con entusiasmo.

Implementación

Para Oscar Mauricio Suárez, formador líder de CDA en Antioquia, es fundamental que los padres se den cuenta de que “son ellos mismos quienes pueden tejer una mejor educación para sus hijos y un mejor futuro para sus familias”. Suárez argumenta que por esa razón CDA fomenta la autogestión para lograr las metas de las comunidades.

En los colegios y escuelas donde el proyecto hace presencia, ya sean rurales o urbanos, los padres se organizan para reunir fondos, para hacer reparaciones e incluso para enseñarse entre ellos. Es así como los sueños toman forma y las comunidades pueden transformarse.

El programa es financiado por Natura Cosméticos, a través de una línea de productos llamada “Creer Para Ver”. De acuerdo con cifras de la compañía, se ha invertido más de un billón de pesos en el programa, desde su inicio en 2014. La Fundación Empresarios por la Educación (FExE) también aporta recursos y se encarga de la implementación en los planteles educativos de Antioquia, Valle del Cauca, Putumayo, Caquetá y Santander.

Redacción CARRUSEL

Síguenos en nuestras redes: Facebook, Twitter e Instagram. 

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA