Actualizado 10:10 p.m. - lunes 27 de febrero de 2017

06:46 p.m.

Capturan a taxista agresor de universitaria en Cartagena

 A esta hora en el centro de despachos judiciales de Cartagena la Fiscalía adelanta las audiencias de legalización de captura Meruan Wong Fuentes, el taxista señalado de recoger transportar a la joven Jazmín Álvarez Romero en la madrugada del pasado 21 de enero, última vez en que fue vista la mujer que apareció dos días después en zona rural de Cartagena con señales de violencia e inconsciente.

La Fiscalía tendrá que establecer cuál fue la participación del conductor del taxi en los hechos que por poco le quitan la vida a la joven de 24 años, quien estuvo inconsciente durante 15 días.

Wong deberá responder por los delitos de feminicidio agravado y acceso carnal violento (en grado de tentativa), y secuestro simple.

"Las evidencias demuestran que este taxista es un peligro para la sociedad. Pido a los jueces colocar la máxima condena. El sujeto afrontaría una condena entre 20 y 40 años", dijo el alcalde de la ciudad, Manuel Vicente Duque.
La familia de la víctima pide que las investigaciones continúen pues es posible que se tratara de un grupo de agresores, pero por el momento, este taxista es el principal sospechoso.

Jazmín Álvarez Romero es una estudiante cartagenera de salud ocupacional, a quien sus amigos despidieron por última vez en un taxi, después de salir de una discoteca.

Esa madrugada del sábado 21 de enero la joven salió a la una de la madrugada de la discoteca Green Moon, ubicada en el populoso sector de la Castellana, donde departía con sus amigos. Allí tomo un taxi rumbo al barrio Crespo, en el norte de Cartagena, donde vive, pero nunca llegó a su casa.

Gracias a un llamado de una comunidad, la Policía halló a la joven el domingo 22 de enero, en horas de la tarde, en el sector de Bayunca, zona rural de Cartagena. Casi 36 horas después de haber tomado el taxi.
La hallaron inconsciente y con rastros de violencia en su cuerpo.

Durante varios días respiró sólo por un tubo pero no respondía a los a los llamados de sus familiares.

“Exigimos que las autoridades mantengan la investigación porque creemos que hay más personas involucradas en esta agresión” señaló Javier Méndez, uno de sus tíos, quien acompañó a la joven durante su recuperación en la Clínica San José del barrio Torices.

¿Y las cámaras de seguridad?

El comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena, brigadier general Luis Humberto Poveda, aseguró que sus hombres continúan tras el paradero de todos los posibles agresores.

Paradójicamente, la joven fue raptada y torturada el mismo día en que el Presidente Santos y varios integrantes de la cúpula de la Policía Nacional inauguraban un poderoso sistema de video vigilancia comunitaria conformado por 459 cámaras de seguridad que prometen vigilar todos los barrios de Cartagena, pero que según la Policía no registraron a los agresores de la joven

John Montaño
Redactor de EL TIEMPO
Cartagena
En Twitter: @PilotodeCometas

Paginar