Actualizado 10:10 p.m. - lunes 27 de febrero de 2017

10:39 p.m.

Las pruebas a favor de Moreno y Quintero en el caso Colmenares

El 14 de diciembre será la última audiencia de alegatos de conclusión del proceso que se les lleva a Laura Milena Moreno y a Jessy Quintero, a quienes las señalan de obstruir la investigación sobre las circunstancias en las que falleció el estudiante de la Universidad de los Andes Luis Andrés Colmenares, el 31 de octubre del 2010 en las inmediaciones del parque El Virrey (calle 88 con carrera 15).

Para la citación judicial está previsto que la Fiscalía controvierta los argumentos de la defensa de las jóvenes que sostiene que Colmenares murió en un accidente al caer al canal de aguas del parque y no en un asesinato.

(También: Los argumentos contra Laura Moreno y Jessy Quintero en caso Colmenares)

Por este proceso el organismo investigador acusa a Moreno de coautoría impropia, y a Quintero por falso testimonio y encubrimiento de homicidio.

En las últimas dos semanas, el juicio entró en su recta final, tras seis años, y la Fiscalía sigue sosteniendo la hipótesis de que el universitario fue asesinado a golpes en la madrugada del 31 de octubre, y Moreno fue testigo del hecho y no hizo nada para impedirlo; pero que además Jessy Quintero se prestó para encubrir el crimen.

Los traumas en el rostro del estudiante, que encontró el médico forense Máximo Alberto Duque tras una segunda necropsia a Colmenares, no corresponderían a una caída, sino a una golpiza, en especial por una lesión en el mentón del Colmenares, según la Fiscalía.

Además, las incongruencias que el ente acusador habría hallado en los testimonios de las jóvenes, serían las pruebas claves para demostrar que fue un homicidio, argumentos que tuvo en cuenta el procurador del caso para solicitar condena tanto para Moreno y Quintero.

No obstante, los abogados defensores niegan que el universitario fue asesinado y que, por el contrario, padeció en un accidente al caer en el canal de agua del Virrey.

Para Jaime Granados, apoderado de Laura Moreno y que presentó 70 pruebas a favor de ella, lo del mentón de Colmenares sí se aclaró y aseguró que fue una abrasión o raspadura, pero que pese a ello “el Ministerio Público argumentó que como ningún perito de la defensa esclareció lo de la lesión inframentoniana, se dio validez a la única explicación existente que era la de Máximo Duque”.

El abogado volvió a insistir que las heridas en el rostro de Luis Andrés Colmenares eran producto de una caída de altura. “Murió como consecuencia de un accidente al caer involuntariamente al canal del Virrey en una noche con muy poca luminosidad y sin luna”, sustentó.

Granados indicó que tampoco hubo incongruencias en las versiones que dieron las jóvenes de los hechos teniendo en cuenta los testimonios de los policías que atendieron al llamado de Laura Moreno.

“A la pregunta de la Fiscalía de cuál era el sitio del que ella (Laura Moreno) dice que se había lanzado el joven, el policía afirma que Laura le responde que era la calle 87 entre carrera 13 y 13A. ¿Y cuál es la ubicación que está estipulada? Es esa, hay absoluta coherencia”, añadió Granados.

Agregó que contra lo que dijo la Fiscalía, Laura Moreno tampoco dio ubicaciones diferentes a las autoridades para distraer a las autoridades sobre el lugar en el que estaba el cuerpo del universitario.

Defensa de Quintero

Mientras que Jesús Albeiro Yepes, abogado de Jessy Quintero, aseguró que el supuesto homicidio y ocultamiento de Colmenares se tuvo que realizar en un tiempo récord, que ni el comando que dio muerte a Osama Bin Landen pudo haber realizado.

Para sostener esta versión, Yepes presentó ante el estrado un listado con las ubicaciones y horas de las llamadas que realizaron su defendida, Laura Moreno –que las atendió en el teléfono de Colmenares–, y otros amigos de los estudiantes.

Cronológicamente, los acontecimientos que terminaron en la tragedia, según Yepes, comenzaron hacia las 3:20 de la mañana luego de que salieran de la discoteca Pent House, en la carrera 14 con calle 82, y esperaran a que el ‘vallet parking’ del lugar le trajera el vehículo de Moreno en el que regresarían a sus hogares.

En ese tiempo de espera es cuando van a comer un perro caliente en un establecimiento en la calle 85 con carrera 15. Ahí es cuando Jessy Quintero llama a sus amigos para que la recojan, pero en ese momento es cuando habría salido corriendo Colmenares.

Luego, Quintero se comunicó con Colmenares a las 3:32, luego de que la recogieran sus compañeros y se movilizó en la camioneta al norte por la carrera 15; a esa hora le contestó Laura Moreno, quien le señala que iba detrás de Colmenares.

La joven hace una nueva llamada a Quintero, que termina a las 3:36 de la madrugada en la que les informa en qué lugar se encuentra. Al término de esa llamada, según Yepes, fue cuando ocurrió el accidente.

Ante la situación, los jóvenes buscan a Colmenares por el canal de aguas del parque. Sin embargo, como la búsqueda fue infructuosa, Laura Moreno va al CAI de El Virrey por ayuda hacia las 3:48 a. m.

En esta versión de la defensa, por el tiempo entre 10 y 15 minutos, no pudo ocurrir el homicidio a golpes de Colmenares y su supuesto posterior ocultamiento, como afirma la Fiscalía.

“Ni siquiera ese comando (que persiguió y ultimó a Osama Bin Laden) podría. En qué tiempo se toma a un joven, se le agrede y luego se prepara, se lleva y se pone en ese lugar del caño de El Virrey. ¿En cuál de estos tiempos? Eso es realmente imposible”, sostuvo Yepes.

Por estas razones, el defensor de Jessy Quintero sigue afirmando que la muerte de Colmenares ocurrió tras un ‘desafortunado accidente’.

Bomberos, responsables

Granados dijo que hubo responsabilidad del primer grupo de bomberos que acudió al parque El Virrey porque omitieron la debida búsqueda del joven dentro del colector de agua del canal del Virrey que está debajo de la carrera 15 con 88, donde fue encontrado Colmenares.

“Si hubieran hecho la tarea de búsqueda adecuada, otra hubiera sido la historia de este caso”, afirmó Granados.

Por lo que solicitó a la juez que lleva el proceso que se les investigue. “Solicito que se compulse copias a quienes han faltado a la verdad en este juicio, concretamente el primer grupo del cuerpo de Bomberos, que no cumplieron con su deber y mintieron”, dijo el jurista.

En la presunta omisión de la búsqueda de Colmenares también coincidió Jesús Albeiro Yepes, el abogado de Jessy Quintero. “Si ellos cruzan físicamente, paso a paso, metro a metro el túnel cumpliendo los protocolos esta tragedia se habría evitado”, señaló Yepes.

En la próxima audiencia del 14 de diciembre se espera que concluya la argumentación de las dos partes, pero el sentido del fallo (condenatorio o absolutorio) se daría en enero del próximo año.

Tribunal de Bogotá dice que fue homicidio

Aunque la defensa de las jóvenes sigue señalando que la muerte de Luis Andrés Colmenares se dio tras un accidente, desde octubre del 2014, el Tribunal Superior de Bogotá señaló que la muerte del universitario se dio por un homicidio tras resolverse el proceso en el que se acusó a Carlos Cárdenas, exnovio de Laura Moreno, de participar en ese crimen.

Si bien a Cárdenas no se le halló culpable, el alto estrado afirmó en su sentencia que hubo violencia física contra Colmenares en diferentes y sucesivos momentos. “Fue agredido de forma violenta y brutal por terceros. Y resulta poco creíble que haya salido corriendo y saltado al caño”, indicaron en el documento judicial, en el que agregaron que Laura Moreno dio tres versiones distintas de los hechos.

BOGOTÁ

Paginar