Bogotá

Algo anda mal / Voy y vuelvo

Nada que implique justicia por mano propia está bien, el vandalismo deslegitima la protesta social.

Fuertes protestas en Álamos por acumulación de basuras en las calles

Vándalos decidieron bloquear el acceso de los camiones de aseo a un sector de Engativá y provocaron incendios, pedreas, y quemaron un bus del SITP.

Foto:

Cortesía de Marco Antonio Alfonso Ortiz

17 de febrero 2018 , 10:00 p.m.

Solo quien ampara una mente criminal puede permitirse el cobarde acto de lanzar una granada de gas lacrimógeno al interior de un bus de servicio público repleto de pasajeros.

Pudo haber ocasionado una tragedia terrible, con víctimas fatales y heridos que hoy estaríamos lamentando.

El grado de agresividad y el odio exhibidos por este individuo dejaron al descubierto que no se trataba de un usuario inconforme con el sistema. No señor. Se trató de un vándalo profesional, entrenado para hacer daño y promover acciones que atentan contra la vida de los demás.

Lo mismo sucedió durante las protestas desatadas por la crisis de las basuras hace una semana, cuando energúmenos decidieron bloquear el acceso de los camiones de aseo a un sector de Engativá y provocaron incendios, pedreas, y quemaron un bus del SITP. Estaban encapuchados, gritando consignas y haciendo apología de las acciones de hecho.

Estos dos casos ilustran lo que tantas veces he repetido: el vandalismo está deslegitimando la protesta social. Detrás de los reclamos de la gente –absolutamente válidos– por la falta de frecuencias en el transporte público o la acumulación de basuras se camuflan de manera estratégica los generadores del caos, estimulados por intereses de todo orden. Muchos de ellos vinculados con causas políticas extremas o abiertamente subversivas –como lo demostró el Eln– que juegan a la desestabilización convencidos de que esa es la forma de expresar rechazo al gobierno, a las instituciones y a la sociedad en general a fin de empoderar a los verdaderos ‘salvadores’.

El episodio del bus atacado no puede pasar por alto. Un hecho similar ya había ocurrido en otra manifestación, y gracias a la colaboración ciudadana y a las autoridades, se dio con el agresor. Acá debe pasar lo mismo, so pena de que mañana se recurra a algo más devastador que una granada lacrimógena. Y sobre el responsable debe caer todo el peso de la ley. Es lo que hace una sociedad seria que se protege a sí misma y protege el derecho a disentir del gobierno, a abuchearlo si quiere, pero dentro del marco de respeto por el otro.

Si, como lo ha advertido la Alcaldía, detrás de estas acciones se esconden intereses partidistas al calor de la campaña electoral, el tema es más grave. Se estaría jugando sucio al emplear los bienes públicos de la ciudad como escudos de lucha política sin reparar en las víctimas que ello genera. Es la vieja estrategia del populismo: dividir, sembrar miedo, pintar escenarios catastróficos, confundir. Y la ciudad no puede caer en eso. No pueden ser los ciudadanos de bien los que terminen en medio de una confrontación en la que se apela a todos los medios para defender a los abaceros de ilusiones y su séquito de aduladores violentos. En el caso del bus de TransMilenio atacado, 300.000 personas pagaron las consecuencias.

Algo no anda bien últimamente en la ciudad cuando se aplaude al escolta que dio muerte a un ladrón y varios piden que acciones similares se repitan. Algo no anda bien cuando la comunidad de un barrio intenta linchar a un presunto abusador al que un juez mandó para su casa. Algo no anda bien si se atenta contra humildes personas arrojándoles gases al bus que los lleva al trabajo. Nada que implique tomar justicia por mano propia está bien. Si ese es el escenario que nos espera, habremos desaparecido como seres racionales.

A propósito: No entiendo por qué a un candidato se le ocurre poner como lema de campaña la defensa del apellido Santos y no la defensa de los intereses de los ciudadanos.

ERNESTO CORTÉS FIERRO
Editor Jefe EL TIEMPO
erncor@eltiempo.com
En Twitter: @ernestocortes28

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA