Bogotá

La super-Bogotá / Voy y vuelvo

Es epicentro de eventos que envidiaría cualquier capital, pero nos empeñamos en mirar el vaso vacío.

Feria del Libro de Bogotá 2017

La pasada Feria del Libro contó con invitados de lujo y 550.000 asistentes. Todo un récord.

Foto:

La pasada Feria del Libro contó con invitados de lujo y 550.000 asistentes. Todo un récord.

04 de octubre 2017 , 03:07 p.m.

Los bogotanos estamos siendo duros con la ciudad. Independientemente del clima político y revanchista que se respira a diario, más allá del trancón que patrocinamos todos y de los incesantes videos policiales que nos muestran el atraco o el asesinato del día, como si no hubiera nada más, hay una cantidad de eventos que han tenido y tendrán lugar en la ciudad y de los cuales poco se habla. Y, sin embargo, conseguirlos ha costado un enorme esfuerzo.

Empecemos por la cumbre de premios nobel de paz. Fueron más de 29, sí, no uno ni dos, ¡veinte! Aquí estuvieron, por primera vez, buena parte de los galardonados. En 50 países se destacó la noticia, a miles de kilómetros se les dio la relevancia que tenían. Y acá también, pero nos quedamos cortos.

Hay un sinnúmero de eventos que conmemoran el año cruzado de Francia-Colombia: gastronomía, educación, cine, arte, libros, actividades empresariales. Somos el segundo país de América Latina que la nación europea escoge para este magno evento. Pero pocos se han dado por enterados porque primero hay que llevar el video policíaco.

Bogotá es líder en economía naranja; acá está el talento de los jóvenes programadores, de los que hacen videojuegos, drones; hay una industria musical impresionante, se respira cultura en los barrios, con los duros de los tambores, del movimiento 'hip hop', de los grupos ecologistas, teatro, en fin. Y ahora se aspira a que seamos los número uno, junto con la región, en temas financieros y farmacéuticos.

Acaba de concluir una de las más exitosas ferias del libro, con invitados de lujo y 550.000 asistentes. Todo un récord.

Por si lo anterior fuera poco –y me estoy quedando corto–, en septiembre tendremos la visita del Papa y al menos 3 millones de turistas de Colombia y América Latina. Y, posteriormente, el One Young World, en octubre, el encuentro mundial de jóvenes que reunirá a 1.500 muchachos y decenas de líderes de talla mundial.

Bogotá es, pues, epicentro de eventos que envidiaría cualquier capital que se respete. Pero nos empeñamos en mirar el vaso medio vacío. Nuestros líderes políticos brillan por su ausencia. No hay nada rescatable de sus pujas políticas, solo odio y rencor. Pareciera que convivieran dos ciudades: la del talento y la esperanza, y la de los dispuestos a destruirla con tal de recoger las migajas de los réditos políticos.

De vez en cuando todos, incluyendo a esos seudolíderes, deberían hacer un alto y proponer, de una vez por todas, la sensatez.

ERNESTO CORTÉS FIERRO
Editor Jefe EL TIEMPO
erncor@eltiempo.com@ernestocortes28

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA