Bogotá

Deje así... / Voy y vuelvo

Con mejor transporte público será posible dejar la tentación del carro.

Pico y placa en Bogotá

Lo mejor sería que todos tomáramos conciencia de lo crucial que resulta en estos tiempos hacer un uso racional del carro.

Foto:

Mauricio Moreno / Archivo EL TIEMPO

09 de septiembre 2017 , 08:38 p.m.

No hay que confundir euforia con mejoría. No hay que creer que porque la ciudad estuvo transitable esta semana es hora de regresar al pico y placa todo el día. Ni tampoco hay que encandilarse con la sensación de mayor seguridad, pues el incremento en el pie de fuerza estuvo en ciertos corredores, por donde habitualmente hay más presencia de ciudadanos.

Las calles semivacías, los andenes transitables, la disponibilidad de transporte público, los escasos trancones tienen varias explicaciones: el pico y placa temporal de todo el día, un millón de personas concentradas en un solo lugar, mucha gente en sus casas gracias al día cívico o viendo al Papa, toda la flota de taxis rodando sin restricciones y buses de TransMilenio, curiosamente, sin sobrecupo.

Es el ‘milagro’ del Papa, si lo quieren ver así, que trajo, entre otras bondades, la reparación de 6.200 daños en las vías públicas, limpieza de monumentos y, en general, el embellecimiento de la ciudad por los tramos que iba visitando su santidad. Hasta los ateos y políticos opositores reconocieron tales cambios.

Por eso no hay que dejarse llevar por espejismos. Claro que sería mucho mejor tener pico y placa todo el día. Es lo que se necesita. Es lo ideal. Es lo justo con la gran mayoría de gente que no tiene carro particular y debe acudir al transporte público. En el pasado se probó y la consecuencia inmediata fue la compra de un segundo carro, una moto o ambos. Y entonces el alivio se vuelve relativo.

Eliminar el pico y placa por tramos, como existe hoy, para volverlo permanente, como lo desean muchos –con carro, por supuesto–, significa que hay que eliminar la restricción que hoy también se aplica a los taxis, con lo que podría darse una sobreoferta; también me temo que puede dispararse aún más la presencia de vehículos tipo Uber en las calles, que a la luz de la ley siguen siendo ilegales, y entonces ahí sí se desataría una verdadera batalla campal con consecuencias insospechadas, pues la competencia entre unos y otros se volvería bárbara.

Como decía antes, es más lógico y equitativo que el 85 por ciento de ciudadanos que no poseen carro tengan derecho a beneficiarse de un pico y placa de día entero para facilitar sus desplazamientos. Pero, para que eso sea posible, tienen que existir otras condiciones tantas veces reclamadas: una mejora sustancial en la calidad del transporte colectivo, más y mejores rutas, combatir el transporte pirata, las bicimotos en las ciclorrutas, que han decidido pasarse por la faja a las autoridades; mejorar y ampliar la red de vías para la bicicleta y controlar la proliferación de motos, hoy por hoy las más involucradas en accidentes fatales.

Como estas tareas parecen imposibles a corto plazo, lo recomendable sería mantener el actual esquema. Con más troncales, mejores buses y una oferta que satisfaga a los ciudadanos de a pie será posible dejar la tentación del carro. Mientras tanto es como arar en el desierto. Es el costo que debemos seguir pagando, es la condena que heredamos de administraciones que dejaron que todo esto nos tomara ventajas ante la corta visión que tuvieron sobre lo que más le convenía a la ciudad y a su medioambiente.

Lo mejor, sin duda, sería que todos tomáramos conciencia de lo crucial que resulta en estos tiempos hacer un uso racional del carro, de lo mucho que ganaríamos todos si optamos por medios alternativos, si aprendemos a movernos en la ciudad sin ir encerrados en un vehículo contribuyendo al trancón. Eso sí que sería un verdadero milagro. Pero necesitaríamos más visitas de Francisco para ser conscientes de ello; algo imposible. Alcalde, mejor deje así.

ERNESTO CORTÉS FIERRO
Editor Jefe EL TIEMPO@ernestocortes28

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA