Bogotá

Con colores buscan disipar el crimen en Usaquén

Unos 500 habitantes de Buenavista, azotado por la delincuencia, participaron en jornada de pintura.

Barrio Buenavista

Desde hace más o menos mes y medio se vienen pintando las fachadas de Buenavista. El objetivo son 700 concluidas.

Foto:

Abel Cárdenas / EL TIEMPO

04 de septiembre 2017 , 07:47 a.m.

El olor a pintura fresca se percibía desde lejos. En medio del calor desolador, las gotas de sudor en los rostros de los vecinos del barrio Buenavista (Usaquén), uno de los más afectados por la delincuencia en Bogotá, reflejaban el esfuerzo de la labor: cambiarle la cara al sector a través de una jornada de pintura en sus casas, que organizó el Distrito.

Con el objetivo de recuperar los sectores de la capital donde la inseguridad, el consumo de drogas y la deserción escolar se han tomado las calles, la Alcaldía Mayor, por intermedio de la Secretaría de Hábitat, y la Fundación Orbis de Pintuco lanzaron el proyecto HabitArte, con el que ya se han embellecido 10.025 fachadas y beneficiado directamente a 11.763 bogotanos en 10 de sus territorios.

La representación de dos mujeres: una de ellas con una cantimplora de agua –con la que se destaca la labor de los ancestros de Buenavista cuando comenzó a ser habitado–, y otra resaltando el papel de la mujer en la sociedad, forman parte del mural de la fachada de la Casa de la Cultura, en la cual participaron cerca de 500 residentes de ese sector, que hoy es motivo de orgullo para las familias que llevan allí más de 35 años.

“Todo esto que está pasando parece un sueño, me hace revivir aquella época en la que, aunque el barrio era ilegal, vivíamos unidos. Hace muchos años teníamos que caminar largas distancias para recoger el agua, de ahí el dibujo de la mujer con la cantimplora. La otra se pintó para resaltar nuestro papel, pues supimos que en ese punto ocurrían abusos contra chicas jóvenes”, dijo Temilde Chocontá, residente por más de 34 años en Buenavista.

Es una oportunidad para que haya más arte y trabajo y menos tiempo malgastado

Para los habitantes, la idea de que el barrio a blanco y negro pasara a estar lleno de color los hace sentir “una chimba, porque todos estamos unidos por ver nuestras casas bonitas. Es una oportunidad para que haya más arte y trabajo y menos tiempo malgastado. Nos hace sentir más pertenencia por nuestro hogar”, señaló Jessica Contreras, una residente de 25 años.

Pero es que el proyecto no solo lleva la pintura a las casas, también ha brindado talleres de belleza, manipulación de alimentos y clases de estuco, todos certificados para facilitar oportunidades laborales.

“Poner la pintura es fácil, pero unir a una comunidad no lo hace cualquiera. Con este proyecto le ponemos freno a la delincuencia”, dijo Chocontá.

Y, a pesar de la oleada de calor, con overol y gorra, los 500 ciudadanos levantaron sus miradas y al ver el resultado solo concluyeron labores diciendo: “Hasta envidia dará nuestro barrio”.

EL TIEMPO ZONA
zona@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA