Bogotá

Vandalismo obligó a montar plan de choque en Engativá por basuras

Peñalosa no descartó que sea una operación orquestada por fuerzas de oposición a su Administración.

Basuras en Bogotá

En la tarde de ayer, frente al conjunto El Carmelo, en Engativá, una volqueta y tres operarios, entre ellos una mujer, recogen los residuos que fueron arrojados al espacio público.

Foto:

Abel Cárdenas / EL TIEMPO

07 de febrero 2018 , 10:49 p.m.

En una carrera contra el reloj se volvió la recolección de basuras que invaden algunos andenes, parques y separadores de las localidades de Engativá, Fontibón, Barrios Unidos y el centro de la ciudad, las más afectadas por la emergencia sanitaria.

Este miércoles se puso en marcha un plan de choque especial para atender la recolección en Engativá, donde, en la noche del martes, según la Administración Distrital, vándalos y saboteadores arrastraron las bolsas de las basuras a la mitad de las calles y en los cruces viales, como en la avenida Mutis. También les prendieron fuego, no permitieron el ingreso de camiones recolectores y quemaron un bus del SITP que estaba varado.

Para superar la urgencia en esa zona en particular, el miércoles en la madrugada fueron despachados 15 camiones compactadores y 10 volquetas con destino a los barrios Álamos Norte, El Muelle, Villas del Dorado, entre otros, para levantar las basuras, barrer los residuos quemados y habilitar el paso.

Al comenzar la tarde, 30 volquetas con 100 operarios fueron a reforzar las operaciones. Sin embargo, al mediodía, pese a que se veía maquinaria recorriendo las calles, un grupo de personas trataron de bloquear la calle 72 con avenida Ciudad de Cali.

La Policía de la zona hizo presencia, despejó la vía y un camión recogió los residuos que estaban en las canecas.

José Vargas, que se identificó como guarda de seguridad del conjunto residencial El Carmelo, ubicado en la carrera 93 con 72 y donde hay por lo menos 900 apartamentos, agradeció a los trabajadores que aparecieron en una volqueta dobletroque con el uniforme de Aguas de Bogotá, que pasaron a recoger la montaña de basura acumulada de hace ocho días de ese multifamiliar y de los barrios vecinos que decidieron arrojar las bolsas en la mitad del parque.

Al caer la tarde, el reporte preliminar de la Secretaría de Hábitat era que los camiones concentraron la operación en la calle 63 o avenida José Celestino Mutis, entre carreras 104 y 111, y en los barrios aledaños como son La Fazenda, El Muelle, Villa Gladys, Engativá Pueblo y Álamos.

La situación en ese sector del occidente de la ciudad terminó por agudizar la emergencia ambiental y sanitaria que fue decretada desde el jueves pasado, luego del cese de actividades de algunos trabajadores de Aguas de Bogotá. Ellos se tomaron la base de operaciones en la avenida 68 con calle 13, dañaron 68 camiones recolectores, a los que se les pincharon las llantas, mientras que a 29 les rompieron las mangueras hidráulicas, vidrios y espejos, según la denuncia penal instaurada ante la Fiscalía.
Por estas razones, la operación de la recolección en las 12 localidades que atiende Aguas de Bogotá se retrasó.

El martes, cuando ya se esperaba que la situación se normalizara, estallaron los actos vandálicos protagonizados, al parecer, por personas ajenas a la comunidad.
El alcalde Enrique Peñalosa se pronunció sobre los hechos y advirtió que las barricadas y el bloqueo para evitar el ingreso de los camiones recolectores fueron actos vandálicos y de saboteadores que obedecen “a otro tipo de intereses para que los ciudadanos no resuelvan sus problemas”, expresó.

También afirmó que hay políticos que se alegran con las dificultades de los bogotanos y que le corresponde a cada quien “juzgar de dónde provienen”.

Esta afirmación la hizo el martes a través de un tuit, en el que anunció una operación masiva de limpieza en Engativá. Luego de esto, el alcalde Peñalosa expresó: “Es muy sospechoso y raro que un concejal de cierta orientación política salga a decir que no le llevemos el Esmad (Escuadrón Móvil Antidisturbios) a Engativá. ¿Por qué será?”.
La crisis por la emergencia ambiental y sanitaria fue decretada hace ocho días y, según el alcalde Peñalosa, el 80 por ciento de la ciudad está limpia. Se espera que para hoy la situación esté controlada.

Peñalosa insistió en ofrecer disculpas a todos los ciudadanos afectados por esta situación. “Esperamos que Engativá quede limpia muy pronto”. Y sobre el no cobro de la tarifa del aseo por estos hechos, el mandatario descartó esa posibilidad y añadió que así se esté demorando la recolección, este trabajo se está realizando.

La Secretaría de Hábitat indicó que la operación en las 12 localidades es atendida por 138 vehículos, de los cuales 10 son volquetas con microcargadores, y 1.600 operarios. Por ahora, la ciudadanía solo espera que una vez superada la emergencia, esta no vuelva a presentarse en otros sectores.

Salud pide tomar medidas

En medio de la emergencia sanitaria por acumulación de basuras, la Secretaría Distrital de Salud pidió a los bogotanos tener en cuenta las recomendaciones para el manejo adecuado de residuos. En este sentido, más de 3.000 funcionarios están sensibilizando sobre acciones que incluyen la correcta disposición de los desechos sólidos, el lavado de manos y los cuidados para los niños.

Las indicaciones van en el sentido de extremar el lavado de manos con agua y jabón antes de comer, después de ir al baño y cuando se van a manipular alimentos.
A esto se suma la higiene permanente dentro y fuera de las viviendas y realizar el control adecuado de las basuras para evitar que estas puedan atraer insectos o roedores.

Las autoridades piden que a las bolsas de la basura se les saque el aire y se amarren bien con nudo, y si se derraman líquidos de las bolsas, se debe lavar bien la zona afectada.

En los puntos críticos, la entidad recomendó usar tapabocas y consultar el servicio médico si es necesario. El secretario del ramo, Luis Gonzalo Morales, dijo que es falso que se estén presentando casos de urgencia en salud por la emergencia sanitaria.

Quemaron un bus del SITP

Momentos de pánico se vivieron la noche del martes en Engativá, cuando hombres desconocidos prendieron fuego a un bus del SITP, afiliado a la empresa Consorcio Express S. A. S., que se quedó varado en la carrera 105 con avenida José Celestino Mutis.

Los hechos se presentaron en medio de las protestas por el caos de las basuras en la ciudad.

En los videos se ve cuando los sujetos comienzan a empujarlo por un costado, al parecer, para volcarlo sobre la vía. Luego le prendieron fuego.

BOGOTÁ
EL TIEMPO
@BogotaEt

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA