Bogotá

La licitación, la nueva etapa decisiva que comienza para el metro

Con la firma del convenio de cofinanciación, quedó garantizada la construcción de la megaobra.

La decisión de aprobar aporte de Bogotá para el metro llegó al Concejo

A 30 años que están contemplados los giros, los 12,9 billones de pesos pactados representarán una cifra de 22 billones.

Foto:

Foto: Alcaldía de Bogotá

09 de noviembre 2017 , 11:07 p.m.

Los gobiernos Nacional y Distrital aseguraron que la construcción de la primera línea del metro de Bogotá quedó en estado irreversible con la firma del convenio de cofinanciación en el que se comprometieron a destinar 12,9 billones de pesos para la megaobra, la más importante en la historia de la ciudad.

Ahora viene la estructuración de los pliegos de condiciones y la apertura de la licitación, que, según anunció el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, será en mayo del 2018. Se espera que la obra física comience en mayo del 2019.

“Quiero decirle, Alcalde, que se parte en dos la historia de Bogotá”, dijo el ministro de Transporte, Germán Cardona, durante el acto de firma del convenio, y destacó el trabajo que durante dos años realizaron funcionarios de la Nación y de Bogotá para sacar adelante el proyecto.

“Unidos podemos más, unidos el Gobierno Distrital y el Gobierno Nacional lo logramos, le cumplimos a Bogotá y estamos ante el hecho más importante en la historia del metro de Bogotá”, afirmó por su parte el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, al señalar que después de generar ilusiones por 70 años con el metro, “pasamos del mundo de la aspiración al mundo de lo concreto”.

“Es el legado del presidente Santos para Bogotá”, agregó.

La firma se cumplió en una carpa instalada en la calle 26 con avenida Caracas, donde en el futuro funcionará la estación central del metro, que se integrará allí con las troncales de TransMilenio.

Es un metro para todos los bogotanos y de todos los bogotanos, de los que nos apoyan y de los que no nos apoyan

Entre las muchas cifras del metro que podía citar, Cárdenas destacó que con la primera línea del metro, los bogotanos se ahorrarán 310.000 horas diarias en el transporte.

“Es un metro para todos los bogotanos y de todos los bogotanos, de los que nos apoyan y de los que no nos apoyan”, aseguró el alcalde Peñalosa, al indicar que la obra le dará una nueva identidad a Bogotá, y será símbolo de una ciudad mejor para todos. “Con el metro y los otros sistemas de transporte, el 85 por ciento de las viviendas de la ciudad estarán a menos de un kilómetro del transporte masivo”, dijo.

El ministro Cárdenas contó durante la rueda de prensa posterior a la firma del convenio que recibió llamadas del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo en las que anunciaron su respaldo al proyecto.

A 30 años que están contemplados los giros, los 12,9 billones de pesos pactados representarán una cifra de 22 billones (15 de la Nación y 7 del Distrito), teniendo en cuenta los costos de financiación que se requerirán a lo largo del tiempo para garantizar tales recursos.

EL TIEMPO conoció que ya hay un convenio entre la empresa Metro y el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) para hacer las ofertas de los primeros 129 predios que se requerirán para la obra, los cuales se estiman en 170.000 millones de pesos.

Durante las intervenciones predominaron los agradecimientos mutuos entre el Gobierno Nacional y el Distrital por el trabajo de dos años de los equipos de funcionarios para estructurar el proyecto.

Al final, los asistentes fueron sorprendidos cuando la presentadora del acto protocolario les pidió que miraran debajo de sus asientos y tomaran una tarjeta conmemorativa que les garantiza ser los primeros pasajeros del metro.

TransMilenio y tren en la Sabana

El tren de cercanías entre Facatativá y Bogotá, y las fases II y III de TransMilenio en Soacha también quedaron asegurados ayer.

Tras la firma de los respectivos convenios de cofinanciación entre los gobiernos nacional, departamental y municipal, se estructurarán las respectivas licitaciones para las obras. De acuerdo con el gobernador Jorge Emilio Rey, los pliegos se alistarían durante el primer semestre de 2018 para el Regiotram. Una vez se elija a las empresas que ejecutarán los proyectos, finalizando el próximo año, las obras comenzarían en 2019.

Los trenes del Regiotram y el TransMilenio a Soacha rodarían en 2021.

Cronograma del proyecto y costos de la obra

›2017. Firma licitación

Luego de la firma del convenio de cofinanciación entre el Distrito y la Nación, hay que terminar la estructura legal y financiera y definir el modelo de contratación y la cantidad de contratos que se requieren. Además se tiene que avanzar en los prepliegos de la licitación.

›2018. Se inician obras menores

Se abre la licitación o licitaciones que defina el modelo de contratación.

Se inician las llamadas obras menores:
El traslado de redes de servicios públicos y la adecuación del terreno para el patio taller ubicado en el lote el Corzo.
Se comprarán los primeros 129 predios. Empieza el trámite para obtener un cupo de endeudamiento esta vez por parte de la Empresa Metro para abrir contratación de obras mayores.
Este cupo de endeudamiento no significa más recursos, sino que se tramita para respaldar los créditos en los bancos. Se contratan las obras civiles, la interventoría, la gerencia de proyecto (PMO), los equipos electromecánicos y trenes.

›2019. Obras mayores

Inicio de obras mayores, como el patio de prefabricación y viaducto. Se adquiere el segundo paquete de inmuebles que son 1.310.

›2020-2023. Obras adicionales

Se inician las obras mayores, que contemplan el viaducto, las vías, el espacio público, las estaciones, la vía férrea, energía, sistemas, urbanismo.

›2023. Pruebas

Se realizan las pruebas técnicas y la operación pedagógica.

›2024. Inicio operaciones

Inicio de operación comercial.

¿Y a mí cómo me beneficia?

Lucy, quien vive en Kennedy y trabaja en la calle 108 con primera este, enfrenta una pesadilla diaria de 2,5 horas para llegar a tiempo a su empleo a las 8:30 de la mañana. Su única alternativa de transporte es la troncal de la avenida de las Américas.

“Salgo a las 6 de la mañana a la estación de Banderas y, si corro con suerte, me subo a un articulado a las 6:30, pero hay días en que debo esperar un bus con cupo hasta las 7”. Eso es después de recibir codazos, empujones, golpes e insultos de los miles de pasajeros que se disputan los buses. Luego, la odisea sigue en el transbordo que debe hacer en la carrera 10.ª.

“Me tengo que bajar en la estación de las Nieves en la carrera 10.ª y devolverme a la de San Victorino, hacia el sur, que es muy congestionada, pero me da el chance de coger la ruta M82. No hay día en que no tenga que ir pegada a la puerta, porque es mucha gente”.

Esta pesadilla diaria de Lucy y los residentes de Bosa y Kennedy, que no tienen más opción que la troncal de la avenida de las Américas, se aliviará con la llegada de la primera línea del metro que sale de la zona del portal Américas.

Quienes toman por esa ruta porque no hay más alternativa podrán optar por el metro, que además será más rápido. Las proyecciones iniciales de la Alcaldía indican que los pasajeros pasarán de un promedio actual de 16,6 km/h a 43,5 km/h de velocidad en el recorrido desde el portal (en el suroccidente) hasta la calle 72 (en el norte).

La Alcaldía estima que en la primera línea del metro el tiempo de recorrido en un solo sentido podrá bajar a 27 minutos y 9 segundos, porque se está previendo que el metro cuente con 23 vagones (dos serán de reserva y uno de mantenimiento), de los cuales 20 estarán activos permanentemente y permitirán hacer despachos con frecuencias que se calculan entre 3 y 8 minutos en las horas pico. Para los domingos se propone iniciar operación a las 7 de la mañana con intervalos de 8 minutos y cerrar a las 11 de la noche.

Las modelaciones de la administración indican que en tres minutos que baje la velocidad se pierden 172.000 horas en productividad. Es decir, al aumentar la velocidad con el metro se ganará en horas de productividad para la ciudad y en calidad de vida para los usuarios que estarán menos tiempo en el transporte.

Otro beneficio, que redundará en un mejor trato a los usuarios, será consecuencia de la integración de la primera línea del metro con las troncales actuales y con las futuras de la Boyacá, la carrera 68 y la avenida Ciudad de Cali, con las cuales se espera garantizar el transporte de un millón de pasajeros.

Todos estos beneficios se harán efectivos en seis años, cuando todo el sistema esté en operación. Por eso a Lucy y a los demás residentes de las localidades de Bosa y Kennedy no les queda más remedio que llenarse de paciencia y esperar que las obras avancen con prontitud para poder disfrutar de los beneficios del proyecto más importante en la historia de la ciudad.

BOGOTÁ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA