Bogotá

Con 18.000 árboles se repondrá tala en la Autopista norte

Intervención se hará desde la calle 245 hasta La Caro. se deben compensar 20 hectáreas.

Tala de árboles

La tala en el separador de la autopista Norte comenzó en febrero y terminará a mediados de abril. Son cerca de 13 hectáreas las que deben ser removidas para ampliar la vía.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda / EL TIEMPO

20 de febrero 2018 , 07:40 p.m.

La tala de 3.191 árboles en el separador de la autopista Norte ha alarmado a varios ciudadanos que ven cómo poco a poco ha desaparecido este espacio verde. Los trabajos se iniciaron en febrero, a la altura de la calle 245, y se deben a las obras de ampliación del corredor vial.

En total, serán 50 especies, 46 géneros y 35 familias de árboles, distribuidos en 12,91 hectáreas los que deben ser removidos para que la Autonorte pase de tres a cinco carriles. Otros 30 individuos de cuatro especies están a la espera de ser trasladados y reubicados, siempre y cuando se encuentren en buenas condiciones físicas y fitosanitarias; de lo contrario, deberán ser talados.

Ante algunas voces críticas que ya se manifiestan, EL TIEMPO ZONA estableció que Accenorte, el consorcio encargado de la obra de Cuarta Generación (4G) bajo el esquema de asociación público privada (APP) debe hacer una compensación forestal, según explicó la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI). “Accenorte debe compensar forestalmente con 20 hectáreas, equivalentes a 18.000 árboles de especies nativas, por las talas que se deben hacer”, explicó la ANI, entidad que celebró el contrato con el Consorcio el 10 de enero de 2017.

Accenorte aclaró que no todos los árboles podían ser trasladados, porque dentro de los estudios para la obtención de la licencia ambiental se determinó que se encontraban en condiciones fitosanitarias inadecuadas y no iban a sobrevivir. “Los árboles presentaban inclinaciones pronunciadas, daños mecánicos y algunos de estos se encontraban en zonas de difícil acceso; estas razones hacían que su probabilidad de sobrevivir fuera muy baja”, señaló el consorcio.

La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) fue quien otorgó el permiso para la tala, mediante Resolución 01628 del 14 de diciembre de 2017. Esta entidad recomendó el aprovechamiento forestal de los árboles y la posterior compensación.
De hecho, todo el material –ramas, troncos y raíces, etc.– será sometido a un proceso de troceado y chipeado, para posteriormente ser dirigidos a un inmueble destinado como zona de compostaje.

El material final luego será utilizado en las zonas de compensación exigidas por las autorizaciones ambientales, que están por definirse.

Entre los árboles que se van a remover hay cinco especies con vedas, es decir que tienen algún tipo de prohibición de tala o control a nivel nacional, y seis especies en alguna categoría de amenaza, como 2 palmas de cera, 10 nogales, 2 pinos colombianos, 50 pinos romerón, 108 robles y 48 cedros.

Las palmas de cera, que se encuentran ubicadas en donde se trasladaría el peaje Andes, al ser una especie muy delicada para su traslado y de importancia a nivel nacional, quedarán incluidas dentro del diseño paisajístico.

El consorcio tramitó que a varias especies le quitaran la condición de veda o amenaza y, en total, quedaron 170 con esta condición y se encuentran entre las que deben ser compensadas.

“Las zonas de compensación están siendo evaluadas en conjunto por nuestro equipo técnico ambiental y la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR)”, añadió Accenorte.

Además, dentro de la licencia ambiental del proyecto, la Anla determinó que se deben destinar 4,5 hectáreas para rehabilitación ecológica.

Se espera que la tala de los árboles necesarios para ampliar las calzadas terminen en abril de este año y así se le dé inició a la etapa de adecuación del terreno.

El costo de la megaobra es de $ 1,2 billones e incluye la ampliación de la carrera 7.ª, también desde la calle 245 hasta La Caro. Todo tendrá una longitud de origen-destino de 53 kilómetros.

El presupuesto está dividido en $ 457.000 millones para obras y más de 775.000 millones para la operación y mantenimiento del corredor.

Así, la calzada occidental de la Autonorte quedará con dos carriles más desde la calle 245 hasta La Caro (4,2 km) y por la calzada oriental, también serán otros dos carriles desde la calle 245 hasta el peaje Andes (1 km). Desde el peaje Andes hasta La Caro habrá un nuevo carril (3,2 km) y se construirán andenes y ciclorrutas entre la calle 245 hasta La Caro (4,2 km).

La zona de compensación está sin definir

Según el consorcio, junto con la CAR están trabajando en la ubicación de la zona en donde se haría la compensación. Pero, para algunos ambientalistas, aunque la compensación es importante, les preocupa que se haya destinado sin saber primero en qué lugar se va a hacer.

“Causa curiosidad saber cómo determinaron los 18.000 árboles, sin tener claro en dónde los van a sembrar. Lo conveniente es conocer criterios como el lugar, el área y las especies que van a usar”, dijo Clara Santafé, directora del programa de Biología de la Universidad El Bosque.

VANESSA PEREA BONILLA
EL TIEMPO ZONA
@VannepBonilla

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA