Bogotá

Recursos de parqueaderos públicos estarán en una bolsa común

El Distrito será el encargado de decidir en qué obras se invierte el dinero recaudado.

Parqueadero Bogotá

Con las ganancias del parqueadero ubicado en la 98 con carrera 18 se intervinieron espacios públicos del barrio el Chicó.

Foto:

Pablo Arciniegas / ZONA

03 de mayo 2017 , 11:57 p.m.

En el norte y noroccidente de Bogotá, en más de cinco parqueaderos, el Distrito aplicó, durante más de 10 años, un modelo para administrar estacionamientos que mostró resultados. Inversiones por más de $ 15.000 millones, producto del recaudo, les cambiaron la cara a plazoletas, andenes, zonas verdes y espacios gobernados por la informalidad. 

De lugares dominados por los del ‘trapito rojo’, en manos de mafias de cuidadores informales, inseguridad, espacios públicos deshabitados y oscuros, y ausencia de flores, se pasó a parqueaderos formalizados, rentables, que permitieron el mejoramiento no solo de los estacionamientos sino del entorno de estos.

Ese modelo, una alianza entre la Defensoría del Espacio Público (Dadep) y la comunidad, permitía que todos los recursos obtenidos por estos parqueaderos se invirtieran en seguridad, iluminación, tecnología, malla vial y andenes de estos sitios, y también en otros proyectos dentro del barrio como parques y plazoletas, que los vecinos consideraban oportunos. Incluso hay quienes destinaron ganancias para aportar en otras localidades.

Sin embargo, desde el 2016, la Alcaldía, bajo la premisa de cubrir necesidades de mejoramiento de espacio público en zonas vulnerables de la ciudad, optó por hacer cambios y espera captar 4.000 millones de pesos como retribución al aprovechamiento económico de parqueaderos públicos en la ciudad, que han sido o pueden ser administrados por asociaciones, fundaciones, corporaciones de vecinos y juntas de acción comunal (JAC).

Aunque el contrato que está acordando el Distrito con cada uno de los parqueaderos manejados por la comunidad es diferente (depende del tamaño, estado y ubicación, entre otros aspectos), ahora el recaudo pasará a una bolsa del Distrito. Otra modificación es que es la Administración es la que determina en qué obras de espacio público de la capital se invertirán estos recursos.

Además, si se da el caso de que un privado (a través de una alianza público privada APP) haga una propuesta que contribuya a mejorar estos parqueaderos y los potencialice, y el Distrito lo considere, el contrato con la comunidad se dará por terminado.

Hasta el momento, el nuevo modelo se ha aplicado en siete estacionamientos de la capital: La Castellana (Barrios Unidos), Corpo Santa Bárbara, Santa Beatriz y Sorpresas (Usaquén), AsoSandiego (Santa Fe), y dos en el barrio La Alhambra (Suba); se espera implementar este nuevo modelo en un total de 11, que incluirán los de la Asociación Santa Clara, en la carrera octava con calle 98 (Chapinero); en Techo Bavaria; en la Terminal de Transportes y en Jardines de Paz. Las tarifas seguirán siendo reguladas por la Secretaría Distrital de Movilidad, motivo por el cual la modificación no traerá cambios para los usuarios.

Las dudas

Para algunos administradores, que hicieron parte del antiguo modelo, aún hay incertidumbre frente al papel que jugarán dentro del nuevo esquema y lo que sucederá con las mejoras que han venido adelantando.

“El Dadep propone que todas nuestras ganancias vayan a un fondo de Tesorería Distrital para invertir en otras zonas de Chapinero. Tememos que este dinero no se vea reflejado en nuestro propio sector”, dijo Diego Vega, abogado de la Fundación Forja, encargada de administrar el parqueadero de la calle 98 con carrera 18. Además, a Vega le preocupa que el trabajo realizado en su barrio se dé por terminado.

Algo similar sucede en la localidad de Usaquén. “En los últimos 13 años logramos destinar 5.600 millones de pesos en obras en el sector y otros 7.500 millones de pesos para mejorar aspectos de iluminación y seguridad en esta zona”, afirmó Fredy Moreno, director ejecutivo de Corposantabárbara, a cargo del parqueadero de la calle 125, entre carrera 20 y autopista Norte.

Moreno asegura que actualmente la plata no les alcanza para invertir en obras de su zona.

Calle 125, en 13 años cambió el sector

Desde febrero de 2004, Corposantabárbara administra el parqueadero público de la calle 125, entre Autonorte y la carrera 20, a través de un contrato con el Dadep. El objetivo fue que la Corporación aprovechara los recursos del parqueadero no solo para el mantenimiento de este. Por ejemplo, “en los últimos 13 años destinamos 5.600 millones en obras en el sector y 7.500 millones de pesos para iluminación y seguridad, entre otros”, dijo Fredy Moreno, director ejecutivo de la Corporación.

Este parqueadero, en el que trabajan 10 personas, y que cuenta con 224 estacionamientos, ha generado unos ingresos de hasta 170 millones de pesos mensuales. También destinaron un rubro de 680 millones de pesos para la construcción de un parque en la localidad de Kennedy, el mantenimiento a las canchas de tenis en la Ciudadela Colsubsidio (Engativá) e intervenciones en el parque Santa Mónica. Sin embargo, desde el 2016, le dan parte del recaudo al Distrito. “Ya no alcanza para invertir en el sector”, señaló Moreno.

El de Cristo Rey transformó la calle 98

Desde el 2013, a la Fundación Forja, a través de una licitación, se le adjudicó la gerencia de los parqueaderos de Cristo Rey (entre calles 98 y 100, con 18).

“El Dadep propone que todas nuestras ganancias vayan a un fondo de Tesorería Distrital para invertir en otras zonas. Tememos que este dinero no se vea reflejado en nuestro propio sector”, dijo Diego Vega, abogado de Forja.

Con los recursos de 254 estacionamientos se han intervenido 4.745 metros cuadrados: se recuperaron plazoletas, construyeron andenes, se mantienen áreas verdes, se le dio espacio al arte con esculturas y casetas intervenidas por artistas.

“Hace seis años, esta parte de Bogotá era muy diferente. Los pasos peatonales destruidos los reconstruimos con la opinión de los vecinos. Los proyectos de futuro podrán quedar en veremos”, aseguró Vega, quien teme que les terminen el contrato actual.

JAC Alhambra sigue, pero bajó inversión para la zona

En el barrio La Alhambra hay dos parqueaderos públicos que han sido administrados por la junta de acción comunal (JAC) por cerca de 13 años. Los 217 cupos están ubicados en la calle 114A con carrera 45 y en la calle 114A con carrera 48, junto a Carulla. La gestión que se ha adelantado allí es motivo de orgullo: “Se vio el recurso, se montaron cámaras de seguridad, se arreglaron canchas, se controló a los informales, y un sistema de fotocomparendos”, dijo Cristina Ramos, quien formó parte en el proceso.

Después del implementación del nuevo esquema (2016), la JAC de La Alhambra fue la ganadora de la licitación pública; sin embargo, el Distrito espera recibir unos 38 millones de pesos mensuales por el recaudo.

“El parqueadero requiere intervenciones para mejorar su entorno y la infraestructura, por lo cual en este contrato se va a intervenir para mejorar el espacio con pavimento, con poda del pasto, con el arreglo de la vegetación y con todos los mantenimientos que requiera el mobiliario”, manifestó Nadime Yaver Licht, directora del Dadep.

Distrito aclara el modelo

En una entrevista con EL TIEMPO ZONA, la directora del Dadep aclara las dudas que hay sobre el nuevo modelo de contratos de administración, mantenimiento y aprovechamiento económico (Cameps) de parqueaderos públicos.

¿Cómo funciona este nuevo modelo?

El Dadep desarrolla un modelo económico particular para cada uno de los contratos de administración, mantenimiento y aprovechamiento económico de los parqueaderos públicos de la ciudad (Cameps), los cuales se adjudican a través de subasta pública. Esto varía de acuerdo con el tamaño del parqueadero, la oferta y demanda del servicio.

¿Los actuales administradores serán tenidos en cuenta?

De adjudicarse el contrato de concesión, como producto de una alianza público privada (APP), el contratista administrador del parqueadero debe entregar los espacios públicos, dando cumplimiento a una cláusula que hace parte del contrato. De llegarse a viabilizar una APP, el nuevo concesionario deberá diseñar, construir, operar y mantener el espacio público que le sea entregado para su administración. Este modelo no se va a aplicar en todos los parqueaderos porque primero se debe viabilizar el modelo de APP.

¿Bajo qué soporte técnico fue tomada la decisión para implementar este cambio?


Esta reestructuración se realiza a través de una estrategia de sostenibilidad que busca generar recursos para contribuir en la principal meta que tiene el alcalde Enrique Peñalosa: buscar la igualdad a través de un espacio público de calidad que permita tener una mejor ciudad para todos los bogotanos. Al mismo tiempo se generan recursos para el Distrito. Antes no se percibía ningún ingreso por el aprovechamiento económico de estos espacios públicos.

¿Qué se hará con el dinero que se recaude en parqueaderos que son administrados por la comunidad?

Los administradores deberán garantizar la sostenibilidad de los parqueaderos y los entornos de los espacios públicos que se les entrega en administración; posteriormente, entregan parte de la utilidad al Distrito. Este dinero ingresa a Tesorería Distrital y será reinvertido en espacios públicos que no sean autosostenibles y que requieran inversión.

EL TIEMPO ZONA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA