Bogotá

A dónde fueron a parar 136.000 llantas viejas de la capital

Al mes se paga en promedio 100 millones de pesos por recoge los neumáticos abandonados.

Llantas

Las llantas viejas son recogidas, se transportan hasta las afueras de la ciudad donde son procesadas. Luego se llevan a Medellín y Cartagena, donde se usan como combustible para hornos.

Foto:

Cortesía Uaesp

18 de mayo 2018 , 07:12 p.m.

A comienzos de noviembre de 2014, una espesa nube gris que se levantó sobre el occidente de Bogotá puso en emergencia a una ciudad que para ese momento no sabía qué hacer con las llantas viejas arrojadas al espacio público o almacenadas sin medidas de seguridad en diferentes bodegas.

Informes publicados por EL TIEMPO antes del incendio alertaban sobre el problema ambiental, cultural, legal, de invasión de espacio público, de salubridad y sin una ruta clara para su disposición final.

Hoy, por las cifras oficiales solicitadas por este diario, las cosas parecen que van por buen camino. El reporte señala que a la fecha se han logrado “valorizar y volver al ciclo productivo 136.873 neumáticos usados”.

Esto significa que están siendo utilizadas como combustible en dos hornos de la empresa de cemento Argos ubicados en Medellín y Cartagena. También se aprovecha para hacer, por ejemplo, parques y canchas sintéticas, cintas de caucho para soporte de sillas, entre otros usos.

Según informó la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), los hornos están certificados con normas internacionales.

Tras la emergencia que se presentó en 2014, como plan de contingencia las llantas fueron distribuidas en bodegas ubicadas en el cementerio central (38.287) y en terrenos del relleno sanitario de Doña Juana (30.572). Para ese momento nadie sabía qué hacer con esos 68.859 cauchos viejos.

En ese momento se abrió el proceso de contratación que se lo ganó la empresa Ciudad Limpia, que también presta el servicio de recolección de residuos domiciliarios en la ciudad.

Entre tanto, en la vía pública se han recogido otras 68.014.

En términos generales, las llantas son transportadas en tractomulas o camiones en horas de la madrugada. Desde Bogotá son llevadas a una planta de tratamiento ubicada a las afueras de la ciudad. Allí son clasificadas por su tamaño.
Primero se parten en dos, luego son trozadas, se les retira el alambre que tienen, se trituran y luego van a los hornos.

Hoy la ciudad cuenta con $ 350 millones que el Instituto de Gestión del Riesgo (Idiger) le entrega a la Uaesp, mediante un convenio para que pague de forma exclusiva el contrato de recolección de llantas con Ciudad Limpia.

En el último mes se recogieron 5.042 neumáticos en espacio público y en la última semana, la Secretaría de Gobierno impuso 32 comparendos y selló 29 establecimientos por arrojar llantas viejas a la calle.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA