Bogotá

Así se busca llenar de flores a Ciudad Bolívar

Un proyecto para sembrar 5.000 plantas veraneras arrancó en barrios con poca presencia de árboles.

Ciudad Bolívar

En un cuadro de 30 por 30 centímetros se siembran las plantas buganvilias, que tienden a florecer la mayor parte del tiempo.

Foto:

Michael Cruz / EL TIEMPO

10 de octubre 2017 , 09:17 p.m.

¿Cómo llenar de flores a una localidad con más de 700.000 habitantes, caracterizada por la urbanización acelerada y en gran parte informal; enmarcada por calles angostas y que tiene uno de los suelos más áridos de la ciudad?

Este fue el panorama con el que el Jardín Botánico José Celestino Mutis llegó a barrios como Potosí, El Mirador, Mochuelo, El Paraíso, Sierra Morena y otros cinco de Ciudad Bolívar, en cuyas calles los árboles y la vegetación brillan por su ausencia.
Todo para plantar veraneras o buganvilias, unas coloridas plantas que se adaptan a condiciones secas y que florecen con facilidad. Requieren poca agua y en su etapa adulta embellecen las fachadas de las viviendas en donde son sembradas. Así se les dará color a barrios del sur.

De eso es testigo María Hernández, de 50 años, y quien lleva 20 viviendo en Bella Flor, una zona ubicada a las afueras de Ciudad Bolívar. “Cuando llegué aquí había poquitos ranchos. Éramos muy pobres, pero pasaron los años y ya hoy hay un montón de casas”, explicó la mujer.

Para llegar a su vivienda hay que subir más de 200 escalones, que ella, con todo el ánimo, recorre para cuidar del cilantro o los tomates que tiene sembrados en su terraza, pues pese a la acelerada urbanización de su barrio, aún conserva el amor por el campo.

Yo aquí tengo unas planticas, pero en Bella Flor no hay árboles o parques o un espacio similar. Por esto tengo mis maticas. Las calles son feas, destapadas”, indicó María, y recalcó que esta fue una de las razones por las que aceptó que el Jardín Botánico le sembrara una buganvilia en su casa.

“Yo espero que de aquí a unos años la planta crezca y me cubra la fachada. Además, tiene flores de dos colores, como morado y zapote, ¿se imagina usted ver mi casita así toda cubierta?”, pregunta emocionada María mientras indica que una de las dos plantas que le sembraron se murió. Esta será replantada.

La idea de la siembra

El arquitecto Jaime Ferro es el coordinador del programa que comenzó como un piloto a mediados de este año, pero que ya cumplió con sembrar más de 1.100 veraneras en Ciudad Bolívar, principalmente, y ante la acogida de las personas, se extendieron a algunos barrios de Kennedy, Tunjuelito, Usaquén, Bosa, Los Mártires y Rafael Uribe Uribe.

Las zonas que intervienen deben cumplir con ciertas condiciones. La más importante de ellas es que en el barrio haya menos de 10 árboles por hectárea, lo que significa una baja densidad de individuos arbóreos.

“Nosotros vamos con un equipo social y les preguntamos a los propietarios de las viviendas si quieren que les sembremos la planta. Si autorizan, abrimos un hueco de 30 por 30 centímetros, al frente de la casa, lo llenamos con tierra abonada, plantamos la especie y le ponemos chipiado de madera, que son los restos de las talas que realiza el Jardín”, explicó Ferro.

Para marzo del 2018 se espera que en la capital haya más de 5.000 veraneras, para lo que se tiene un presupuesto de mil millones de pesos, que incluyen las ya instaladas, la mano de obra, la adquisición de las plantas, entre otros.

Luego de la siembra, a cada planta se le realizan cuatro mantenimientos, en promedio.

El muro verde

En la vereda Pasquilla, de Ciudad Bolívar, Rosalba Soler, de 39 años, había plantado sobre el frente de su casa dos especies ornamentales que crecieron poco, con la misma técnica que usó el Jardín Botánico.

“Yo no sabía que estaban haciendo este proyecto, y me les adelanté. Ahora pedí que me pusieran dos buganvilias en la casa, porque estas son más bonitas”, señaló.
Aunque ella vive en una zona rural de la localidad en donde hay árboles, la idea del proyecto es embellecer las zonas urbanas.

Las que le sembraron tienen una altura de 40 centímetros.

Según explicó el Jardín Botánico, si la planta se cuida, en un año puede llegar a medir 1 metro con 20 centímetros, y sobre los dos años, los 2 metros, aproximadamente. “Cuando ya esté grande, voy a hacer una especie de arco, porque uno puede podar esta especie, y como florece tanto, la fachada queda llamativa”, concluyó Rosalba.

Mirada a la localidad

Ciudad Bolívar está ubicada en el sur de Bogotá. Según datos de la Secretaría Distrital de Planeación, tiene una población estimada de 716.688 habitantes caracterizados, principalmente, en estratos 1 y 2.

En la monografía de la localidad realizada por esta entidad, se recuerda que hacia los años 40 comenzó la parcelación de las haciendas ubicadas en esta zona de la sabana, cerca del río Tunjuelito. Santa Rita, La Marichuela y Casablanca eran solo algunas de ellas.

Entre los años 50 y 60 comenzaron a surgir barrios subnormales que luego se convirtieron en zonas de densa urbanización. Muchas no contaban con servicios sanitarios o energía eléctrica. Esta es una de las razones por las que en la actualidad, muchos de ellos, aún después de ser legalizados por el Distrito, cuentan con pocos equipamientos, como parques, vías, arbolado en espacio público, entre otros.

MICHAEL CRUZ ROA
Periodista de EL TIEMPO
En Twitter: @M_CruzRoa
Escríbanos a miccru@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA