Bogotá

Proyectan megaparque en embalse de Tominé

La iniciativa del Grupo Energía de Bogotá generaría empleo en Guatavita, Sesquilé y Guasca.

Proyectan megaparque en embalse de TominéEn los 50 kilómetros cuadrados del embalse de Tominé el Grupo Energía de Bogotá quiere implementar un parque ecoturístico para que los habitantes de la Sabana de Bogotá puedan realizar de actividades de senderismo, vela y de camping.
Tominé

Cortesía / CAR

03 de octubre 2017 , 07:02 a.m.

Un parque turístico regional, amigable con el medioambiente, es el proyecto que quiere implementar el Grupo Energía de Bogotá (GEB) en los 50 kilómetros cuadrados del embalse de Tominé, que se ubica entre los municipios de Guatavita y Sesquilé, al norte de Bogotá.

En el lugar se espera la llegada de visitantes provenientes de la capital y de toda la Sabana, ya que tiene una connotación metropolitana. “Es un proyecto no solo para los municipios vecinos sino regional. Este parque no tiene comparación con ninguno en Latinoamérica, es un atractivo turístico y cultural para promover el desarrollo sostenible”, explicó Astrid Álvarez, presidenta del GEB.

Allí se pretende que las personas puedan realizar actividades de senderismo, camping, ciclismo y de navegación con vehículos acuáticos sin motor para que no se afecte el recurso hídrico e incluso se aspira a contar con un ferri eléctrico que cruce el embalse, según explicaron en el GEB. Además se adecuarán zonas para estacionamiento y servicios de hotelería, pero que no afecten el ecosistema.

Por esta razón, la parte oriental del terreno será la que recibirá la mayor carga de los visitantes, ya que es la que da a los accesos vehiculares de las carreteras de la zona. Entre tanto, en el costado occidental se harán intervenciones mínimas para conservar las características de su ecosistema.


La iniciativa busca también generar ingresos para los habitantes de los municipios vecinos. “Queremos hacer el parque de la mano de la comunidad para que se vinculen a este hermoso proyecto y que sean ellos, los habitantes de Guatavita, Sesquilé y Guasca, quienes vendan sus productos y se capaciten también en turismo ecológico”, afirmó Álvarez.

Por su cercanía a Guatavita, una de las siete lagunas sagradas para los muiscas, el parque se dividirá en seis sectores que llevarán nombres relacionados con esa cultura precolombina.

En la primera fase de implementación del parque, que en el GEB esperan se dé en las vigencias presupuestales de los años 2018 y 2019, se buscaría desarrollar el biopaseo, una cancha sintética de fútbol, un centro de visitantes, una marina pública con escuela de vela para niños y jóvenes; con la restauración ecológica de 24 hectáreas del parque, que se reforestaría con especies nativas para que pueda retornar la fauna típica de esta zona de la Sabana.

La implementación del parque se estima en 265.000 millones de pesos, y en su primera fase, para desarrollar algunas zonas de la parte oriental, la inversión sería de $ 80.000 millones. “Las fuentes de financiación provendrán de recursos del Grupo Energía de Bogotá, del Distrito e inversión privada”, señalaron en la entidad.

No obstante, comenzarán con sitios de recreación para la población. “Se iniciará con un primer hito: la construcción de la cancha sintética de fútbol, que esperamos construir este año, y avanzamos para que en el 2018 pongamos la primera piedra de este gran sueño”, dijo Álvarez.

El GEB señaló que espera obtener el apoyo de los pobladores de los municipios vecinos, quienes serán los principales beneficiarios del proyecto. “Es un esfuerzo muy grande que hace el Grupo Energía de Bogotá y todos sus accionistas para ofrecer a la Sabana y a la capital un espacio como ningún otro. Esperamos contar con el apoyo de todas las autoridades locales y de los habitantes para construir juntos, de la mano, un parque que entre todos vamos a cuidar y mantener”, concluyó la funcionaria.

En el páramo

En la Sabana le apuestan al desarrollo de más esparcimiento para los ciudadanos, por eso la semana pasada la Corporación Autónoma Regional (CAR) de Cundinamarca declaró la protección de 4.282 hectáreas (42 kilómetros cuadrados) que conformarán el nuevo Parque Natural Vista Hermosa Montequiva, también en Guatavita.

Este será un espacio dedicado exclusivamente a la conservación, ya que se encuentra en una zona de páramo. Según datos de la CAR, allí hay especies emblemáticas como el oso de anteojos o andino: “De especies endémicas hay tres familias de aves, cinco de mamíferos y 21 de anfibios. Bajo amenaza, ocho familias de mamíferos, una de aves, dos de anfibios y tres familias de aves migratorias”.

Con la declaratoria se busca también la recuperación de los ecosistemas que hayan sido afectados y limitar las actividades de ganadería, agricultura y minería. No obstante, se permitirá la investigación científica y el turismo de bajo impacto, si no afectan el ecosistema del páramo.

“Con la declaratoria del área protegida, se trabajará en el Plan de Manejo Ambiental para organizar el territorio, tener zonas específicas para conservar el oso andino, una especie vulnerable principalmente porque tiene una distribución amplia, pero sus poblaciones están bastante amenazadas”, señaló Camilo Bello, de la Dirección de Gestión del Ordenamiento Ambiental y Territorial de la CAR.

JOSÉ DAVID RODRÍGUEZ
davrod@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA