Bogotá

Los problemas que aquejan a los puentes de la autopista Norte

Viviendas improvisadas, heces humanas y de animales y grietas, entre los males.

fg

Personas de la tercera edad requieren de ayuda para poder subir de las escaleras al peatonal de la calle 116 con novena.

Foto:

C. Delgado / ZONA

12 de agosto 2016 , 10:35 p.m.

Vitales para la movilidad en el norte de Bogotá, los puentes vehiculares de las calles 100, 116, 127, 134, 153 y 170 presentan serios problemas que afectan el tránsito tanto para peatones como para conductores.

Basuras, malos olores y rayones son las constantes que se observan bajo los seis pasos elevados que hay sobre al autopista Norte entre las calles 100 y 170. Mientras que, por la parte superior, los baches y la falta de demarcación de carriles son los principales dolores de cabeza para los conductores.

Si bien no hay afectaciones graves a nivel estructural, los vecinos de estos seis puentes denuncian que, de no ser atendidas las pequeñas imperfecciones, a largo plazo sí pueden representar un riesgo para la ciudadanía.

Tal es el caso de los pasos peatonales de los puentes de las calles 134 y 153, en donde las barandas y los separadores presentan grietas y desniveles.

Otra preocupación de los usuarios tiene que ver con las uniones de los puentes, que presentan grandes aberturas, como es el caso del puente de la calle 153, en donde se puede ver a través de la estructura.

Además, se pudo evidenciar que el interior de las bases del puente de la 100 lo tomaron los habitantes de calle como vivienda, mientras que la parte baja del puente de la 134 se usa para consumir drogas.

Daños estructurales

El de la calle 153 con Autonorte parece ser el puente más deteriorado; allí se ve desde la parte superior hasta la base, a través de las juntas de dilatación. Este bache representa un peligro, porque se extiende a las escaleras peatonales.
El Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) informó que “las juntas de dilatación tienen como fin permitir los movimientos entre dos partes de una estructura, de modo que uno no afecte al otro; de no permitirse estos movimientos, se ocasionan sobre esfuerzos y daños en el puente”.

De otro lado, los pasos elevados de la autopista presentan fisuras y las barandas de estos se encuentran dañadas, como sucede en la 153.

Mantenimiento

Entre 2015 y 2016, gracias al contrato IDU-1667 de 2014 se realizó la reparación de las juntas de dilatación, la carpeta asfáltica y las barandas del puente de la calle 170, entre otros aspectos. En el 2013 se hizo mantenimiento del puente de la calle 127 y en 2015 se trabajó en las vigas golpeadas de la estructura de la calle 116.

Vecinos exigen presencia de las autoridades

Bajo los puentes de la autopista Norte, residentes del sector afirman sentirse inseguros, especialmente en horas de la noche.

“Después de las 7 p. m. no se puede pasar por debajo del de la calle 116. Es muy solo y casi nunca se ve a la Policía”, afirmó un vecino del barrio La Alhambra, quien prefirió no dar su nombre. Durante el recorrido que hizo EL TIEMPO ZONA, el pasado lunes 8 de agosto desde las 2 de la tarde, tan solo se observó un bachiller auxiliar de la Policía bajo el puente de la calle 170, en el costado occidental.

Ante esto, Andrés Sinisterra, alcalde local de Suba, manifestó que de estar limpios los puentes y sin habitantes de calle, la percepción de seguridad mejoraría.

“Hace 15 días hicimos un recorrido por estos lugares en compañía del Idiprón y las secretarías de Integración Social y Seguridad, para que el tema de los habitantes de calle en los puentes no se nos salga de las manos”, afirmó Sinisterra.

21 accidentes registrados en julio

De acuerdo con la Secretaría Distrital de Movilidad, en julio del 2016 se presentaron 21 accidentes vehiculares, siendo el puente de la calle 100 el de mayor número de siniestros. Además, se evidenció que los pasos elevados de la autopista Norte no cuentan con la demarcación indicada, razón por la que no se pueden diferenciar los carriles ni los pasos peatonales.

Según algunos conductores, este factor también propicia los trancones en puntos como la calle 100 y la 134 hacia el occidente.

En estos lugares, la velocidad de los vehículos es mínima en horas pico, pues los que van a salir o ingresar al puente se apoderan de hasta tres carriles, frenando a los que buscan continuar su recorrido hacia el oriente u occidente.

Ventas, basuras y malos olores en las bases

Vendedores informales, viviendas improvisadas, basuras, oscuridad, falta de presencia de las autoridades o materia fecal y malos olores son algunos de los aspectos comunes bajo los puentes vehiculares de la autopista Norte entre las calles 100 y 170.

En el costado occidental del puente de la calle 100 se evidenció que las luces del alumbrado público permanecen encendidas durante el día, que no hay presencia de la Policía y que en la base de los dos pasos elevados se han instalado viviendas improvisadas, al parecer de habitantes de calle.

De otro lado, el costado oriental se lo han tomado como propio los vendedores informales y la basura arrojada por la ciudadanía.

En los puentes de las calles 116, 127, 134, 153 y 170, la constante fueron las heces (humanas y de animales), orina y los malos olores alrededor de sus bases.

Además, en pasos elevados como el de la calle 134, costado occidental, se evidenció consumo de sustancias psicoactivas.

Datos curiosos sobre estos seis puentes

Su altura, año de fundación y cantidad soportada son:

1) Calle 100: Se edificó en 1954, pero en 1995 el costado norte se demolió y fue reemplazado. La parte sur se tumbó en el 2001 y se levantó otra. Mide 5,03 metros.

2) Calle 116 y 127: Se construyeron en 1987. Con 4,50 metros, el de la 116 y el de la 127 son los más bajos.

3) Calle 134: Fue levantado en 1984, pero lo demolieron y reemplazaron en el 2001. Mide 4,72 metros de alto.

4) Calle 153: Se edificó en el año 2000. Es el más alto con 5,20 metros.

5) Calle 170: Se construyó en 1990, pero en el 2002 se demolió para darle paso a uno nuevo. Mide 4,64 metros.
Todos estos puentes soportan 40 toneladas de carga viva, excepto el de la calle 100 que resiste 32.

Peligrosas escaleras en peatonal de la 116

Desde hace varias semanas, los ciudadanos han tenido que tomar “mayor precaución” al momento de caminar por las escaleras del puente peatonal de la calle 116 con avenida 9.ª, las cuales se han ido separando del puente vehicular que está conectado con el peatonal. Algunos residentes temen que este tramo se descuelgue, por lo que han decidido evitar transitarlo.

“Qué susto da el peatonal de la 116 con 9.ª. Ya hay un espacio grande entre las escaleras y el puente”, señaló Mercedes Díaz, trabajadora del sector.

Ante esto, EL TIEMPO ZONA se comunicó con el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), en donde al cierre de esta edición indicaron que en los próximos días harían una visita técnica para determinar el problema y así tomar las medidas pertinentes. No obstante, los vecinos señalan que esta problemática no da espera, pues temen que en cualquier momento esta estructura se caiga.

“Para una persona en silla de ruedas, o para gente de la tercera edad se torna complicado porque deben tener precaución de que no se les vaya a meter el pie en el hueco que hay por el desprendimiento, y segundo porque deben hacer un mayor esfuerzo en levantar la silla de ruedas. Uno ya no camina tranquilo por miedo a que se caiga”, indicó Cecilia Roldán, transeúnte del sector.

EL TIEMPO ZONA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA