Bogotá

Así le fue a la nueva Terminal del Norte en su primer día

Pese a satisfacción en orden y seguridad, inquietan movilidad y falta de información.

Terminal del Norte

“Está muy bueno, genera seguridad y comodidad. Tenemos que acostumbrarnos porque antes había una terminal de mala calidad y peligrosa en la 170. Por ahora me parece fenomenal”.

Foto:
27 de febrero 2017 , 11:00 p.m.

Con la puesta en marcha de la Terminal Satélite del Norte este lunes, las autoridades distritales buscan, entre otras cosas, descongestionar el caos vehicular que se forma en la autopista Norte con calle 170, saliendo de Bogotá.

Sin embargo, por lo menos en la mañana del primer día de operación, este objetivo no se cumplió a cabalidad. Sobre las 8 a. m., el habitual trancón que nace en la calle 167, justo al frente de la estación Toberín de TransMilenio, apareció y se extendió hasta la calle 193, donde funciona la nueva central de buses

Pero que los trancones persistan es solo uno de los inconvenientes que vivió, en su apertura al público, la nueva terminal terrestre.

Pese a los esfuerzos de las autoridades distritales por informarles a los pasajeros de las nuevas disposiciones en la zona, fueron muchos los despistados que, como Luz Mery Cañón, una usuaria habitual de la antigua terminal, llegaron a la calle 170 en busca de un bus intermunicipal que no se detuvo en este sitio.

Yo siempre cogía transporte para Ubaté en la 170 y no sabía que cambió. No estoy obligada a ver noticias; yo venía en TransMilenio y me bajé como siempre en el portal del Norte; pasé el torniquete, bajé la escalera para coger mi bus, pero me dijeron que ya no había servicio allí. Me devolví y me tocó volver a pagar el pasaje. Debería haber información de los cambios dentro de la estación”, dijo Luz Mery para evitar que en los próximos días se repita esta situación. Según estima el Distrito, cada día unas 11.000 personas usarán esta terminal.

Sobre esto, el coronel Germán Jaramillo, director seccional de la Policía de Tránsito, reconoció que hace falta pedagogía. “En el inicio de esta operación hemos encontrado que muchos usuarios que llegan a la calle 170 no tenían la información o la habían olvidado –contó el oficial–. Hemos encontrado que un número indeterminado de personas hicieron su proceso habitual y se quedaron en la 170. Estamos haciendo un control para permitir el ascenso e informar que tienen que llegar a la calle 193. Esperamos que lleguen más usuarios directamente hasta aquí”.

Pese a esto, otros usuarios, como Javier López, sí estaban enterados de que para ir a destinos como el suyo, que era Tunja, o para ir a Sogamoso, Santa Marta, Cartagena, Barranquilla y Sincelejo, entre otros, es necesario ir hasta el nuevo punto.

Y así lo recordó el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo. “Quienes usan el servicio de flota hacia el norte del país tienen que venir a la calle 193; ya está una terminal bien adecuada, con taquillas, con baños, con 19 bahías, donde se hace una operación mejor que en la 170, que era muy desordenado y había una invasión del espacio público crítica”, sostuvo el funcionario.

Para llegar a este punto hay 15 rutas del SITP disponibles; también está la estación terminal de TransMilenio, que queda justo al frente. Hay una zona de parqueo para quienes vienen en taxi, y estacionamientos sobre la calle 193 (pasando el ingreso y salida de los buses), para quienes arriben al lugar en vehículos particulares. Todos los buses que arriban a este sitio vienen del terminal Salitre, en el occidente de la ciudad.

Más seguro y cómodo

Las decenas de vendedores ambulantes que solían verse en la calle 170, frente al portal Norte de TransMilenio, ya no están en el sitio, una noticia que celebran los pasajeros que ven un cambio positivo en la nueva terminal.

Está muy bueno, genera seguridad y comodidad. Tenemos que acostumbrarnos porque antes había una terminal de mala calidad y peligrosa en la 170. Por ahora me parece fenomenal”, contó Abraham Martínez, un viajero cuyo destino era Villanueva, Casanare.

Las voces de satisfacción por las instalaciones continuaron entre quienes ingresaban a este nuevo lugar, que cuenta con un área de servicio de 250 metros cuadrados, dos locales comerciales, baterías de baño, 24 taquillas de venta de tiquetes, dos cajeros electrónicos y oficinas administrativas.

“Esto está muy bueno, lo esperamos por mucho tiempo. Uno llega un poco desorientado, pero se quita el caos de la 170 que era horrible. Me parece más seguro, más organizado y, pues, estamos contentos –relató Carolina Martínez, otra pasajera–. Yo voy para Boyacá y, la verdad, antes era mucho el desorden con los ambulantes; el olor era horrible”.

El secretario de Movilidad, Juan P. Bocarejo, concluyó diciendo que “este terminal está muy mal ubicado, y la idea es que se reubique en la calle 235. Vamos a operar intentado mitigar al máximo el impacto sobre el tráfico en esta zona”.

ÓSCAR MURILLO MOJICA
Redacción EL TIEMPO ZONA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA