Bogotá

Percepción sobre Bogotá mejora, pero el Alcalde sigue en rojo

Más bogotanos están satisfechos con servicios de salud, educación, parques y atención a la infancia.

La ciudad mejora, el Alcalde sigue en rojo

El 80 % de los encuestados dice sentirse satisfecho con la atención a la primera infancia, que lideran Integración Social y Educación.

Foto:

SDIS

15 de noviembre 2017 , 10:10 p.m.

Los resultados de la encuesta de percepción ciudadana dados a conocer este miércoles por el programa ‘Bogotá, Cómo Vamos’ (BCV) muestran una mayor satisfacción de la gente frente a servicios esenciales que ofrece la ciudad y una desmejora en la imagen del Alcalde Mayor.

El 65 por ciento está satisfecho con el servicio de educación, crece la aprobación con el sistema de salud (pasa de 40 a 45 %), menos gente se siente pobre (pasó del 18 al 15 %); el 66 por ciento está satisfecho con su barrio y casi el 50 lo está con los parques de la ciudad, donde ha estado una de las apuestas de la Administración.

Otra cifra sobresaliente es el 80 % de aceptación de los bogotanos a los programas de atención a la primera infancia, aunque no deja de preocupar que el 7 % revele que permanecen solos en casa o en compañía de otro menor. Así mismo, hay casi un 50 por ciento de la gente que siente que la ciudad es un buen lugar para vivir, lo que representa un incremento de 5 puntos porcentuales frente al 2016.

En contraste, a menos de dos meses de cumplir su segundo año de mandato, el alcalde Enrique Peñalosa mantiene en rojo su popularidad. En efecto, registra hoy la más baja calificación desde que asumió como burgomaestre en enero del 2016, con un 16 % de imagen favorable y apenas un 12 % de ciudadanos que apoyan su gestión.

¿Qué explica este aparente divorcio entre quienes creen que las cosas mejoran en la ciudad pero siguen castigando duramente al Alcalde?

De acuerdo con los resultados del estudio de BCV, parte de la explicación está en que la gente no entiende o no comparte la forma como se están invirtiendo los dineros de la ciudad (43 %), lo cual no deja de llamar la atención, pues esta Alcaldía se ha caracterizado, precisamente, por el alto número de apuestas en megaobras hacia el futuro (hoy hay 125 en diseños). Una de dos: o la gente las ve lejanas o cree que esos recursos deberían invertirse en temas más apremiantes.

El otro hecho que afecta la confianza de la gente en el Alcalde es su baja imagen, eso piensa el 23 % de los consultados. Bien sea por su estilo de gobernar o las decisiones que adopta y que no distinguen estrato social, el mandatario está viendo afectada su popularidad por múltiples factores: la estrategia en redes sociales para minimizar sus logros o porque persiste la idea de que más que escuchar desea imponer la ciudad que él considera que se necesita, lo cual es aprovechado por grupos opositores para justificar alternativas como la revocatoria. La gestión del
Concejo y el servicio de TransMilenio también contribuyeron al desmejoramiento de la imagen del Alcalde.

Hay razones subjetivas que también podrían explicar la baja popularidad de Peñalosa y es la tendencia global de rechazo a todo lo que se relacione con la institucionalidad: los partidos, los políticos, la justicia. De ahí que la gente también raje al Concejo y a sus concejales (solo 20 por ciento de imagen favorable) y que las universidades, las iglesias y los medios de comunicación sean percibidos como los que más hacen cosas por la ciudad, pero con indicadores que no llegan al 20 por ciento. Esto explicaría también que aún persista entre los bogotanos la falta de optimismo (que baja de 34 a 27 por ciento). Suben el orgullo por la ciudad y la satisfacción.

Si se tiene en cuenta que la Alcaldía Mayor es la que aparece como la que más hace por la ciudad, pero con apenas el 28 por ciento de percepción, significa, a juicio de los analistas, que hay una evidente carencia de liderazgos en la capital en todo sentido: no sobresale el empresariado, ni grupos sociales, ni entidades públicas. Le siguen la Policía (22 %) y las juntas de acción comunal.

Pero hay dos temas que siguen gravitando sobre la Administración: movilidad y seguridad. Suena a llover sobre mojado, pero desde que comenzó su gobierno, los ciudadanos no sienten que este haya conseguido una mejora para que los ciudadanos gasten menos tiempo en el transporte público y se sientan más seguros. Por el contrario, los usuarios advierten que hoy se demoran más en sus desplazamientos, al tiempo que mantienen sus críticas a TransMilenio y el SITP, y solo el 23 por ciento apuesta por un sistema masivo en la carrera séptima. Cabe recordar que la encuesta fue hecha días antes de que se diera vía libre a las obras del metro.

Por otro lado, al igual que la encuesta de la Cámara de Comercio de Bogotá, un mayor número de personas se sienten inseguras en la ciudad: 54 por ciento, frente al 45 del año anterior; mientras que el barrio resulta más seguro para el 40 por ciento de la gente. En el suroriente y el suroccidente, y particularmente en estratos menos favorecidos, es donde más se evidencia este fenómeno.

Cuando se va a los datos objetivos, esto es, a las cifras de las entidades oficiales, en general hay una mejora de los indicadores: baja en homicidios (12,6 por ciento), hurtos y atraco callejero. Pero los videos diarios sobre asaltos y balaceras y, como lo ha expresado en varias ocasiones el secretario de Seguridad, Daniel Mejía, el hecho de que los delincuentes sean dejados en libertad por órdenes judiciales, pese a ser capturados hasta diez veces, genera entre la población una sensación de que en este frente las cosas no mejoran.

En conclusión, “hay indicadores de percepción que van mejorando en términos de la ciudadanía general pero se están deteriorando los indicadores de liderazgo institucionales, políticos, privados o personales”, advierte Esperanza Young, de Ipsos Napoleón Franco, firma que realizó la encuesta de ‘Bogotá, Cómo vamos’, que promueven la Cámara de Comercio de Bogotá, Universidad Javeriana, Fundación Corona y EL TIEMPO.

Más orgullosos y menos optimistas

Los bogotanos se sienten hoy más orgullosos de su ciudad que hace un año, y creen mayoritariamente que es un buen lugar para vivir; sin embargo, quienes aseguran que las cosas en la capital van por buen camino, pasan del 34 al 27 por ciento.

Esto significa que la gente, en lo personal, se siente mejor con la ciudad pero avizoran el futuro como algo negativo que, seguramente, tiene que ver tanto con la imagen del Alcalde como con el ambiente general de país, que suele resentir con más fuerza a la ciudad. Y por supuesto se mantiene la polarización política y la guerra fría que en este sentido se ejerce desde las redes sociales.

BOGOTÁ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA