Bogotá

Ciudadanos voluntarios se ganaron un almuerzo a 45 metros de altura

Este viernes, 100 personas recibieron este premio por ayudar en limpieza de un barrio de Bogotá.

Restaurante a 45 metros de altura

Este evento, que se realizó por primera vez en la ciudad, también se ha llevado a cabo en países europeos.

Foto:

Juan Diego Buitrago / EL TIEMPO

07 de octubre 2017 , 11:55 p.m.

Comer a 45 metros de altura, en un restaurante montado sobre una grúa y en el que se sirvieron platos de diez restaurantes reconocidos del centro de Bogotá, fue el premio que recibieron el pasado viernes 100 personas que donaron tiempo para embellecer el barrio Belén.

La convocatoria se hizo a través de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño bajo el nombre ‘Dar para recibir’, que hace parte de una estrategia del Distrito dentro de la campaña ‘Revive el centro’. Se inscribieron más de 200 personas y 100 llegaron a la cita, entre ellas los dueños, trabajadores y chefs de los restaurantes.

El 30 de septiembre, los voluntarios se unieron a los residentes en una jornada de trabajo colectivo en pro del embellecimiento y aseo del barrio Belén, y el viernes pasado llegó el premio para los voluntarios.

El restaurante se montó a 45 metros de altura, en plena plaza de Bolívar, y hasta allá subieron los comensales. En las alturas, los diferentes chefs les explicaron a los participantes de qué parte de la región venía la comida que estaban degustando y qué importancia tiene para la identidad de los colombianos.

Esto se ha hecho en Europa, generalmente son actividades en las que se paga por subir, queríamos que la gente lo valorara como algo único y especial

“Esto se ha hecho en Europa en los veranos; generalmente son actividades en las que se paga por subir y el cupo vale 500 dólares o euros, y precisamente queríamos que la gente valorara como algo único y especial, y que nunca se ha hecho a nivel público en la ciudad”, explicó Mónica Ramírez, directora de la fundación Gilberto Alzate Avendaño.

Todos los restaurantes que se vincularon son del centro; cada uno propuso un menú para los voluntarios, y mostraron lo mejor de la gastronomía del centro histórico de Bogotá.

Los voluntarios no sabían que iban a ser premiados. "La idea de cuando uno es voluntario es que le nazca ayudar al otro, y chévere recuperar la identidad del centro histórico. Hacer parte de esto lo incentiva a uno a ser mejor ser humano, y cuando me dijeron lo de la comida yo dije de una, yo me monto”, sostuvo una de las voluntarias de la jornada.

Según la funcionaria, la iniciativa de convocar voluntarios fue de los residentes del barrio, que al final estaban felices con la respuesta de los ciudadanos ajenos a su comunidad.

BOGOTÁ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA