Bogotá

Encrucijadas de movilidad sostenible para dos urbes

En Ámsterdam (Países Bajos) y en Bhopal (India) hay polémica por medidas recientes. #MundoUrbano.

Ámsterdam

Ámsterdam construirá un puente de peatones y ciclistas, a despecho de la movilidad fluvial.

Foto:

Javier Silva Herrera / EL TIEMPO

27 de julio 2017 , 09:35 p.m.

Si en Ámsterdam (Países Bajos) hay polémica, en Bophal (India) no para el debate. Ambas ciudades, tan diferentes en sus culturas e infraestructuras, viven sendas encrucijadas relacionadas con su movilidad.

La capital europea y mundial del transporte en bicicleta, que además cuenta con una historia de siglos como puerto clave, discutió por al menos dos años qué sería más pertinente para su desarrollo: apostar por una ciudad que sigue aportando a su economía nacional de forma preponderante, o poner por encima la posibilidad de contar con una urbe que se vive como experiencia gratificante para los ciudadanos.

Lo anterior a partir de que en las demandas de movilidad surgió la necesidad de construir un puente sobre el sector fluvial IJ, para permitir que peatones, bicicletas y vehículos puedan acceder y salir del centro urbano (norte) con mayor facilidad. El pero salió a relucir cuando autoridades del puerto y entidades nacionales pusieron el grito en el cielo, aduciendo que ese corredor fluvial no debía obstruirse con el puente, pues obstaculizaría el paso de embarcaciones que vienen desde el mencionado puerto y que desean llegar al centro.

La prioridad debe ser el puerto, mencionaron desde el ámbito nacional. La prioridad es nuestra movilidad y calidad de vida, contrapunteó la ciudad. Y al final, tras consultas con la población, la decisión no fue construir un solo puente sino dos: uno para automotores y otro para ciclas y peatones, más próximo a los sistemas masivos de transporte, de manera que conecte zonas y opere como punto de enlace entre modos de desplazamiento.

Parece una decisión por la cual no habría que discutir tanto, pero si se mira de fondo, apunta a cómo las autoridades locales y los ciudadanos empiezan a decidir la forma en que quieren que su ciudad se proyecte al futuro”, comentó Feargus O’Sullivan, analista del portal CityLab.com y experto urbanista.

El tema aun va más allá, según la explicación de O’Sullivan. Una opción, en vez de los puentes, podría ser la construcción de túneles, pero “sus impactos en el urbanismo no son tan positivos, además que generan una experiencia claustrofóbica en el usuario, sin contar que pueden ser inseguros. En otras palabras, no aportan una buena vivencia de ciudad, como sí lo hace caminar, pedalear e incluso conducir sobre el paisaje del río-canal IJ, lo que permiten los puentes”.

Lo anterior se traduce, en términos económicos, en mayor desarrollo urbano y más valorización de la zona, por lo que constructores, urbanistas, propietarios y potenciales inversores inmobiliarios están satisfechos con la decisión. “Ámsterdam no dejará de ser uno de los puertos claves del mar del Norte, pero decisiones como esta sí dejan claro que su prioridad es hacer una ciudad más ‘vivible’ ”, finalizó.

Bicis públicas

Bhopal es una ciudad de 1,7 millones de habitantes ubicada en el centro de India. La falta de agua potable en la mayoría de barrios es su mayor problema, por lo que la apuesta del gobierno local por construir un sistema público de bicicletas compartidas, tema que se dio a conocer en el 2015, fue visto por los opositores como un ridículo e innecesario intento de emular a países extranjeros.

Sin embargo, hace dos semanas se inauguró el sistema, con 50 estaciones y 500 caballitos de acero, y el resultado ha ido más allá de las expectativas: 10.000 personas se inscribieron –la mitad de ellas mujeres–, familias y jóvenes son sus mayores usuarios, el uso los fines de semana se acerca al ciento por ciento y los habitantes de sectores a los cuales no llega el sistema se han dirigido al gobierno para solicitar que este se extienda a sus comunidades.

La pregunta que plantea Tanvi Misra, articulista de CityLab.com y bloguera de BBC online, es si la excitación generada se puede extender a otras ciudades de un modo exitoso y sostenido en el tiempo.

En principio, mirando hacia el pasado, sugiere que no, pues otras ciudades han tratado de implementar las ciclas compartidas, pero bajo la modalidad de renta como negocio (no como solución de movilidad) y con infraestructuras ineficientes (sin ciclorrutas, con deficiente señalización que desembocó en accidentalidad y sin conexión con los otros modos de transporte), y todos los intentos resultaron en fracasos. Misra aduce que la falta de intenciones claras redundó en los malos resultados.

En los dos últimos años, Bloomberg Philanthropies ha respaldado con formación técnica y recursos diversas apuestas por la movilidad sostenible en ciudades de tamaños medio y pequeño en ese país, gracias a lo cual estas han comenzado a tomarse en serio la infraestructura ciclística. Viene al caso mencionar que en Bogotá esa misma organización sin ánimo de lucro, cuya base está en Nueva York (EE.UU.), también apoya varias iniciativas.

En Bhopal, el sistema cuenta con ciclorrutas paralelas o cercanas a los buses BRT (tipo TransMilenio), la primera hora de uso cuesta unos 300 pesos colombianos (luego, por cada hora, se cobra 300 más) y la suscripción anual al servicio ronda los 45.000 pesos colombianos. Los vehículos cuentan con sistemas GPS y efectivas tecnologías antirrobos.

La articulista agrega que, si las demás ciudades emulan el ejemplo de Bhopal, tal vez sí puedan catalizar sus iniciativas en modelos eficientes, mucho más si se tiene en cuenta que el dinero para la operación y mantenimiento de ese sistema paradigmático en el país de Gandhi es 30 por ciento del Gobierno y lo restante lo aportan usuarios y privados que apadrinan el sistema o lo usan como plataforma de publicidad.

Como dato ilustrativo, Misra agrega que la eficiencia (velocidad, comodidad, seguridad) del sistema es del 90 por ciento, lo que se traduce en una alternativa seductora para conductores de carros particulares y motociclistas.

FELIPE MOTOA FRANCO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @felipemotoa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA