Bogotá

Plantón por instalación de 59 torres de energía

Habitantes de 20 municipios de Cundinamarca y Boyacá temen efectos ambientales.

fg

Comunidad se opone a la intervención de la zona para el proyecto. La EEB dice que por cada árbol talado se sembrarán 10 más.

Foto:

Archivo particular

05 de septiembre 2016 , 11:49 p.m.

La comunidad y los líderes políticos de los 20 municipios que están involucrados en el trazado del proyecto Norte, que plantea la interconexión de tres centrales eléctricas de Cundinamarca y Boyacá, preparan una estrategia jurídica y social para pedir que el trazado del proyecto se revalúe.

El sábado pasado sostuvieron una reunión en la que conformaron tres comités: uno jurídico, uno técnico y uno político. Además, este jueves realizarán un nuevo encuentro en el municipio de Zipaquirá para definir las acciones legales que emprenderán para pedirle a la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla) que no apruebe la licencia ambiental que requiere el proyecto que ejecuta la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), por un valor de 100 millones de dólares.

rtyhfgh

planton por instalacion de torres que interconectarian tres centrales electricas

Foto:

“No nos oponemos al proyecto, sino al trazado que involucra zonas de reserva forestal; en el caso de Zipaquirá, pasará sobre el Domo Salino y la Catedral de Sal del municipio”, explicó Fabián Rojas, presidente del Concejo de este municipio.

Un centenar de ciudadanos de 13 municipios de Cundinamarca y Boyacá habían realizado un plantón, el pasado 23 de agosto, frente a las instalaciones de la Anla, para exponer sus inquietudes. Según explicó la entidad, ese día se acordó con los líderes de la comunidad que en los primeros días de septiembre se realizarían visitas a los predios que aseguran se verán afectados, aunque no confirmaron si estas ya comenzaron.

A través de un comunicado, la Anla aclaró que no se ha otorgado la licencia ambiental de este proyecto, pues está en proceso de evaluación por un equipo técnico de la entidad.

Proyecto Norte

En una entrevista con EL TIEMPO, Jaime Orjuela, gerente de Planeación de la EEB, precisó detalles de este proyecto, con el que se pretende instalar 59 torres de energía, a 450 metros una de otra, en promedio. En primera instancia, señaló que no es cierto que se vaya a intervenir de manera masiva la zona de reserva de la cuenca del río Bogotá, como han manifestado algunos ciudadanos.

“De las más de 94.000 hectáreas que la conforman, nosotros instalaremos torres en 8,5 hectáreas, una porción muy pequeña, que corresponde a menos del 0,01 por ciento”, precisó Orjuela.

Indicó que se ha dicho que se afectarán nacederos de agua que surten a acueductos de los municipios, “pero no es cierto. Hemos sido muy juiciosos en acatar todas las recomendaciones ambientales que nos ha dado la Anla y no va a haber afectación de ríos”. Y agregó que esto no se dará porque la norma impide que se instalen torres de energía a menos de 100 metros de nacederos de agua o manantiales, ni a menos de 30 metros de una corriente natural de agua.
Orjuela señaló también que el espacio que ocupan las torres es de doce metros por doce, y que la intervención que se haga en las 8,5 hectáreas será compensada. “Por ejemplo, si se debe quitar un árbol, plantaremos entre 8 y 10 más, en una zona con las mismas condiciones ecosistémicas”, señaló.

Marcha en Zipaquirá

Patricia Bedout, líder del municipio de Tabio, le comentó a este diario que los representantes de los municipios involucrados están organizando una marcha pacífica, entre el parque principal de Zipaquirá y la plaza del Minero, para principios de octubre. “También nos estaremos reuniendo con los concejales y la comunidad de los 20 municipios para definir nuestra estrategia”, señaló.

Adicional a esto, en Zipaquirá existe una preocupación por el trazado de las líneas de energía, pues según conoció el Concejo Municipal, “los cables pasarían por encima del Domo Salino y de la Catedral de Sal de Zipaquirá”, expuso el concejal Rojas.

En un documento que les entregó la gerencia de la Catedral el año pasado se expone que el Servicio Geológico Colombiano indicó, en el 2014, que la tala de árboles en inmediaciones al centro turístico representa un riesgo, pues al hacerlo “podría afectar la filtración de aguas dulces”.

Un representante de la EEB, que asistió a una audiencia en el Concejo Municipal, señaló que el proyecto contempla un trazado que pasa cerca de la catedral, pero no sobre ella.

MICHAEL CRUZ ROA
Redacción Cundinamarca
Escríbanos a miccru@eltiempo.com o en Twitter: @Michael_CruzRoa

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA