Bogotá

Los trabajadores de Aguas de Bogotá que sí decidieron barrer calles

Están en contra de su salida de la empresa pero dicen que su obligación es cumplir con el trabajo.

Estos escobitas, como muchos otros, decidieron cumplir con su trabajo

En medio de la protesta por su inminente salida de la empresa Aguas de Bogotá, estos trabajadores, como muchos otros, siguieron adelante con su labor de aseo de la ciudad.

Foto:

Hugo Parra

04 de febrero 2018 , 03:46 p.m.

Mediodía en Bogotá. Un sol picante con amenaza de rayos ultravioleta golpea los rostros de peatones y ciclistas. Una mujer de uniforme verde y una gorra que cubre su cuello, orejas y que da sombra a su rostro, barre y recoge los residuos a lo largo de la carrera 5ª con calle 12 en el centro de la ciudad. Es Norma Constanza Lara.

Mientras continúa con su labor, en las noticias se habla de las medidas de contingencia por el cese de actividades de los trabajadores de Aguas de Bogotá, quienes cesaron labores pese a que son los responsables del servicio de aseo del 52 por ciento del Distrito Capital. Ella sigue barriendo.

A su lado pasan estudiantes, servidores públicos, abogados, gente de afán y también extranjeros que se pasean por las vitrinas de este, el tradicional sector de la venta de esmeraldas, diamantes y oro.

En las últimas horas la ciudad fue declarada en emergencia sanitaria y ambiental luego del daño a 67 camiones, el bloqueo de la salida de camiones recolectores del patio de operaciones y la amenaza a 18 conductores por cuenta de un grupo de sindicalistas que llevaron a los trabajadores a protestar de esa forma en medio de los reclamos laborales por la inminente terminación del contrato laboral a partir de este 12 de febrero. Un bombero también fue agredido.

Norma Constanza es una de esas 3.200 personas afectadas. Ella sabe que se queda sin trabajo por la entrada en operación de los nuevos operadores de aseo quienes llegan a recoger los residuos en cinco zonas, en cumplimiento de una orden de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) que obligó al Distrito, en cumplimiento de la Ley, a tener un esquema de aseo y que fue adjudicado por Áreas Exclusivas de Aseo (ASE) en una licitación pública por valor de 4,8 billones de pesos.

Recolección de basuras en Bogotá

Así avanza la recolección de basuras en Bogotá.

Foto:

Alcaldía de Bogotá

En medio del cese de actividades que anunciaron las 19 bases sindicales de Aguas de Bogotá (AB) esta mujer dijo que decidió salir a trabajar porque necesita el empleo y la plata para pagar el estudio de sus tres hijos y la atención a su esposo de 59 años que, según nos contó, está en recuperación por una cirugía que le practicaron el pasado 30 de enero.

“Mire la calle, está limpia”, dice. Aunque en ocho días se queda sin trabajo y sus compañeros están ‘en pie de lucha’ ella sigue aferrada a su escoba, al recogedor y al contenedor portátil donde deposita todo los residuos. La gente pasa, la mira y la saluda.

No puedo parar de trabajar. Esa es mi voluntad. Yo necesito el empleo”, sostiene.

Por un costado aparece su compañero Humberto Álvarez, responsable de barrer la carrera 7.ª, desde la Plaza de Bolívar. Él es más crítico y duro a la hora de las declaraciones frente a lo que les pasa a él, a su compañera de trabajo y a los demás trabajadores de AB. Pero en medio de su protesta también dijo a EL TIEMPO que salió a trabajar porque esa es su tarea y que para eso les pagan.

Los dos rechazan la salida de trabajadores de Aguas de Bogotá porque consideran que no es legal, que no es justo que eso les esté pasando porque sostienen que ellos ayudaron a construir esa empresa que pese a las pérdidas reportadas en años anteriores, en el último año dejó utilidades superior a los 10.000 millones de pesos.

A esta empresa las aseguradoras no les dieron las pólizas para poder participar en la licitación al parecer por el temor a la politización e inestabilidad legal de la misma. El pasado mes de agosto el Tribunal de Cundinamarca tumbó el acta que le ordenó a l Empresa de Acueducto de Bogotá (EAB) prestar el servicio de aseo.
 
“Nos están dando duro”, dice la mujer en referencia a la decisión de la terminación de los contratos. “Soy madre cabeza de familia, soy cabeza de hogar. Fui a Quinta Paredes, fui al Acueducto, fui a la 100 a llevar mi hoja de vida y nadie me ha llamado”. Los ojos se le llenan de lágrimas. La voz le tiembla. Y sigue barriendo.

En promedio un trabajador de Aguas de Bogotá, responsable de barrer ocho horas de calle, se gana al mes 833.000 pesos más el dominical que lo pagan doble.

“Y ya lo ve usted, periodista, pese a todo aquí le estamos dando con todo para mantener la ciudad limpia”, dice la mujer quien se despide de su compañero y continúa su recorrido.

A diario, la ciudad produce 6.300 toneladas de basura y de las 12 localidades donde operaba Aguas de Bogotá salían al menos 2.700 toneladas de poco más de un millón y medio de usuarios.

BOGOTÁ​

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA