Bogotá

La Candelaria teme que limbo jurídico afecte los predios patrimoniales

En esa localidad no hay inspectores, que son los encargados de sanciones por obras sin licencia.

Fachadas

La fachada de esta casa ahora aparece pintada de colores vivos y con puerta nueva.

Foto:

Hugo Parra / EL TIEMPO

06 de marzo 2017 , 01:29 a.m.

La entrada en vigencia del nuevo Código de Policía, puso contra las cuerdas a los predios patrimoniales puesto que las quejas de los vecinos, las denuncias, querellas, anónimos o el control urbanístico por obras ilegales en predios del sector histórico de La Candelaria solo serán resueltas por el Inspector de Policía ubicado en la localidad de Santa Fe.

Es decir, La Candelaria perdió la potestad de llevar los procesos, sancionar y multar a los dueños que cometen infracciones urbanísticas y ahora se limitará a tener un control y un registro de los casos.

El tema preocupa a los líderes de la localidad, a ciudadanos y a las propias autoridades, porque también significa que serán los policías locales los que ejerzan control e informen al respectivo inspector.

La situación se evidenció el domingo 26 de febrero cuando vecinos de la carrera 3.ª con calle 12D, en el barrio La Concordia, comenzaron a escuchar taladros, pulidoras y cortadoras en una de las casas que son patrimonio de la localidad. Lo que empezó como la intervención para el arreglo de unas tejas y de una ventana terminó convertida en una puerta para un nuevo local comercial.

Esta situación despertó la indignación de varios vecinos quienes advierten que solo, en esa casa, ya hay tres locales comerciales entre ellos una discoteca-bar. Una vez abrieron la puerta, esta se mimetizó, como aparece en la foto, a través de coloridos dibujos sobre la fachada justo al lado del número 12D-71.

El caso ya fue reportado a la inspección Santa Fe.

Frente a este tema puntual, el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC) considera que siempre ha sido un problema no solo de Bogotá sino de todas las ciudades con zonas patrimoniales.

Los municipios no han contado nunca con los instrumentos para hacer efectivas las sanciones a quienes transgreden las normas sobre protección del patrimonio construido. Y además el Código (de Policía) modifica las competencias, sin resolverlo”, advierte el director del IDPC, Mauricio Uribe. El funcionario precisó que se está estudiando en conjunto con las secretarías de Gobierno, de Cultura y el IDPC, “pues nos interesa mucho contar con las herramientas de control urbano para estos casos, no solo en La Candelaria sino en todas las localidades de Bogotá”, precisó.

Hoy en día la Alcaldía Local de La Candelaria adelanta 350 procesos por infracción de la norma urbanística en predios patrimoniales. En total hay decisiones en firme por el orden de los 1.150 millones de pesos en cobros coactivos que, según el reporte entregado por la alcaldía local, ya está en manos de Hacienda distrital mientras que en cobros persuasivos, es decir que se le hace llamado a los propietarios para hacer acuerdos de pago, la suma asciende de 250 millones de pesos.

De hecho, el pasado viernes, EL TIEMPO conoció una de las multas más altas impuestas en los últimos días y que asciende a poco más de 110 millones de pesos, contra un ciudadano que demolió muros interiores, hizo modificaciones de reforzamiento estructural en vigas y columnas, reparaciones locativas, entre otras afectaciones, sin contar con la debida licencia de construcción.

El alcalde de esta localidad, Manuel Calderón Ramírez, dijo que algunos entienden de una manera diferente y particular el concepto de patrimonio. “Unos piensan que es de puertas para adentro, otros que son solo las fachadas y otros que son las estructuras. Hay distorsiones que hacen que cada dueño interprete a su manera lo que es una reparación locativa o un mantenimiento de fachada como algo que no amerita permiso”, indicó.

De ahí la cantidad de procesos, porque no se acercan a pedir la información ni en el IDPC ni en la alcaldía. Por eso se adelanta una labor de pedagogía para que las personas sepan exactamente a qué se refiere una reparación local, cuáles son sus dimensiones, sus características, qué incluye en su naturaleza y sobre todo, qué es un mantenimiento de fachada.

El pasado 26 de septiembre EL TIEMPO publicó los ataques de los vándalos a las paredes patrimoniales con rayones. También las quejas por el ruido de los bares, el consumo de licor y otras drogas, además de la proliferación de delincuentes que aprovechan la situación para cometer sus fechorías sobre la carrera 3.ª.

Frente al tema, el alcalde dijo: “No se menosprecia ninguna queja, así sea anónima”, y pidió a los ciudadanos que no bajen la guardia en el cuidado del patrimonio y de la localidad.

(También: Buscan convertir a La Candelaria en área turística sostenible)

A la espera de una directriz del Distrito

El sector histórico de La Candelaria tiene 2.364 predios, de los cuales 54 son bienes de interés cultural. Sin embargo todos los predios están cobijados por la norma de patrimonio, según la información oficial.

De todos estos predios, el 10 por ciento tiene algún tipo de infracción. “Todos necesitan permiso del Instituto de Patrimonio, para cualquier cosa que se vaya a hacer”, informó la Alcaldía.

En este orden de ideas, La Candelaria tiene varios actores: además el IDPC, el Ministerio de Cultura, las curadurías y la alcaldía.

Sobre el tema, el edil de la localidad, Álvaro Sánchez (Partido Verde), uno de los denunciantes del daño patrimonial en la localidad, dijo que “muchas personas que vienen a invertir al centro histórico no entienden o no tienen la dimensión de que este es un lugar patrimonial y lo que quieren hacer, algunas veces, es negocio. Y esto es preocupante, porque este tipo de casas son diferentes al resto de la ciudad, ya que son construcciones de barro pegado con piedra. Una casa no es para volverla locales comerciales”, dijo.

En este sentido el edil se refirió al caso de la ventana que se convirtió, de la noche a la mañana en una puerta, y advirtió que “normalmente las casas de La Candelaria solo tienen una puerta y varias ventanas, pero hoy allí hay tres locales comerciales e incluso en uno de ellos funciona una discoteca, lo que tampoco está permitido y están incumpliendo las normas”, afirmó Sánchez.

Con el nuevo Código de Policía, el papel de la alcaldía local es culminar los procesos que están en curso, pero con las nuevas querellas, la función se supedita a hacer solo acompañamiento y advertir si ya hay querella o queja anterior al 30 de enero del 2017, con el fin de no duplicar procesos, salvo que sea por un nuevo procedimiento.

Plan Especial del centro histórico, clave

El Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC) adelanta el Plan Especial de Manejo y Protección (Pemp) del centro histórico. El diagnóstico va desde Las Cruces a San Diego, y desde los cerros orientales a Los Mártires. Junto con instituciones, universidades, el sector productivo y la ciudadanía se trabaja para hacer la hoja de ruta que potencie y haga sostenible el desarrollo del sector. La formulación del Pemp será entregada en el II semestre del 2017.

BOGOTÁ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA