Bogotá

Imprudencias han causado incidentes con transporte de carga en puentes

Desconocimiento del Plan Estratégico de Seguridad Vial y carencia de señalización entre las razones.

Puente de la calle 116 con autopista Norte

Así quedó el puente de la calle 116 con Autonorte, tras el reciente choque de un camión con la estructura.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

01 de noviembre 2017 , 08:56 a.m.

La imagen de una tractomula que trasladaba el fuselaje de un avión y que estuvo parada en la avenida Ciudad de Cali con calle 26 en la madrugada del martes –pues una antena que llevaba superaba la altura permitida en ese punto– se sumó a la de los camiones que chocaron contra el puente de la calle 116 con autopista Norte, el fin de semana previo.

Ambos hechos llevaron a cuestionar cómo se está regulando el transporte de carga para estas alturas, y si la señalización es la indicada, para evitar incidentes similares, que ocurren, esencialmente, por imprudencia de los conductores.



“El primer caso, conocido por el noctámbulo de Arriba Bogotá, se presentó cuando las tres tractomulas que desplazaban una aeronave por partes hacia la avenida 68 con calle 13 tuvieron que detenerse, pues un pedazo de los 25 centímetros que medía una antena del fuselaje hacía superar la altura de 5,20 metros permitidos en el puente de la Ciudad de Cali con calle 26.De haber pasado habríamos ocasionado un daño mínimo, pero nos detuvimos unos 10 minutos para desarmarla y luego sí atravesar el puente”, señaló Joselín Zárate, rector de la Corporación Educativa Indoamericana.

Según explicó, el avión es propiedad de esa institución y se utiliza de manera educativa, para las prácticas de los estudiantes de los técnicos de aviación, mantenimiento y electricidad de estos medios de transporte, así como de las auxiliares de vuelo.

Aunque la corporación lleva más de 30 años de funcionamiento, hace 7 adquirieron esta aeronave. “La teníamos en un hangar concesionado por Opaín en El Dorado, pero como el arriendo era alto, conseguimos una bodega en la avenida 68 con calle 13 y durante cuatro meses planeamos su traslado”, señaló Zárate.

Avión en puente

Una antena tuvo que removerse de la parte superior de este avión para que pudiera pasar.

Foto:

Noctámbulo de ‘Citynoticias’



“Semanas antes estuvieron realizando los recorridos, para mirar que no hubiera cables en la zona que pudieran enredarse y cuáles rutas debíamos tomar. Ante el cuestionamiento de la falla en el cálculo, dijo que quienes estaban encargados eran la empresa que habían contratado, y que esta ya había hecho los estudios preliminares. No entendimos qué pasó, pero aclaro que no nos quedamos atascados en el puente ni generamos ningún daño, y el retraso solo fue de 10 minutos”, indicó Zárate.

El segundo caso se registró en el puente vehicular de la calle 116 con autopista Norte, el pasado domingo, cuando nuevamente se vio afectado por una tractomula que lo impactó al tratar de pasar por debajo.

Debido al accidente, el IDU anunció que las obras de reparación de la estructura tardarán entre 30 y 45 días. Durante este tiempo, la calzada paralela se cerrará entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana.

“Las veces que han cerrado la vía nos trajo problemas al comercio y a los residentes. Las ventas se redujeron significativamente y a las personas que viven por acá les toca dar una vuelta monumental para llegar a sus casas”, dijo Mario Ulloa, comerciante del sector.

El puente, que fue construido en 1987 y por el que pueden pasar por debajo automóviles de hasta 4,40 metros de alto, ya ha sufrido tres impactos de vehículos de carga pesada en lo que va del año.

El primero de ellos ocurrió la noche del 27 de enero, cuando un tractocamión que sobrepasaba la altura permitida chocó con la viga del paso elevado y se le cayó el contenedor. El segundo accidente fue en la madrugada del pasado jueves 26 de octubre, cuando una mula quedó atascada bajo el puente vehicular.

Finalmente, y con tan solo cuatro días de diferencia, en la mañana del pasado domingo, la carga de un camión, que superaba los 4,40 metros de altura, chocó fuertemente con la viga horizontal de la estructura, rompiendo el cemento de la misma.

En los últimos años, el IDU ha invertido casi 500 millones de pesos en la reparación de la viga del puente peatonal, tanto la de la calzada lenta (de 4,40 metros) como la de la diagonal 117 (de 2,10 metros de altura).

Ante estas situaciones, el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) señaló que los problemas que se han presentado en los últimos días “no se les pueden trasladar a los puentes.

El problema es de las cargas sobredimensionadas y de vehículos (como los dos que se han estrellado), que por norma no pueden pasar por el carril lento si no que deben pasar por el carril central”, explicó la entidad.

Las causas

Frente a esto, José Stalin Rojas, director del Observatorio de Logística, Movilidad y Territorio de la Universidad Nacional, señaló que hay dos factores a los que se les puede atribuir este hecho.

El primero de ellos, según el experto, recae sobre las empresas transportadoras y las contratantes, pues “para desplazar carga se necesita el Plan Estratégico de Seguridad Vial, donde se deben evaluar riesgos durante el trayecto de la vía y deben tenerse en cuenta variables como la altura de los puentes que están en el recorrido”, señaló.

Recordó que ese documento debe presentarse ante el Ministerio de Transporte. “Ellos dan el visto bueno, y se entiende que las empresas deben cumplirlo, dado que la entidad no hace operativos de control, pues no tiene funciones policivas”, indicó el experto.

Un segundo elemento es la carencia de señalización, pues aseguró que “en la ciudad aún hay puentes en donde no se cuenta con la información necesaria, como sobre la calle 80 y la avenida Boyacá”.

Ante esto, la Secretaría de Movilidad señaló que la ciudad cuenta con 730 señales de Altura Máxima Permitida, y otras 430 que indican la Altura Libre sobre los puentes de la ciudad, pero que son frecuentemente vandalizadas.

Ese despacho también aclaró que cuando un vehículo va a transportar carga sobredimensionada debe solicitar el permiso ante la entidad y que de no hacerlo, el conductor puede ser sancionado con una multa de hasta 15 salarios mínimos diarios legales vigentes.

Panorama de la infraestructura en la capital

Según el registro que tiene el IDU, en Bogotá hay 1.009 puentes vehiculares que, según la reglamentación de la Norma Colombiana de Diseño, estas infraestructuras deben medir mínimo 4,5 metros de altura, según se fijo desde 1995.

Explicó que todos los puentes de la capital cumplen con esta medición, así como los 427 peatonales que están dentro del inventario de la entidad. De esta infraestructura, 188 están sobre cuerpos de agua y los restantes sobre las vías arterias, locales e intermedias.


BOGOTÁ
Con apoyo de EL TIEMPO ZONA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA