Bogotá

El mensajero de TransMilenio que es campeón de la maratón en Chile

Freddy Moreno también es subcampeón en Perú en la categoría Master A. Su sueño: competir en Berlín.

Freddy Moreno

Este bogotano exhibe con orgullo su medalla y el trofeo que ganó. Es padre de un hijo, vive con él y con su esposa.

Foto:

Cortesía / Freddy Moreno

24 de abril 2017 , 10:39 p.m.

Su delgado cuerpo se confunde en la cantidad de papeles y documentos que a diario debe entregar por toda la ciudad. No usa motocicleta, porque le da temor sufrir algún accidente, prefiere hacer su trabajo de mensajero a pie o en transporte público.

Se trata del bogotano Freddy Moreno Castañeda, de 42 años, empleado de Ciudad Móvil, uno de los concesionarios de TransMilenio. Durante sus recorridos, que empiezan muy temprano, para mucha gente pasa desapercibido, pero es el actual campeón de la maratón de Santiago de Chile (Chile), en la categoría Master A, celebrada el pasado 2 de abril.

Pesa 67 kilos y mide 1,78 metros. Su amor por este deporte lo descubrió hace 12 años, cuando tenía 29. Sin embargo, su potencia estaba ahí desde las épocas de colegio, cuando se llevaba los aplausos al ganar las carreras cortas que apostaban en las clases de educación física en uno de las instituciones educativas del centro de Bogotá.

De lavador a campeón

Freddy, poco a poco, ha ido escalando, tanto en el deporte como en su trabajo, en donde comenzó como lavador de buses.

“Hace 12 años me inscribí en una carrera en el barrio 20 de julio. Le conté a mi jefe y me apoyó. Me dijo que después de que terminara mi labor de lavar los articulados podía entrenar por algunos minutos alrededor del patio norte de TransMilenio, que queda en la calle 183 con 51, y así fue”, asegura Freddy mientras ve a su esposa alistar una fruta en una lonchera que le servirá de desayuno, luego de recorrer algunas horas la ciudad entregando documentos.

De su vida como deportista recuerda que tres años después de esa primera carrera conoció al profesor y entrenador Rafael Baracaldo por intermedio del presidente del consorcio Ciudad Móvil. Él también es atleta.

“Baracaldo me dio mis primeros planes de entrenamiento, como rutinas de ejercicios y el tiempo que debía correr cada día para fortalecerme más. Me dijo que yo tenía la formación y el cuerpo para ser un buen maratonista. Eso fue un gran empujón para seguir adelante”, asegura el hombre.

Como en las viejas épocas de los ciclistas colombianos que hacían historia en Europa y en las que antes de cualquier declaración a la prensa agradecían a las empresas patrocinadoras, Freddy también lo hace: “Desde el primer momento, Ciudad Móvil y Conexión Móvil me han apoyado en todo en lo que he participado”, agrega.

Freddy vive en el barrio 20 de julio, en el sur de Bogotá, junto con su esposa, quien a veces lo acompaña a los entrenamientos y está pendiente de su dieta.

Freddy Moreno

Freddy Moreno tiene 42 años y desde hace 13 es atleta. Hoy sueña con viajar a Berlín (Alemania).

Foto:

Cortesía / Freddy Moreno

“Ella y nuestro hijo son mis mayores motivadores. El niño tiene 14 años, está terminando el bachillerato. Aunque quiero que sea atleta, porque tiene una zancada muy grande, está más inclinado por el fútbol y el basquetbol”, asegura orgulloso.

Cuando está en completo entrenamiento aprovecha la distancia que hay de su casa al trabajo para irse trotando, son cerca de 30 kilómetros de recorrido que hace en 2 horas y 10 minutos.

Dos de sus mayores logros a nivel deportivo los ha obtenido fuera del país: el primero fue hace un año en Lima (Perú), en donde quedó subcampeón de la maratón que se corre en esta ciudad.

Me dijo que yo tenía la formación y el cuerpo para ser un buen maratonista. Eso fue un gran empujón para seguir adelante

“Fueron 16 semanas de entrenamiento antes de competir en la capital inca. Después de esto me propuse ganar en Chile, y lo logré el pasado 2 de abril. Fue en la categoría Master A, tuve más de 7.000 competidores. Recorrí 42 kilómetros en 2 horas y 29 minutos”, manifiesta, al instante que mira con alegría el trofeo y la medalla que recibió en ese momento, elementos que hoy tienen un espacio especial en la sala de su casa.

Hoy sus compañeros de trabajo lo llaman cariñosamente ‘el hijo del viento’, como imitando al jamaiquino Usain Bolt, campeón mundial y medallista olímpico en el atletismo.

“Mi sueño es poder correr en Berlín, porque allá hay muchos récords mundiales para bajar en el tiempo”, manifiesta mientras lleva a sus hombros su maleta de trabajo, en la que lleva la fruta que su esposa le acaba de alistar para comenzar un nuevo día de trabajo en medio del transporte caótico de la ciudad, pero con el sueño intacto.

JOHN CERÓN
johcer@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA