Bogotá

Agresión a Policía en TransMilenio fue una tentativa de homicidio

Expertos dicen que la Fiscalía se equivocó al no pedir medida de aseguramiento para el delincuente.

Edwin Montes Torres

Edwin Montes Torres, patrullero agredido por un usuario de TransMilenio.

Foto:

Policía

09 de mayo 2017 , 01:30 a.m.

Tentativa de homicidio agravado en concurso con violencia contra servidor público son los cargos que, según la opinión de expertos en derecho penal, debió haberle imputado la Fiscalía a José Hinestrosa Mejía, el hombre que agredió con un cuchillo al patrullero Edwin Sebastián Montes Torres.

El hecho sucedió el pasado sábado en la estación Granja-Carrera 77. Hinestrosa quedó libre después de que así lo determinara la jueza octava de control de garantías, María Teresa Vergara Gutiérrez.

“El error es plenamente de la Fiscalía al no haber imputado la tentativa de homicidio, pero sobre todo al no haber pedido medida de aseguramiento, porque incluso el delito de violencia contra servidor público da entre 4 y 8 años de cárcel –afirmó Ricardo Posada, profesor de Derecho Penal de la Universidad de los Andes–. Así en la agresión no se hayan visto comprometidos órganos vitales de la víctima, la misma intención del agresor, según el video, muestra que lo iba a matar”.

Posada agregó que, a su juicio, el delito es agravado por la misma intención del victimario de impedir que el patrullero llevara a cabo su función como autoridad.
El docente además explicó que la culpa no es de la jueza por haber dejado libre al agresor, pues estos funcionarios no pueden modificar lo que pide el fiscal, sino que están para lo que les pidan las partes.

Yo entré al bus, les hice el llamado de atención, les pedí que se bajaran y me dijeron que no; uno de ellos se exaltó, sacó el cuchillo y se abalanzó contra mí


“Muchos errores de la Fiscalía terminan endilgándoselos a los jueces y no es mayor cosa lo que ellos pueden hacer en estos casos”, dijo Posada.

El hecho, que quedó grabado en video, sucedió a eso de las 9 de la noche en la estación sobre la troncal de la 80, cuando dos guardas de seguridad del sistema masivo le avisaron al patrullero Montes Torres sobre una agresión verbal por parte de dos hombres, al parecer en estado de embriaguez, hacia tres mujeres que iban en un articulado, dos de ellas trabajadoras de TuLlave.

El patrullero intervino en la situación, les pidió a los sujetos que se bajaran del bus pero fue atacado por uno de ellos en su brazo izquierdo con un cuchillo.

“Yo entré al bus, les hice el llamado de atención, les pedí que se bajaran y me dijeron que no; uno de ellos se exaltó, sacó el cuchillo y se abalanzó contra mí”, recordó el patrullero, quien terminó con dos heridas, una en la palma de la mano y otra en el antebrazo; le cogieron 60 puntos en ambas, y le dieron 10 días de incapacidad.

Montes Torres, de 23 años, es oriundo de Armenia, duró 13 meses haciendo el curso en la Escuela de Policía Carlos Holguín Mallarino de Medellín, y hace dos meses llegó a la capital para hacer parte del pie de fuerza del sistema masivo de transporte.

“No había tenido que enfrentar una situación así antes, generalmente uno hace requisas y encuentra armas cortopunzantes y drogas. Lo más difícil de estar en el sistema es lidiar con la intolerancia de la gente, se pelean por un puesto, por subirse al bus, no tienen la cultura para usar bien el sistema y somos muy pocas personas (dos uniformados por estación), para lidiar con situaciones de aglomeraciones”, puntualizó el uniformado.

Al dejar a los sujetos libres, pueden irse y ahora sigue el proceso de encontrarlos nuevamente para dictarles medida de aseguramiento


El coronel Nelson Melenje, comandante de Policía de TransMilenio, manifestó que respetan las decisiones judiciales, pero piden a las autoridades competentes que sean contundentes contra este tipo de personas, que son un peligro para la sociedad.

Wilson Martínez, profesor de la Universidad del Rosario y exvicefiscal general de la Nación, coincide con el profesor Posada frente a los cargos que se le debieron imputar al agresor, pero además afirmó que Juan Carlos Leal Castro, el otro capturado, debió ser procesado como coautor impropio del delito, pese a que la jueza determinó ilegal su procedimiento de captura.

“Es un error absurdo el que comete el fiscal del caso, y al otro sujeto se le deben imputar cargos por ser coautor impropio del delito, es decir, por ayudar a la otra persona a que cometa el acto delictivo”, explicó Martínez.

De acuerdo con las explicaciones del profesor Posada, de haberle imputado el delito de tentativa de homicidio agravado en concurso con violencia contra servidor público, el capturado deberá pagar una pena entre 16 y 20 años.

Si fuese procesado por tentativa de homicidio simple y violencia contra servidor público, debería pagar entre 8 y 13 años de cárcel.

“Se perdió la inmediatez del caso; al dejar a los sujetos libres, pueden irse y ahora sigue el proceso de encontrarlos nuevamente para dictarles medida de aseguramiento”, dijo el profesor de la universidad del Rosario Ricardo Medina.

Por su parte, la Fiscalía se pronunció y dijo que relevó a la funcionaria que tomó el caso inicialmente y ahora este quedó en manos del Grupo Élite de Investigación de Homicidios (Gespol), y desde allí continuará la investigación y se mirará si se cambia la formulación de imputación.

BOGOTÁ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA