Bogotá

‘Estamos en un autismo social y no denunciamos’

El director del Idiprón, Wilfredo Grajales Rosas, habla del abandono de niños en Bogotá.

‘Estamos en un autismo social y no denunciamos’

Wilfredo Grajales Rosas, director del Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y de la Juventud (Idiprón).

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

03 de abril 2017 , 08:52 p.m.

De acuerdo con Wilfredo Grajales Rosas, director del Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y de la Juventud (Idiprón), hay que entender que el abuso y el abandono de los niños en Bogotá es un delito que se comete intramuros. Dice –además– que la sociedad debe afrontar el daño que se les está haciendo a las nuevas generaciones.

¿Qué hacer con este problema del maltrato y el abandono?
Tenemos que lograr que no haya niños en la calle, que no haya explotación sexual, abusos, ni abandono. Tenemos que lograr que la ciudad rechace cualquiera de estos delitos. Hay que eliminar la naturalización que existe frente a estos casos.

¿Es correcto visibilizar este tipo de casos?
Hay una posición hipócrita de la sociedad en la cual escondemos la víctima. Si el problema está detrás de un muro, pues ya no lo vemos y no nos importa. Estamos en un autismo social. El abuso y el abandono de los menores es un tema intramural, pasa en el hogar, en prostíbulos, en sitios cerrados. Como no es tan público, la sociedad cierra los ojos.

¿La sociedad solo se moviliza con algunos casos?
Sí. Tenemos que romper con esa cultura hipócrita que se desgarra las vestiduras cuando pasan ciertos casos y denunciar todos los casos; incluso, los que comienzan con algo simple y después terminan en monstruosidades. Los abusos menores tienen la misma gravedad porque son la puerta de entrada para delitos que luego nos escandalizan. No dejemos que dañen a nuestros niños. La posición debe ser de cero tolerancia. Si la sociedad, de verdad, quiere proteger a los niños, debemos generar rechazos a estos comportamientos con los menores.

¿Deme un ejemplo de la cotidianidad?
Por ejemplo, cuando un hombre le pregunte a una mujer la edad, y ella le diga “15 o 16 años”, sea razón suficiente para que no siga la conversación y, obvio, tampoco la consolidación de una relación.

¿Cómo tratar a estos niños que son abandonados y maltratados?
También debemos cambiar en la forma de recibirlos después de ser rescatados. No debemos tratarlos como presos. Ellos deben ser recibidos por otros niños, que ya estén felices. Ellos deben sentir que el Estado está preocupado por ellos. El afecto debe ser la clave. Son niños muy afectados, a quienes les explotaron sus sentimientos. Deben encontrar lazos de afecto. No es solo cumplir protocolos, es que se sientan protegidos. Que ningún niño deje de ser atendido porque no hay cupo.

¿Qué zonas se deben priorizar en Bogotá?
La localidad de Santa Fe, Kennedy, Usme, Suba, Ciudad Bolívar, Mártires y las zonas rurales donde estos delitos, aunque no parecen, ocurren, y en los círculos más cercanos a la víctima.

¿En qué más debe cambiar la sociedad?
La sociedad debe ser radical en denunciar al victimario, pues los tenemos al lado.

BOGOTÁ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA