Bogotá

Los sueños de Juan Sierra se cumplieron con la bendición del Papa

Desde que conoció a Francisco en Buenos Aires, en el  2009, su pasión es Dios y el periodismo.

Juan Sierra

Juan Sierra cuenta cómo ser bendecido por el papa Francisco, años atrás, lo llenó de ver e influyó para que pudiera caminar.

Foto:

Pablo Arciniegas / EL TIEMPO

10 de septiembre 2017 , 04:53 p.m.

Aferrado a sus muletas y con una camiseta de la selección de Argentina, Juan Andrés Sierra, de 14 años, también hizo parte de los miles de jóvenes que asistieron, el jueves pasado,  a la misa del papa Francisco en el parque metropolitano Simón Bolívar.

Aunque su camino hacia el parque fue más lento –desde que llegó de Tunja en la noche del miércoles pasado– que el de otros niños de su edad, cada de paso de Juan estaba marcado por una seguridad absoluta.

“Quiero la bendición del Papa", explicó un poco fatigado por el calor previo a la misa; "Por eso llevo la camiseta de Argentina, tal vez así él me reconozca más”.

En el 2009, Juan y su familia se mudaron a Buenos Aires para continuar los estudios de Odontología de su mamá, Catalina. Durante tres años, vivieron en Palermo y Belgrano, y junto con su hermano asistía al colegio Ambrosio Tognoni.

Quiero la bendición del Papa, de nuevo, por eso llevo la camiseta de Argentina

“A los dos años de estudiar allí, un señor que iba a las misas en mi colegio le dijo a mi papá que si quería conocer a un sacerdote para que me bendijera y me ayudara en mi proceso de caminar mejor”, contó.

Héctor, el papá de Juan, accedió, ya que la movilidad de su hijo, desde bebé, había quedado condicionada a un par de muletas, por cuenta de un error en el procedimiento médico a la hora del parto.

“No se presentó el anestesiólogo y el cordón umbilical se enredó en mis piernas; desde entonces, no puedo caminar sin apoyo”, explicó Juan, mientras enterraba con fuerza el extremo de caucho de sus muletas en el piso.

Un señor  le dijo a mi papá que si quería conocer a un sacerdote para que me bendijera

En todo caso, a los 8 años, en la plaza Italia –frente a su colegio– asistió a una misa de este sacerdote, que resultó ser el arzobispo de Buenos Aires.

“Era un señor alto, que se llamaba Jorge, todos decían que podía hacer milagros. Entonces me acerqué a él, me abrazó como si me fuera alzar y me bendijo la frente con el símbolo de la cruz”, contó Juan, con la vista en el Simón Bolívar.

Un par de años más tarde, en el 2012, por cuenta de una operación que aumentaría la probabilidad de caminar mejor para Juan, toda su familia regresó a Bogotá, en donde vivieron más de un año durante el posoperatorio.

“Tenía todas la piernas enyesadas, y, por medio año, me moví en silla de ruedas. Lo recuerdo porque era muy doloroso y porque justo en ese momento, en el 2013, nombraron a un nuevo Papa, y cuando vi las noticias, mi papá y yo nos sorprendimos de volver a ver al sacerdote de Buenos Aires, Jorge”, dijo Juan.

Sin embargo, esta sorpresa no llegó sola. La curación de las piernas de Juan, que iba por muy buen camino, se aceleró, y para cuando cumplió 11 años podía caminar con las muletas, que lo ayudaron a sostenerse durante su tránsito al Simón Bolívar.

“Yo siento que es obra del Papa. Él es un ser sorprendente, acogedor. Alguien capaz de hacer que la vida cualquier cambie, que a ti te renazca tu fe”, sostuvo el pequeño caminante.

De hecho, desde la bendición de Francisco, Juan sumó a su pasión por los deportes y el fútbol, el ser un buen católico.

“Dios y el fútbol son dos de las cosas que más amo y respeto en mi vida. Y no me gustan los fanatismos, trato de tener un equilibrio en cada una, y dedicarle el tiempo que merecen”, dijo.

El Papa es un ser sorprendente, acogedor. Alguien capaz de hacer que la vida cualquier cambie, que a ti te renazca tu fe

Es más, para este joven hincha de Millonarios, la presencia de su vida, como narró, le ha abierto puertas en el campo del periodismo deportivo.

“Como no puedo competir en los partidos de fútbol, decidí leer y analizar más sobre este deporte, y convertirme en periodista deportivo; y con la bendición del Papa, lo estoy logrando”, agregó, mientras pasaba la entrada al parque.

Y así fue, desde enero de este año, Juan inició su carrera en la prensa deportiva como parte del programa Saque Largo Teens, en 'WinSports'. Desde ahí, ha podido cumplir más sueños: conocer a sus deportistas favoritos y discutir, sin problema, sobre fútbol.

“Lo repito, esto es obra de la presencia del papa Francisco. Él puede cambiar la vida de cualquiera. Con su sencillez le regresa a Colombia la fe, y nos enseña a los jóvenes a cuidar nuestro planeta y a vivir en paz”, dijo Juan, como despedida, antes de ingresar a la misa.

PABLO ARCINIEGAS
​Redacción EL TIEMPO ZONA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA